Ángeles caídos




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo | 06/12/2021

Fotografía: Pixabay



Leyendo libros sobre la proyección astral y viajes extracorporales me quedé dormido, entonces sentí como salía de mí mismo y me proyectaba hasta un espacio en blanco.


Divagué lentamente mientras me alejaba de mi cuerpo durmiente hasta que encontré una figura que no parecía ni hombre ni mujer.


-¿Quién eres?- le pregunté. -¿Y dónde estamos?


-Me llamo Sariël y soy un ángel caído. Estás en el Infierno.


-¿Y cómo has llegado a parar aquí?


-Le dije a Dios que si el hombre llegaba a volar no sería del todo bueno, Él me contestó que si el hombre surcaba los cielos sería porque habría conseguido la bondad de los ángeles, discutimos y como no le di la razón me envió aquí.


Me quedé algo sorprendido y preocupado.


Más adelante encontré a otro ángel caído:


-Me llamó Tarmiël, llegué aquí por decirle a Dios que algún día los hombres podrían comunicarse a grandes distancias, entonces Él me dijo que para ello los hombres tendrían que ser tan buenos como los ángeles, discrepé y el no darle la razón me hizo que me tirase del Cielo.


Me quedé tan preocupado que les hice la siguiente petición:


-Ya que estoy aquí quisiera ver al más grande de los ángeles caídos.


Sariël y Tarmiël se quedaron mirándome y luego mirándose entre ellos.


-No sé si aceptará verte, pero podemos preguntar.


Una hora después Säriel me mostró un camino diciéndome que la casa de Luzbel estaba al final de él.


Recorrí poco a poco el largo camino mientras sentí que anochecía.


Cuando llegué vi a una figura sentada en una mecedora.


-Hola hijo- me espetó.


Me sorprendió que el mismísimo Diablo tuviese una actitud y aspecto tan dóciles.


-Hola buenas, quería saber por qué Dios prescindió de uno de sus arcángeles, algo muy grave debió hacerle.

-De acuerdo— dijo Luzbel- le expliqué hace eones que si creaba al ser humano a su imagen y semejanza no todo lo que éste haría sería bueno y entonces sentí la verdadera ira de Dios y me envió aquí eternamente… Pero tras siglos y siglos de Historia, los seres humanos me han acabado dando toda la razón.



67 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo