La relación entre el autismo y el trastorno de estrés post-traumático




POR CLAIRE DELANO

Fuente: Autism Parenting Magazine | 19/10/2021

Fotografía: Pixabay.com



Cuando la mayoría de las personas escuchan el término “trastorno de estrés postraumático”, probablemente se imaginan a veteranos de guerra, supervivientes de abusos, etc.


Cuando la mayoría de las personas escuchan el término “trastorno de estrés postraumático”, o TEPT, probablemente se imaginan a veteranos de guerra adultos, supervivientes de abusos o víctimas de desastres naturales. Todas estas cosas pueden causar TEPT, sin duda, pero lamentablemente, muchos niños también se enfrentan a esta condición, incluyendo los niños con trastorno del espectro autista (TEA).



¿Qué es el TEPT?


El trastorno de estrés postraumático es exactamente lo que parece: un trastorno psiquiátrico causado por la experiencia de eventos traumáticos. La exposición al trauma no garantiza el desarrollo del TEPT. Se estima que alrededor del 70% de los adultos en Estados Unidos pasan por una situación traumática al menos una vez, y aproximadamente el 20% experimenta TEPT después.


Los médicos de Estados Unidos diagnostican y tratan el TEPT basándose en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales - Quinta edición, o DSM-5. Este libro, publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría, define una amplia gama de condiciones de salud mental.


Según sus normas, una persona debe haber estado expuesta a "muerte real o amenaza de muerte, lesiones graves o violencia sexual" para poder recibir un diagnóstico de TEPT. La persona puede haber...

  • Haber sido amenazada o dañada directamente

  • Haber sido testigo de la muerte de otras personas o de que éstas fueran amenazadas o dañadas

  • Haber descubierto que un ser querido ha muerto o ha sido amenazado/lesionado

  • Según el DSM, si un ser querido ha muerto, el "acontecimiento o acontecimientos deben haber sido violentos o accidentales" para causar el TEPT

  • Haber estado expuesto a detalles de eventos traumáticos -por ejemplo, un trabajador social puede desarrollar TEPT después de manejar repetidamente casos de abuso severo

  • La exposición mediante fotografías, televisión, películas, etc. no cuenta, a menos que "esta exposición esté relacionada con el trabajo"



Síntomas del TEPT


Los criterios para el TEPT establecen que los síntomas deben a) durar más de un mes, b) causar problemas significativos en el funcionamiento social, laboral y en otras áreas de la vida, y c) no ser causados por otra condición de salud o una sustancia como la medicación. Estos síntomas se clasifican en cuatro categorías:



Síntomas de intrusión


La persona debe presentar al menos uno de estos síntomas:

  • Recuerdos frecuentes y angustiosos

  • Sueños frecuentes relacionados con la experiencia traumática

  • Los niños pueden tener sueños aterradores sin contenido específicamente relacionado con el trauma

  • Flashbacks, o que el paciente sienta/actúe como si el suceso se repitiera. En los casos más graves, puede perder la conciencia de su entorno

  • Los niños pueden revivir la situación jugando. Por ejemplo, un niño que ha sufrido un grave accidente de coche puede volver a representarlo con juguetes durante el juego imaginativo.

  • Reacciones emocionales y/o físicas a cosas que "se parecen o simbolizan" la experiencia. Por ejemplo, un veterano de combate puede sentirse angustiado por los fuegos artificiales que suenan como disparos.



Evitación


La persona debe mostrar al menos uno de estos síntomas:

  • Evitar pensamientos, sentimientos y recuerdos asociados con el trauma

  • Evitar lugares, actividades, personas, objetos, etc. asociados al trauma



Cambios en los pensamientos y el estado de ánimo


La persona debe mostrar al menos dos de estos síntomas:

  • Incapacidad para recordar una parte importante del suceso (pero no a causa de las drogas, el alcohol o el traumatismo craneal)

  • Creencias extremadamente negativas sobre sí mismo, los demás y el mundo. Por ejemplo, la persona con TEPT puede pensar: "No se puede confiar en nadie", "Ningún lugar es seguro", "Me merezco que me pasen cosas malas", etc.

  • Culpabilización poco realista del suceso y/o de sus consecuencias a sí mismo o a otros

  • Estados emocionales negativos prolongados, como el miedo, la ira, la vergüenza, etc.

  • Falta de interés en actividades que antes eran agradables

  • Sentimientos de alejamiento o desapego de otras personas

  • Incapacidad de experimentar emociones positivas (felicidad, amor, satisfacción, etc.)



Cambios en la "excitación y reactividad"


La persona también debe mostrar al menos dos de estos síntomas:

  • Aumento de la irritabilidad, la ira y/o la agresividad

  • Comportamiento autodestructivo o de riesgo

  • Hipervigilancia, o estar constantemente atento al peligro incluso en situaciones que probablemente sean seguras

  • Reacciones más intensas a los sobresaltos

  • Problemas de concentración

  • Dificultad para conciliar el sueño o para mantenerlo



¿El autismo aumenta el riesgo de TEPT?


Hasta ahora, no se ha investigado mucho la relación entre el TEPT y el autismo. Hay algunas pruebas de que los autistas corren un mayor riesgo de padecer TEPT, ya sea porque no están tan preparados para manejar el estrés, porque tienen más probabilidades de sufrir un trauma, o porque una gama más amplia de acontecimientos se registra como un trauma para ellos, o una combinación de ambos.


Los niños autistas pueden correr un mayor riesgo de ser maltratados por sus cuidadores. Un estudio de la línea directa de maltrato infantil de Tennessee descubrió que los niños con TEA eran denunciados a la línea directa 2,5 veces más que los niños neurotípicos. Esto podría deberse a que los niños con TEA entran en contacto con más denunciantes potenciales, como terapeutas y educadores, que los niños neurotípicos. Pero los investigadores sospechan que "el comportamiento desafiante y las deficiencias cognitivas y lingüísticas complejas, el aumento del estrés de los cuidadores, los niveles más bajos de apoyo social de la familia y las tasas más altas de aislamiento de los cuidadores" desempeñan un papel importante.


Un estudio realizado en 1998 descubrió que los índices de abuso sexual son dos veces mayores en los niños con discapacidades del desarrollo en comparación con los niños de desarrollo típico. Los niños neurodiversos podrían ser vulnerables a los depredadores debido a la soledad, a la dificultad para distinguir entre el comportamiento apropiado y el inapropiado, y/o a la imposibilidad de denunciar el abuso debido a las dificultades de comunicación.



¿Qué se considera un trauma?


Ha habido un gran debate entre los psicólogos sobre si la definición de trauma del DSM es lo suficientemente amplia.


Aunque el acoso (normalmente) no cumple los criterios del DSM-5, algunas investigaciones muestran que puede producir rasgos de TEPT en la población general y en la población autista. El acoso y la intimidación son grandes problemas para los niños con TEA. Un estudio de 2012 sobre 1.200 niños del espectro reveló que el 63% de ellos había sido acosado por sus compañeros.


Los individuos con autismo suelen tener mayores respuestas de estrés ante situaciones que no molestan a las personas neurotípicas. Por eso, algunos profesionales se han planteado si cosas menos extremas que la muerte, las lesiones graves o la violencia sexual son suficientes para desencadenar síntomas de TEPT en los autistas.


Rumball, Happé y Grey (2020) encuestaron a 59 adultos con autismo, preguntándoles si habían experimentado un trauma y si mostraban signos de TEPT después. Un total de 35 participantes dijeron que habían pasado por una situación que consideraban traumática, pero que no estaba clasificada como tal según los estándares del DSM. Algunos de los traumas no incluidos en el DSM fueron:

  • El divorcio de los padres

  • Enfermedad

  • Muerte de un ser querido (no por violencia o accidente)

  • Muerte de una mascota

  • Vómito

  • Acoso escolar

  • Dificultades sociales

  • Visita de la policía a la casa

  • Abandono de un familiar

  • Problemas de salud mental

  • Proceso de diagnóstico del autismo


Un total de 22 de los 35 participantes dijeron que habían experimentado síntomas de TEPT, y 15 de esos 22 dijeron que actualmente experimentaban síntomas.


En este momento, no hay respuestas definitivas sobre cómo, por qué o incluso si las personas con autismo están realmente más predispuestas al TEPT. Tampoco está claro si las tasas de TEPT son significativamente mayores en las personas autistas que en la población general. Aun así, es posible que alguien tenga ambos trastornos, por lo que debe estar atento a los signos que pueda presentar su hijo o hija.



¿Qué aspecto tiene el TEPT en un niño con autismo?