https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

Amigos por aquí, amigos por allá…




POR JUAN SOLER

Fuente: Autismo en Vivo | 26/12/2021

Fotografía: Pixabay.com



No es ningún secreto que en las sociedades latinas la amistad y la familia ocupan un lugar preferente en la escala de valores de la mayoría de la gente.


El problema viene cuando estos valores se vuelven una obsesión y se sobrevaloran. En este punto, los Asperger, muchos de los cuales gusta de estar solos en muchas ocasiones, se sienten absolutamente fuera de juego, en la medida que esté mal vista la soledad, que muchos van a interpretar como que no tienes amigos. Para algunos esta sería una de las peores desgracias posibles.


Otro punto a tener en cuenta es que aún que tengas amigos, incluso muchos, si no haces un poquito de marketing de tu vida social, hay quien tiende a pensar que no los tienes. A mi, por ejemplo, me gustan las relaciones uno a uno, basadas en conversaciones largas y profundas, más que en actividades de grupo o fiestas. Ello representa en cierto modo una falta de marketing personal, puesto que no se da la ocasión para dar visibilidad a los amigos con quienes tengo una relación individual.


Hace un tiempo, la aparición de las redes sociales, y sobretodo Facebook, parecía ser una ocasión para resolver este problema del marketing personal. Con el paso del tiempo, cada vez más gente pasa del Facebook, o se sabe que a menudo muchos de los “Facebook Friends” apenas son conocidos. En mi caso, me uní a Facebook hace relativamente pocos años tanto para seguir en contacto con amigos que viven en otros países como para retomar el contacto con algunos a quienes había perdido la pista.


Como tantas cosas, es un invento que puede traer grandes beneficios, por más que alguien también lo pueda usar con objetivos perversos o irresponsables. En Facebook se ilustra muchas veces la obsesión de algunos por sumar más y más “amigos” para no quedarse atrás y que nadie se vaya a pensar que tienes demasiado pocos.


Al final esto resulta en una presión social que para un Asperger resulta a veces algo difícil de gestionar. Si vas a tu bola y eres humilde, como es muy propio de los Asperger, pasas de las normas sociales y al final acabas forjándote una imagen mucho peor de la que mereces. Ello puede fácilmente restarte valor, en la medida que muchos te valoren según la cantidad de amigos que tengas, y al final que te traten como si no tuvieras, lo cual te acaba generando un trauma subconsciente, que los demás perciben fácilmente. Es un círculo vicioso difícil de resolver. Madre mía con los amigos…

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo