Explicando el vínculo entre los antidepresivos y el autismo




POR JESSICA WRIGHT

Fuente: Spectrum / 06/09/2018

Ilustración: Laurène Boglio

Entre las muchas cosas que se supone que una mujer debe evitar cuando está embarazada están los antidepresivos, en particular un subtipo de las drogas que algunos estudios han vinculado a un mayor riesgo de autismo y de trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Sin embargo, las pruebas que vinculan los antidepresivos con el autismo son escasas. Y la depresión no tratada es peligrosa para una madre y su hijo.

Aquí explicamos lo que los científicos saben sobre el vínculo entre los antidepresivos y el autismo.

¿Tomar antidepresivos durante el embarazo aumenta las probabilidades de que su hijo tenga autismo?

Tal vez, pero incluso si es así, el riesgo es pequeño. Varios estudios han analizado los registros de salud de miles de mujeres para detectar cualquier aumento en los índices de autismo entre los hijos de aquéllas que tomaron antidepresivos durante el embarazo. Algunos de estos estudios encontraron que las probabilidades de que las mujeres tengan un hijo con autismo se duplican. Sin embargo, debido a que el riesgo inicial de autismo es pequeño, este aumento aún se suma a un bajo riesgo absoluto.

Más importante aún, las mujeres que toman antidepresivos pueden tener otros rasgos que son responsables del aumento de los índices de autismo en sus hijos. Muchos estudios que controlan estos rasgos concluyen que no hay riesgo por los antidepresivos en sí.

¿Cuáles son estos otros rasgos?

Un historial de depresión u otras condiciones psiquiátricas en una mujer está relacionado con el aumento del riesgo de autismo en sus hijos. Y las mujeres con depresión grave tienen más probabilidades de seguir tomando antidepresivos durante el embarazo que las que están afectadas levemente, lo que desvirtúa cualquier comparación. El estrés materno, que puede derivarse de una depresión grave, también puede afectar al desarrollo del feto.

Dos estudios publicados el año pasado analizaron datos de mujeres que habían tomado antidepresivos durante un embarazo, pero no durante otro. En cada estudio, los hermanos que fueron expuestos a antidepresivos en el útero resultaron tener el mismo riesgo de autismo que los que no lo fueron. Estos hallazgos sugieren que cuando controlamos la genética o el entorno de la madre, los antidepresivos no aumentan el riesgo de autismo en sus hijos.

Otros dos estudios se centraron exclusivamente en mujeres con problemas psiquiátricos, sólo algunas de las cuales continuaron tomando antidepresivos durante el embarazo. Un estudio no mostró ningún riesgo relacionado con los antidepresivos cuando los investigadores compararon a las mujeres con condiciones psiquiátricas. El otro estudio encontró que, por cada 100 niños con un diagnóstico de autismo, 2 podrían deber su diagnóstico al uso de antidepresivos en la madre durante el embarazo.

Se ha demostrado que la edad, la situación socioeconómica, el nivel de educación y el lugar de residencia (zona urbana o rural, por ejemplo) de una mujer influyen en los índices de autismo de sus hijos. Por ejemplo, en un estudio que demostró que se duplicaban las probabilidades con el uso de antidepresivos, la asociación desapareció cuando los investigadores controlaron 500 factores, incluidos los mencionados anteriormente.

Las mujeres a las que se les diagnostica una afección médica podrían estar particularmente motivadas para buscar un diagnóstico de autismo para su hijo. Este factor puede ser menos preocupante en los estudios que analizan los datos de los países que tienen un sistema de salud universal.

¿Qué debería buscar en un estudio que relaciona los antidepresivos con el autismo?

Los estudios más sólidos se basan en datos de países que tienen un sistema de salud universal y mantienen bases de datos completas de nacimientos y registros médicos. Estas bases de datos permiten a los investigadores buscar tendencias en cientos de miles de personas. No sólo rastrean el uso de antidepresivos y los diagnósticos de autismo, sino también otros muchos factores que pueden influir en el riesgo de autismo.

En general, es importante comprobar cuántas mujeres se incluyeron en un estudio y cuántos niños tienen autismo. Si un estudio incluye muy pocos niños con autismo, sus resultados no serán estadísticamente significativos.

Todos los estudios deben controlar las diferencias entre las mujeres que toman antidepresivos durante el embarazo y las que no los toman. Los mejores estudios se diseñarán específicamente para abordar los factores que pueden influir en el análisis, como los descritos anteriormente.

Algunos estudios también analizan la relación entre el uso de antidepresivos en los hombres y el autismo en sus hijos. Estos datos dan una idea del vínculo genético entre la depresión y el autismo porque el uso de medicamentos de un padre no puede afectar directamente a su hijo.

¿Qué tipo de estudio probaría que los antidepresivos están relacionados con el autismo?

Los estudios de observación nunca podrán proporcionar resultados concluyentes. Además de los factores mencionados anteriormente, estos estudios agrupan las dosis y los tipos de antidepresivos y pueden basarse en informes poco fiables sobre el uso de antidepresivos.

La única forma de demostrar que existe una asociación sería diseñar un estudio en el que un grupo de mujeres tomara antidepresivos y otro un placebo. Pero tal estudio no sería ético porque implicaría negar la medicación a un grupo de mujeres que podrían necesitarla. Los estudios con animales pueden proporcionar información. Sin embargo, es difícil documentar comportamientos similares al autismo en un animal.

Entonces, ¿cuál es el resultado final? ¿Deberían las mujeres dejar de tomar antidepresivos durante el embarazo?

Las mujeres que se enfrentan a esta pregunta deberían consultar a su médico. El riesgo de autismo por tomar antidepresivos es pequeño, si es que existe. Y la depresión severa durante el embarazo o después puede ser perjudicial tanto para la madre como para el niño. Pero el análisis de riesgo-beneficio de los medicamentos será diferente para cada mujer.

SINDICACIÓN

Este artículo fue republicado en el Washington Post.

TAGS: antidepresivos, autismo, epidemiología, estrés materno, embarazo

40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com