https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Sensibilización y empatía




POR GABRIEL MARIA PÉREZ

Fuente: Univers Àgatha | 29/10/2023

Fotografía: Pixabay



Es complicado, muchas veces, cuando te sientes inmerso en la necesidad de dar a conocer un trastorno, un síndrome, en mi caso el autismo, que es lo que tiene mi hija pequeña Àgatha ya adulta, y continúas recibiendo la extrañeza de propios y extraños.


Esta extrañeza sabes que a la vez también te hace extraño a ti mismo, a los ojos de los que siempre observan a tu hija como un ente raro y a un padre desquiciado por tener este tipo de engendro.


La verdad es que esto da rabia, ¿quién eres tú para juzgar a la gente sin tener ni idea de la realidad de una problemática, no hablo sólo la relacionada con el autismo, sino con cualquier discapacidad que crea un velo de incredulidad y rechazo innato en mucha mucha gente?¿Poca solidaridad?


Más bien ignorancia y muchas veces por desgracia, poca sensibilidad y empatía.


A mucha gente le gusta venir y ponerte cara de compasión mientras te dicen el, “pobre niña, pobrecitos padres, ya tienen el cielo ganado”.


Podría ser que este cielo que se imaginan, tan lúcido y lustrado, nos lo hayamos podido ganar, y podría ser que las criaturas dulces que tenemos vengan directamente de allí, pero también es cierto que los padres que tenemos estas complicadas personitas buscamos mucho más que ese cielo.


Lo que muchas veces intentamos es el de dar a conocer lo que representa y es el autismo, y la lucha por reivindicar un montón de ayudas, tanto económicas como de servicios, sólo para ataviar la sensación de ir vagando entre un especialista u otro, o entre una institución u otra.


Por eso necesitamos sensibilización y lucha: sensibilización con los sentimientos, sensibilización a las emociones, a las empatías, sensibilización con el hechizo de estas personas que, como bien decía el gran y tristemente desaparecido escritor Salvador Riera, sufren una (dis)capacidad, pero por otra, parte también hay que reivindicar, pedir, luchar, porque son tantos que ven limitadísimas sus posibilidades en el día a día, debido a esa falta de apoyos institucionales.


Se necesitan muchas más ayudas, además dar a conocer qué y cómo es este trastorno y que las instituciones oficiales aumenten los servicios e implicaciones en todos los términos posibles.


Falta mucho, falta mucho por lograr.


Ésta continuará siendo mi lucha, a mi manera y con mi amada Àgatha dándome su inconsciente y poderoso soporte, una luz propia maravillosamente enigmática y bella.



Gabriel Maria Pérez


144 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Hola! Espero que te encuentres bien! Tenía muchas ganas de decirte lo increíble que es tu blog! Soy Tea y me he sentido muy comprendida y escuchada! Gracias por tan buena información! Porfavor! No dejes de escribir y públicar, actualmente aun es difícil encontrar buena información con buenas referencias! Gracias infinitas por la información, deficinitamentelo compartiré con mis grupos de apoyo

Like
bottom of page