https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Identificar e integrar tu “sombra” para crecer como persona (II)

Actualizado: 1 jun 2022




POR ESTER SANCHEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 24/05/2022

Fotografía: Pixabay.com



La condición Asperger conlleva problemas psicológicos que requieren atención y trabajo para poder sentirse bien y crecer como persona


La sombra se pone de relieve en todo aquello que nos desencadena reacciones emocionales o conductuales instintivas y desproporcionadas. Se vislumbra cuando sacamos lo peor de nosotros mismos. Tiene que ver con la relación entre el bien y el mal en nosotros. Es responsable de los conflictos y el odio. Sin embargo, suele retroceder con la misma prontitud con la que aparece.


También se manifiesta cuando hacemos proyecciones: asociamos características de nuestra sombra a los demás. Pretendiendo expulsar la sombra vemos la realidad de forma distorsionada según los distintos elementos de la sombra: idealizamos personas que tienen atributos que quisiéramos tener o atribuimos valores negativos a personas que nos recuerdan un trauma o algo que rechazamos de nosotros mismos.


La mente tiende a proyectarse hacia el exterior y olvidarse del interior. El inconsciente es como un cine que funciona las 24 horas, y el ego no es más que el espectador de las proyecciones del inconsciente. Pero la realidad se ve en la medida que dejamos de proyectar el inconsciente.


Descubrir la sombra sirve para fomentar nuestra relación con el inconsciente y expandir nuestra identidad, compensando la unilateralidad de nuestras actitudes conscientes con las profundidades inconscientes. Todo lo que nos mueve internamente es una oportunidad de crecer y madurar esta situación. Es una parte nuestra que no podemos destruir ni reprimir: debemos reconocer nuestras debilidades e incluso que podemos realizar ciertos actos socialmente reprobables.


Preguntémonos: “¿Qué es lo que no me gusta de mí mismo? ¿Qué ideas políticamente incorrectas no me atrevo a compartir? ¿Qué tipo de personas y situaciones me hacen sentir especialmente mal? ¿Qué es lo que encuentro más reprobable e inaceptable? ¿Por qué? ¿Qué odio o detesto? ¿Qué me gustaría ser que muy probablemente o seguro no voy a ser nunca? ¿Tengo frustraciones y/o complejos? ¿Qué heridas emocionales tengo que sanar, o qué recuerdos me perturban?


Hacia la mitad de la vida empezamos a integrar la sombra, nos volvemos más comprensivos y compasivos con quienes tienen esta característica. Como dijo Gandhi, “el único diablo que existe habita en nuestro corazón. Es ahí donde hemos de librar nuestra batalla más importante”.


El dolor del rechazo vendrá cada vez que quieras integrar tu sombra, y será el mismo que sentiste cuando decidiste de mover estos elementos hacia tu sombra. El trabajo consiste en dejar de huir de ella, confrontarla y tomar consciencia de ella, dando atención y amor a estas partes rechazadas, escuchando y dialogando con ellas como con un proceso de negociación hasta llegar a un acuerdo y reapropiárselas, aprendiendo a convivir con ellas, estando abierto a las críticas. El odio sólo se vence con amor.


La aceptación de la sombra es necesaria para liberar la carga emocional que nos conlleva. Para ello puede ayudar la valoración de las cualidades positivas que compensan aquellas que nos disgustan. En lo que corresponde a la sanación de traumas, es preciso poder comprender aquellos que nos hicieron daño y ser compasivos con ellos, por cuanto quienes actúan hiriendo los demás suelen hacerlo a raíz de problemas personales que no saben gestionar adecuadamente, o la simple falta de amor. El reto es también asumir la responsabilidad de aquello que pasó, por pequeña que sea y renunciar al victimismo, incluso valorando los beneficios que nos haya podido traer aquellos hechos con el paso del tiempo.


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page