Qué es el síndrome de Asperger



Fuente: Stimulus / 03/10/2019

Fotografía: Stimulus

El síndrome de Asperger (SA) se define como un trastorno del desarrollo que implica una alteración de tipo neurobiológico que afecta al procesamiento de la información

En 1943 el psiquiatra y pediatra Hans Asperger en su trabajo para ser habilitado como profesor describió un síndrome al que llamó “psicopatía autista”. Años después, en 1981, Lorna Wing, en reconocimiento al trabajo de su predecesor decidió redefinirlo como Síndrome de Asperger. A pesar de todo esto hasta la década de los 90 este trastorno no fue incluido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) concretamente en 1994.


Es sus trabajos Asperger definía a sus pacientes como “pequeños profesores” ya que considerada que todos ellos poseían una inteligencia superior. Sus estudios fueron publicados en alemán y al ser contemporáneos a la Segunda Guerra Mundial su difusión no fue muy grande hasta que Wing decidió retomarlos años más tarde.


La figura de Asperger a estado desde entonces muy ligada al Síndrome que lleva su nombre. En 2006 se cumplían 100 años del nacimiento del médico austriaco y fue declarado Año Internacional del Síndrome de Asperger. Además, desde 2007 el día 18 de febrero, fecha de nacimiento de Hans Asperger, se celebra el día internacional de este Síndrome.


A menudo a nivel coloquial se usa el término Síndrome de Asperger, en un porcentaje alto de los casos con un componente peyorativo, pero ¿Realmente sabemos a que nos referimos cuando hablamos de este trastorno? ¿Conocemos sus principales características y lo que supone padecerlo o que algún familiar lo padezca? En este artículo intentaremos dar respuesta a estas cuestiones y a alguna más.


¿De qué hablamos cuando nos referimos al Síndrome de Asperger?

El Síndrome de Asperger (SA) se define como un trastorno del desarrollo que implica una alteración de tipo neurobiológico que afecta al procesamiento de la información. Las personas con SA presentan un aspecto físico y una inteligencia que pueden considerarse normales, de hecho, en algunas ocasiones ese coeficiente intelectual puede ser superior al de la media. Normalmente estas personas presentan un estilo cognitivo particular y de forma frecuente algunas habilidades especiales en áreas concretas.

Este trastorno tiene una incidencia alta que supone la presencia de entre 3 y 5 casos por cada 1000 nacimientos. Se encuentra englobado dentro de los llamados Trastornos del Espectro Autista (TEA), aunque conviene aclarar que sus competencias lingüísticas e intelectuales se mantiene como una categoría diferente al Autismo.


Autismo y Síndrome de Asperger ¿Estamos hablando de lo mismo?


Lo cierto es que en este sentido el debate aún se mantiene. Algunos expertos defienden que el Síndrome de Asperger debería clasificarse como un trastorno por separado, mientras que otros se oponen a esta idea esgrimiendo el argumento de que tanto Asperger como Autismo mantienen las mismas dificultades de base y en lo único en que se diferencian es en el grado en el que estas se manifiestan.

De momento, los puntos comunes que existen entre el Autismo y el Síndrome de Asperger se consideran que son suficientes para que ambos estén incluidos dentro de los Trastornos del Espectro Autista y por ende en la categoría de Trastornos del Neurodesarrollo.


Principales rasgos de las personas con Síndrome de Asperger

En este trastorno cobran especial importancia las diferencias individuales. Existe una gran variabilidad entre los casos, dando como consecuencia un amplio abanico de manifestaciones que pueden aparecer o no y que también difieren en la intensidad con que se presentan. Normalmente las áreas más afectadas por los déficits que se derivan del SA son las siguientes:

Seguir leyendo… AQUÍ



57 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo