Estrategias para el bienestar emocional (III)

Actualizado: hace 7 días




POR ALEX GARCIA

Fuente: Autismo en vivo

Fotografía: Bing Images

Barcelona, 03/08/2020

La vida de los TEA puede llegar a ser especialmente dura en lo que refiere al bienestar, o mejor dicho, malestar emocional. Es conveniente tener una serie de recursos y estrategias que nos sirvan para limpiar la negatividad y potenciar las emociones positivas.

Dieta mental. Así como algunas personas hacen dieta para cuidar su salud física a través de los alimentos, también la dieta mental sirve para cuidar nuestra salud mental y bienestar emocional a través de controlar nuestros pensamientos. Así como nos comprometemos a no comer ciertos alimentos perjudiciales para nuestra salud, nos debemos plantear el reto de no dejar que ningún pensamiento negativo se apodere de nuestra mente.

Sin duda, los pensamientos negativos llegaran tarde o temprano, pero entonces debemos tener preparada una batería de pensamientos positivos (ver afirmaciones positivas) para contra-restarlos, o mejor aún, tener imágenes de lo que deseas realizar en tu vida para generar también pensamientos y emociones positivas hacia los cuales focalizar nuestra atención. En relación a ello, se puede usar el juego de la pulsera, que consiste en comprometerse a no tener ningún pensamiento negativo en 8 días, y cada vez que fallan se cambian la pulsera de muñeca como recordatorio. Pablo Gómez explica en este vídeo cómo llevar a cabo la dieta mental.


Afirmaciones positivas. Ésta es sin duda una de las herramientas más poderosas y simples que existen, quizás difícil de creer para quienes no la hayan experimentado efectivamente, pero realmente impresionante para quienes la hemos usado con éxito. Para empezar debes analizar los pensamientos negativos más recurrentes y tus creencias limitantes, algunas de ellas directamente relacionadas con estos pensamientos, y saber que estas creencias y pensamientos son quienes más determinan tu realidad. Con toda probabilidad acabarás siendo lo que crees que puedes llegar a ser, o lo que piensas de ti mismo. Así que para cambiar dicha realidad es preciso revisar dichas creencias, muchas veces determinadas por otras personas o por nuestro entorno social, que muchas veces son erróneas, o al menos hasta cierto punto.

A partir de cada pensamiento o creencia limitante, debes escribir una frase corta, en primera persona y en tiempo presente, que signifique el cambio positivo que quieres experimentar en relación a cada aspecto de tu vida. Se puede trabajar con un máximo de 15 afirmaciones, repitiéndolas cada día durante al menos 10 minutos. Para ello, conviene llevarlas escritas en un pequeño papel plastificado que nos quepa en el bolsillo, para así recitarlas en cualquier momento libre, para ti mismo, mentalmente, o en voz alta si sabes que nadie te escucha.

Estas afirmaciones sirven para reprogramar tu mente, cultivando pensamientos de amor, sabiduría y sobre todo empoderamiento. Cuanto más positivos sean tus pensamientos y tu diálogo interno, más positivas serán tus emociones, tu auto-concepto y tus hábitos, tus actitudes y por ende, también la opinión que los demás tengan de ti y tus resultados. En resumen, tu realidad interior determina la exterior.

Borja Vilaseca explica en este vídeo como poner en práctica la técnica de las afirmaciones.


Comunidades de crecimiento personal y/o espiritual. Pertenecer a grupos o comunidades de personas que se juntan con el propósito de compartir y ayudarse en su crecimiento espiritual y personal, es sin duda, una de las soluciones más interesantes y enriquecedoras. Tener personas en quien apoyarse, en quienes poder confiar, con quienes sentirse arropado y querido, y de quienes poder aprender a superar los retos que se nos plantean, es algo que todo el mundo debería hacer, tanto para dar como para recibir.

A la práctica, esta idea puede tomar distintas formas según las creencias e inquietudes de cada cual. A parte de las consabidas comunidades religiosas, están también otros grupos de distintos tipos, como por ejemplo, los que se reúnen para hacer meditación y compartir sus inquietudes, o grupos de ayuda mutua relacionados con problemas específicos, como el caso de los TEA. A nivel internacional existen algunas instituciones de prestigio con una red de entidades locales en muchos países, que pueden desarrollar esta función, al menos en parte, como por ejemplo la Masonería, la Joven Cámara Internacional (JCI) o también los Toastmasters, cada cual con características muy diferenciadas, pero todas ellas interesantes en lo que refiere a la posibilidad de pertenecer a una red internacional que te aporta la oportunidad de crecer como persona.


Crearse un colchón de conciencia y buenos recuerdos. En los malos momentos es cuando hay que poder recurrir a todo lo bueno que tenemos y que hemos vivido. Para ello es conveniente haber listado una selección de las cosas buenas que hemos hecho, que nos hacen sentir bien y nos recuerdan a nuestra mejor versión, así como también un listado de experiencias que recordamos positivamente y que nos conectan con buenas emociones. Ambos nos sirven para conectar con emociones positivas basadas con nuestra realidad pasada y presente, y estas emociones tienen un efecto balsámico en los malos momentos en la medida que nos aportan energía positiva y nos hacen olvidar las experiencias y emociones negativas.


Actividades de interés especial. Como ya hemos explicado en otros artículos, para una persona TEA o más especialmente, en el caso de los Asperger, la forma más sencilla y efectiva de generar emociones positivas es la realización de las actividades que más les gustan, que en el caso de los Asperger suelen ser pocas, pero capaces de generar un nivel de pasión y emoción inalcanzables de ninguna otra forma. Con estas actividades conectan con su pasión y desconectan de la realidad negativa que les provoca el malestar emocional.


70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo