Las malas intuiciones




POR FERNANDO GARCÍA

Fuente: Autismo en Vivo | 30/01/2022

Fotografía: Pixabay.com



No hay duda de que soy un tío raro, y tampoco que la mayoría de la gente no entiende apenas la mitad de mis actitudes, intenciones o pensamientos.


Por más que uno vive su vida según lo que le hace ilusión, lo que cree correcto y conveniente, no está siempre pendiente del qué pensaran los demás acerca de tus actitudes. Resultaría insufrible, al menos para mí. A resultas de que no se me da bien ni apenas me da la gana actuar, a menudo la gente intuye equivocadamente mis sentimientos, pensamientos y actitudes. Y la verdad, estoy hasta las pelotas de esto.


El clima de desconfianza social que impera en nuestra sociedad, el programa mental de “piensa mal y acertarás” se toma como víctimas aquellos que nos salimos del patrón habitual. Cuando haces algo que se sale de lo normal, muchos no lo entienden y de entre estos unos cuantos piensan en negativo e incluso actúan en consecuencia de sus malas intuiciones, en la medida que son impulsivos, se dejan llevar por el miedo, su atrevimiento o su arrogancia.


Algo típico es estar en un lugar muerto de asco y que la gente se crea que tienes la autoestima baja, pues en la medida que te falta el estímulo te sientes apagado y ello lleva a malas interpretaciones. Otra muy típica es la relacionada con la tendencia a la humildad, que también se puede relacionar con la baja autovaloración, si bien la actitud humilde es signo de conciencia e inteligencia.


La sinceridad excesiva puede ser también objeto de malas interpretaciones, en la medida que se puede interpretar como intención de crítica sin tener en cuenta la inocencia que muchas veces acomapaña dicha sinceridad. Una actitud muy típica es la de no socializar con los demás, que se interpreta como no quiere saber nada de nosotros, si bien en algún caso pueda ser así.


El cansancio social es uno de los síntomas que más frecuentemente lleva a actitudes antisociales, que también se interpretan equivocadamente. El carácter reflexivo también lleva a pensar muchas veces que tienes poca autoconfianza, cuando en realidad no tiene nada que ver. Pensar bien las cosas antes de tomar decisiones es simplemente señal de inteligencia. En fin, ante tanta mala intuición uno tiene que desarrollar estrategias para que las cosas queden claras y no dar lugar a equivocaciones, pero aún así a veces resulta difícil. La baja confianza social lleva a que cueste ganarse la credibilidad.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo