https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

He nacido castigado




POR JOSÉ GONZÁLEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 21/04/2022

Fotografía: Pixabay.com



El hecho de ser diferente e incomprendido resulta triste y difícil de conllevar en muchos momentos, hasta el punto de pensar que has nacido castigado de por vida.


Si bien cada vez la sociedad es más tolerante con la diversidad en el sentido más amplio del término, ser diferente del resto sigue siendo un problema, que se sufre en silencio en gran medida. Verte más o menos obligado a participar en dinámicas de grupo, estando más o menos visiblemente a disgusto, o teniendo necesidad de largarte más pronto que tarde, resulta algo triste y duro. Te hace pensar que tu no puedes ser feliz como los demás. Ciertamente no de la misma manera, lo qual abre muchos interrogantes.


Uno de ellos es el de la pareja. La mayoría de las mujeres son más sociables que los hombres, y quieren una pareja que también lo sea. En la medida que busquen una relación seria, quieren un hombre que se lleve bien con su familia y amigos, como garantía de que probablemente también se va a llevar bien con la suya. Alguien que no se lleva bien con su familia plantea muchas dudas a la pareja en potencia. Con ello, uno se ve obligado a mantener dicha buena relación, que no siempre es sinceramente deseada.


Ser Asperger plantea varios retos en la búsqueda de la felicidad. Los dos más importantes son encontrar la zona de confort y lo que yo llamo la zona de activación, esto es una actividad profesional que te estimule, puedas aprovechar tus fortalezas y trabajar a tu aire. Esto es vital, a mi parecer. Después como para cualquier persona, la calidad de las relaciones humanas es clave, que seguramente tendrán más probabilidad de ser buenas si se cumplen las condiciones de la zona de confort y activación, en la medida que ellas te ayudan a ser tu mejor versión, sintiéndote con más autoconfianza y buen humor.


En cualquier caso, todo es más difícil que para un neuro-típico, tu vida va por un carril diferente, que en cierto modo te tienes que buscar tu. Más bien resulta ser una travesía del desierto, sin ningún camino marcado que seguir. Ahí la fe, los sueños y la perseverancia son claves para tirar adelante. Con suerte uno encuentra un oasis en medio del desierto, o incluso consigue cruzarlo.


Recuerdo una conversación que tuve con una amiga en un contexto religioso, que contándole mi vida y preocupaciones me recomendó que me leyera un texto sobre el Via Crucis. Hay que aprender a sufrir como Jesucristo antes de morir. Estamos bien jodidos…

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo