¿Qué es la estimulación vocal en los niños con autismo?




POR SHARON LONGO

Fuente: Autism Parenting Magazine / 22/02/2021

Fotografía: Autism Parenting / Pixabay



El stimming, que es un apodo de "conducta autoestimulante" es un comportamiento repetitivo como golpear la cabeza, agitar las manos, mecerse o hacer ruidos o sonidos que ayudan a un niño con trastorno del espectro autista (TEA) a autocalmarse.


La estimulación, que es un apodo para el "comportamiento autoestimulante", es un comportamiento repetitivo como golpearse la cabeza, agitar las manos, mecerse o hacer ruidos o sonidos que ayudan a un niño con trastorno del espectro autista (TEA) a tranquilizarse.


En el caso de la estimulación vocal (o estimulación verbal), el niño puede hacer ruidos como gemidos, gruñidos, chillidos agudos, chillidos, tarareos o repetir palabras al azar, palabras de una canción conocida, frases o líneas de una película.






¿Por qué se produce la estimulación vocal?


Los comportamientos y movimientos repetitivos de auto-estimulación pueden proporcionar una "entrada sensorial" a los niños con TEA, ayudándoles a hacer frente a cualquier cosa estresante en su entorno, o ayudándoles a concentrarse o a expresar sus sentimientos. Puede ser tranquilizador porque es un comportamiento predecible que controlan. En un restaurante lleno de gente, un niño con TEA puede sentirse abrumado por el ruido, y la estimulación le ayudaría a ignorar los sonidos fuertes. La Dra. Mary Barbera, analista de la conducta titulada, equipara la estimulación a las actividades que podemos realizar en nuestro tiempo libre, como tocar un instrumento o practicar un deporte.


El modo en que esto nos ayuda a descomprimirnos después de un largo día de trabajo es comparable a la ayuda que recibe el niño con autismo mediante la estimulación vocal. La estimulación vocal suele producirse con niños que están menos avanzados en sus habilidades lingüísticas y sociales, y puede ser difícil de detener.






¿Qué pueden hacer los padres para reducir la estimulación vocal?


Los padres pueden preguntarse cómo reducir la estimulación vocal. Los expertos sugieren que los padres o cuidadores sólo deben tratar de reducir la estimulación vocal en el momento en que se produce si el comportamiento repetitivo que el niño está mostrando causa un problema.


Si el comportamiento impide que el pequeño aprenda, le excluye de los entornos sociales con otros niños o si su estimulación es peligrosa o dañina para él o los que le rodean, entonces los padres deben intervenir.


Entonces, ¿qué estrategias pueden adoptar los padres para intentar reducir la estimulación vocal del autismo? En primer lugar, los padres deben considerar por qué se produce el comportamiento. ¿Quizás hay momentos en los que ocurre con más frecuencia? Observar al niño para saber qué es lo que desencadena el comportamiento y cuándo y dónde ocurre más. También es importante hablar con un psicólogo o un especialista en educación con experiencia en este campo para descartar otros motivos de la estimulación.


Muchos expertos sugieren que se busque un comportamiento similar al de la estimulación para que el niño siga sintiéndose calmado y reciba estímulos, pero sin distraer a otras personas con el sonido. El sustituto debe ser algo apropiado que el niño pueda hacer en función de su capacidad y edad y algo que sea relevante para el entorno. Algunas sugerencias son tararear una melodía, soplar burbujas o hacer juegos de simulación/cantar canciones que permitan hacer sonidos de animales.


Otros dicen que hay que establecer normas sobre dónde y cuándo puede producirse la estimulación vocal, explicándoselo al niño y reconociendo también la importancia de que el comportamiento sea sustituido en esos entornos. Si el niño es capaz, enséñele sobre habilidades sociales y modales y por qué algunos de estos comportamientos pueden no encajar en algunas situaciones. Los padres deben analizar la forma en que interactúan con su hijo, encontrando formas de enseñarle a obtener la mejor reacción con la menor cantidad de angustia. El juego de roles o el uso de una historia para explicar estas ideas es útil. Es importante repasar esas reglas con frecuencia, especialmente antes de ciertos compromisos sociales que podrían resultar abrumadores para el niño.


Si los padres saben de antemano que un evento va a ser demasiado estimulante, pero que habrá un momento o una zona para que el niño haga su estimulación vocal, deben explicárselo al niño. A veces, los padres tendrán que buscar un lugar donde el niño pueda estimularse vocalmente y relajarse.


También es útil mantener una línea de comunicación abierta con la escuela del niño como socio. Un niño con TEA puede necesitar que se establezca un plan de comportamiento. También podría beneficiarse de una adaptación 504 o de un Plan o Programa Educativo Individualizado (PEI) para poder disponer de servicios especiales en el aula o en el entorno educativo.


En la línea de un plan de comportamiento, se sugiere tener tablas de comportamiento o de recompensas y utilizar horarios y calendarios para planificar eventos próximos y posiblemente estresantes. Es útil avisar al niño con antelación si un acontecimiento previsto tiene que cambiar.


También se sugiere incluir en el horario del niño un límite de tiempo de pantalla. A los niños les encantan los videojuegos, y muchos con TEA sienten una intensa atracción por ellos. Mientras que algunos juegos educativos están bien, otros pueden aumentar los comportamientos inadecuados en entornos sociales.


Algunos niños autistas utilizan la estimulación vocal para expresar sus emociones, y los padres deben responder a esos sentimientos. Por ejemplo, un niño que se alegra de visitar el zoo puede empezar a estimular vocalmente. Un padre puede preguntarle al niño si hace ese sonido porque está deseando ver a los animales, dando así crédito a los sentimientos del niño.


El Dr. Barbera afirma que trabajar para mejorar las "habilidades lingüísticas y de aprendizaje" del niño le ayudará a sustituir algún día su estimulación vocal inadecuada por "algo funcional e igualmente valioso."




Resumiendo


La estimulación vocal es un comportamiento que se observa con frecuencia en los niños con autismo y, aunque puede ser preocupante para los padres y causar muchas preguntas, no es una causa de preocupación inmediata. Reconocer cuándo y por qué se producen estos comportamientos, planificar con antelación las ocasiones en las que puede ocurrir y sustituir el comportamiento por otro más adecuado en determinadas circunstancias puede ayudar tanto a los padres como al niño.



SHARON LONGO


https://www.autismparentingmagazine.com/autism-children-vocal-stimming/?utm_source=ActiveCampaign&utm_medium=email&utm_content=%5BNew+Interesting+Topics%5D+Autism+++Eye+Contact%2C+Empathy%2C+Vocal+Stimming%2C+++More&utm_campaign=Feb+25+2021+2nd+newsletter+w%2F+SEO+Promotion