Verdades, mentiras y malos entendidos




POR ALEX GARCIA

Fuente: Autismo en vivo | 01/05/2021

Fotografía: Pixabay



La sinceridad no es un valor tan frecuente como algunos quisiéramos en nuestra sociedad, y sucede a menudo que siendo sincero al dar una explicación te toman por mentiroso. Es triste pero en algunos casos episodios de este tipo llegan a romper una relación.


Recuerdo por lo menos un par de veces, que había quedado con algún amigo o para asistir a alguna fiesta y finalmente no fui porque me encontraba mal. Llamé para avisar dando esta explicación y no se lo creyeron, se lo tomaron mal. En uno de los casos, la relación ya no volvió a ser lo que había sido. Cierto que habría podido esforzarme en enriquecer e insistir en la explicación, pero no es mi estilo. De natural, si digo la verdad no veo porque tengo que esforzarme en que el otro deje de pensar que soy un mentiroso. Puedo entenderlo pero me cansa enormemente tener que ponerme en modo neuro-típico en estos casos, y a veces simplemente no tengo ánimos para dar más explicaciones.


Por encima de todo, la conciencia de haber dicho la verdad es lo más importante, y hay que entender que muchas veces el problema lo tiene la otra persona, a quien quizás varias personas le han dado falsas excusas para no asistir a su fiesta o lo que sea y entonces está especialmente susceptible con todos aquellos que no acuden a su cita o aceptan su invitación. Es triste, pero es uno de estos casos en los que los Asperger muchas veces no sabemos cómo reaccionar, y como he dicho, se puede llegar a deteriorar mucho la relación, especialmente si no hay suficiente confianza y la otra persona es excesivamente susceptible.


Por suerte, con el tiempo la gente se va conociendo mejor y uno se puede ganar la confianza que merece, pero sigue siendo raro esto de ser sincero por doquier, y me molesta sobremanera el hecho de tener que actuar de manera que el otro pueda aceptar mi comportamiento (en lugar de poder dar una explicación sincera, y que sería del todo aceptable si el otro supiera seguro que es verdad) por falta de credibilidad, que no es más que una falta de credibilidad social, puesto que impera la desconfianza por defecto en muchos casos.


Voy a ser pesado una vez más en mi empeño por comparar entornos culturales. Este tipo de problemas son mucho menos frecuentes en mis entornos culturales favoritos, los de influencia protestante y confuciana, como explico en el artículo “Clústeres Asperger friendly”. En estos entornos, y con más fuerza en los Países nórdicos, hay un alto nivel de confianza en la sociedad que hace las cosas mucho más fáciles y evita estos y muchos otros problemas.


Otro tipo de malentendido típico de los Asperger es el debido a la interpretación literal del lenguaje. Me acuerdo que de muy joven, alguna vez alguien me había propuesto de ir a tomar un café, y yo pensé “pues no me apetece ir a tomar café ahora”, y le dije que no. Y obviamente a la otra persona no le hizo ninguna gracia mi reacción. Se trataba en dos casos de personas con quienes no había una relación de confianza, por lo que realmente fue (en lenguaje neuro-típico) como decirles que no quería crear una relación de amistad con ellos. Años más tarde me di cuenta de mi error…


¿Habéis vivido experiencias similares?

Entradas Recientes

Ver todo