¿Pueden detener a mi hijo con autismo? Lo que los padres deben saber




POR CAROL WEINMAN

Fuente: Autism Parenting Magazine | 18/06/2021

Fotografía: Pixabay.com



¿Qué mejor momento para iniciar una conversación sobre los encuentros con el sistema de justicia penal que el mes de la concienciación sobre el autismo? Como padres, estamos demasiado familiarizados con el niño que es acosado o victimizado.


Los padres se sorprenden al saber que su hijo corre un mayor riesgo de ser detenido en la parte trasera de un vagón de policía o de sentarse en una sala de justicia en la mesa del acusado.


¿Por qué estamos viendo este aumento de delincuentes con autismo? Por un lado, lo que puede parecer un aumento puede atribuirse simplemente a una mejora en la identificación de estos. En segundo lugar, los agentes de policía no reconocen los signos reveladores del autismo y confunden inocentemente los comportamientos característicos con actividades sospechosas. Y, por último, estos supuestos delincuentes no entienden que lo que están haciendo puede ser incorrecto, y mucho menos delictivo.



Mamá: "¿Cómo ha ocurrido esto?"


"¿Cómo ha ocurrido esto?" Como abogado que defiende los derechos de las personas con autismo, esta es la pregunta que escucho más a menudo en mi reunión inicial con los padres que se enfrentan a la detención de su hijo. Estos padres nunca imaginaron la posibilidad de que su hijo pudiera ser detenido, procesado e incluso encarcelado. Y, el único denominador común verdadero entre estos delincuentes es que tienen autismo.


Entonces, ¿cómo sucedió esto? ¿Qué condujo a este momento y qué deben saber todos los padres para evitar un acontecimiento tan catastrófico?



Los primeros años


Como padres, conocemos la exasperación de tratar con un niño pequeño que está en plena rabieta o crisis. Podemos ver cómo agita las manos o lanza los juguetes. A medida que nuestro hijo con necesidades especiales crece, todavía podemos excusar lo que hemos llegado a conocer como crisis porque nuestro hijo simplemente no puede evitarlo. Pero el panorama cambia cuando esos comportamientos demasiado exigentes continúan en la adolescencia y la edad adulta. Entonces, las crisis pueden considerarse peligrosas o amenazantes. Por eso debemos ser proactivos y ofrecer a nuestros hijos habilidades y herramientas para evitar los desencadenantes y gestionar las crisis.



Delitos comunes


En mis años de representación de acusados con autismo, he encontrado que los delitos más comunes son el acoso, el acecho, la agresión sexual y la pornografía infantil. A menudo, este tipo de comportamiento se manifiesta por primera vez cuando los niños son adolescentes. Las razones por las que estos delitos encabezan la lista son la curiosidad hiperactiva, la falta de empatía, la "teoría de la mente" y la desregulación, todas ellas típicas de los niños con autismo.



Cuatro sencillos consejos


A continuación, se ofrecen consejos fáciles de poner en práctica desde el principio:

  1. Controle el acceso al ordenador de su hijo mediante consejos fáciles de poner en práctica desde el principio manteniendo el ordenador en una zona común de su casa

  2. Anime a su hijo a hacer preguntas ofreciéndole un entorno hogareño seguro y sin prejuicios

  3. Encuentre formas de mantenerse conectado con su hijo regularmente

  4. Limite el tiempo de uso del ordenador, aparte de las tareas escolares, a una o dos horas al día



Una perspectiva legal


Para entender mejor cómo su hijo podría llegar a un tribunal o a una prisión, debe saber cómo el proceso legal aborda el autismo.


Con el aumento de los encuentros entre las fuerzas del orden y las personas con autismo, los agentes de policía, los abogados, los fiscales y los jueces se enfrentan a un territorio desconocido. La mayoría no entiende el autismo y el sistema de justicia penal aún no ha establecido leyes que aborden el autismo. Algunos tribunales estatales pueden tener programas diseñados para desviar y tratar a los delincuentes con enfermedades mentales. Pero, como el autismo es un trastorno neurológico y del desarrollo, no se considera una enfermedad mental. Por eso, defender a las personas con autismo es un reto novedoso que requiere una comprensión íntima y un entendimiento de cómo actúan y piensan las personas con autismo.



No es lo que parece


Uno de mis casos más gratificantes fue el de un joven de 21 años detenido por acoso. Todo empezó cuando estuvo sentado al volante de su coche aparcado durante horas frente a la casa de la víctima, con prismáticos en la mano y comida en el asiento del copiloto. Un vecino preocupado llamó a la policía. La policía llegó, ordenó al conductor que saliera del coche y procedió a su detención. Cuando le pregunté a mi cliente si entendía por qué lo que había hecho estaba mal o era ilegal, pareciendo evidentemente desconcertado, respondió: "No".


A medida que se acercaba la fecha del juicio, me dirigí al fiscal para argumentar la singularidad de mi caso. Al fin y al cabo, el futuro de mi cliente pendía de un hilo. Le dije: "No es lo que parece". Incrédula, respondió: "¿Estás bromeando? Había prismáticos y comida en el coche". Insistí apasionadamente en mi intento de hacerla entender. Al principio se resistió, pero pude convencerla de mi manera de pensar. El caso nunca llegó a ver el interior de un tribunal y mi cliente evitó una condena penal. No todos los acusados de delitos con autismo son tan afortunados.



"Mi hijo no lo hizo a propósito"


La mayoría de los acusados con autismo por los que abogo no tenían la intención de cometer un delito ni de dañar a otra persona. Más bien, los actos delictivos son una reacción a una situación determinada. Actuaron de la única manera que conocen para protegerse de una amenaza percibida.


Para entender mejor esto, veamos los siguientes escenarios en los que su hijo podría ser acusado de agredir a otra persona.


  1. Usted recibe una llamada alarmante de la escuela de su hijo. La policía está allí para detener a su hijo por golpear a un profesor. Más tarde descubre que su hijo estaba reaccionando a algo que dijo el profesor.

  2. Usted y su hijo están en el supermercado. Usted avanza por un pasillo con su hijo detrás. De repente, oye un grito. Rápidamente se gira para ver a un desconocido boca abajo en el suelo y a su hijo cerca. Un empleado de la tienda llama a la policía, que detiene a su hijo por agresión. Más tarde, usted se entera de que su hijo creía que el desconocido le estaba mirando.

  3. Su hijo de 20 años se siente atraído por una chica que ve caminando por la calle. Siendo ingenuo y poseyendo la madurez emocional de un niño mucho más joven, se acerca a ella y le toca inapropiadamente las nalgas.



¿A dónde vamos a partir de aquí?


El arma más eficaz para combatir las futuras detenciones y encarcelamientos de personas con autismo es la educación y la comprensión. Debemos ilustrar a quienes tienen poder de decisión legal.


A continuación, se recomiendan medidas para reducir las detenciones:


  1. Formar a los policías, fiscales, abogados y jueces para que reconozcan los signos del autismo

  2. Formar a los agentes de policía sobre cómo interactuar con las personas del espectro autista

  3. Educar a los abogados, fiscales y jueces sobre los comportamientos y déficits mentales característicos de las personas con autismo

  4. Formar a los empleados de las escuelas sobre cómo interactuar con los alumnos del espectro

  5. Formar a los padres para que reconozcan las señales de alarma

  6. Enseñe a sus hijos a regular sus emociones

  7. Instruya a sus hijos sobre los comportamientos adecuados y lo que se considera un delito


Las recomendaciones ofrecidas aquí no garantizan que nunca reciba esa temida llamada de que su hijo ha amenazado a alguien o ha sido arrestado. Sin embargo, es de esperar que le ayuden a responder a la pregunta: "¿Cómo ha ocurrido esto?". Dotar a sus hijos de las habilidades necesarias y concienciarles de cómo se comportan y perciben los niños con autismo es un buen punto de partida.


Páginas web: http://weinmanlawoffice.com/ , http://www.autismadvisorsandadvocates.com/


Correo electrónico: csweinman@weinmanlawoffice.com , info@autismadvisorsandadvocates.com


Este artículo apareció en el número 87 de la revista Building ASD Awareness and Communication: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-87-building-asd-awareness-communication/


https://www.autismparentingmagazine.com/my-child-with-autism-arrested/

122 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo