Beneficios de la terapia del lenguaje para niños con autismo

Actualizado: 31 de dic de 2020




POR MICHELLE LACHMAN

Fuente: Autism Parenting Magazine / Communication Skills

Fotografía: Autism Magazine / Pixabay



El trastorno del espectro de autismo (TEA), a menudo conocido coloquialmente como sólo "autismo", es una condición neurológica presente en los niños desde el nacimiento y, generalmente, se detecta en los primeros años de vida.

Para un niño con TEA, su desarrollo se manifiesta de diferentes maneras. Algunos tienden a luchar para comunicarse e interactuar con la gente, y el desarrollo de las habilidades cognitivas se retrasa.


Mientras que los niños con autismo tienen diferentes grados de estas facetas, cualquier gravedad se unifica por la conexión con el habla y la comprensión lingüística. Con la ayuda de un equipo de profesionales, los niños del espectro autista pueden desarrollar habilidades de comunicación y vivir con mayor felicidad y comodidad. La terapia del habla puede ser un recurso invaluable para un niño con TEA y sus seres queridos.



Los signos de que un niño puede necesitar terapia del habla


Para cuando un niño con autismo cumple tres años, normalmente comienza a mostrar algunas señales de estar luchando con sus habilidades de comunicación.


Por ejemplo:


  • No hablar en absoluto

  • Tarareando o cantando palabras y frases durante un período de tiempo prolongado

  • Ecolalia (repitiendo lo que escuchan)

  • Escoger las palabras correctas, pero hablar en un tono monótono sin expresiones o inflexiones de voz

  • Haciendo un rango de sonidos para la comunicación sin usar palabras reales: como gruñidos, chillidos y ruidos ásperos.

  • Estos desafíos del habla hacen que sea difícil para un niño expresar sus necesidades.


Navegar por un mundo que está configurado para responder a ciertas reglas del lenguaje que son difíciles de seguir o de entender se convierte rápidamente en algo frustrante para el niño. Los padres cuyo hijo muestra algunos o todos los comportamientos mencionados anteriormente, pueden decidir que es hora de considerar la terapia del habla para el autismo, ya que la intervención temprana puede ser beneficiosa.



Los terapeutas del habla y del lenguaje ayudan con los desafíos de comunicación


A un niño con autismo le puede resultar difícil captar las habilidades de comunicación tanto orales como no verbales. Trabajar con un experto patólogo del habla puede ayudarles a aprender a comunicarse de forma más efectiva para una mejor calidad de vida.


Cuando los padres y el niño se reúnen por primera vez con un patólogo del habla y el lenguaje autorizado, se realiza una evaluación. Mediante el uso de conversaciones y juegos apropiados para la edad del niño, el terapeuta obtiene una idea de las capacidades actuales del niño. A partir de ahí, es posible identificar áreas de mejora y formular una estrategia para ayudar en el desarrollo del lenguaje y las habilidades cognitivas.


En los casos en que el niño no puede hablar o tiene una capacidad de habla mínima, la terapia del habla sigue siendo relevante. Los terapeutas con experiencia en niños con autismo conocen una serie de métodos de comunicación alternativos que pueden hacer que su cliente se sienta más cómodo y actuar como un puente hacia nuevas habilidades verbales.


Por supuesto, el lenguaje hablado no es el único tipo de comunicación para los humanos. Estos métodos adicionales no son simplemente una medida provisional, sino que se suman a la capacidad general del niño para expresarse.





Técnicas de terapia del habla para niños con autismo


Un logopeda que trabaja con un niño autista puede utilizar los siguientes enfoques durante una sesión:


  • Lenguaje de signos y gestos

  • Masajear y fortalecer los músculos de la mandíbula, la garganta, la boca y los labios para ayudar a desarrollar la capacidad de hablar.

  • Ayudar al niño a usar aplicaciones digitales que producen sonidos

  • Un sistema de comunicación de intercambio de imágenes (PECS)

  • Dispositivos de salida de voz

  • Cómo la terapia del habla ayuda a los niños con TEA

  • La terapia del habla es crítica para los niños autistas que luchan con la comunicación. Les ayuda a expresarse mejor y a formar relaciones con amigos y familiares. Las investigaciones sugieren que al menos el 65% de los preescolares con autismo aprenden a comunicarse y a adquirir habilidades de lenguaje si empiezan la terapia temprano.


La terapia del habla también es útil para los niños que están en el extremo más leve del trastorno del espectro autista. Aunque pueden usar palabras y frases complejas, la terapia del habla puede ayudarles a fortalecer las áreas que les dan problemas, como la comprensión del tono y el volumen y la incorporación de habilidades no verbales.


Las sesiones de entrenamiento también pueden ayudar al niño a desarrollar su confianza general y a disminuir la sensación de aislamiento que puede producirse por la dificultad en las interacciones sociales.


Éstas son algunas de las habilidades que los niños aprenden en la terapia del habla:


  • Ser más conscientes del lenguaje corporal y del contexto situacional.

  • Identificar las expresiones faciales

  • Articulación clara

  • Modulación de voz y tono

  • Conectando las imágenes con las palabras



Con estas habilidades, se hace más fácil:


  • Comenzar una conversación en lugar de sólo responder cuando se le habla.

  • Comprender las preguntas y dar las respuestas pertinentes

  • Mantener conversaciones, intercambiando ideas y conceptos

  • Construir relaciones a través de la comunicación cara a cara

  • La terapia del habla es relevante en todo el espectro

  • Como se mencionó anteriormente, ASD es un término general que incluye una amplia gama de niveles de habilidad. Muchos niños con autismo son niños capaces en muchos sentidos, pero luchan con sus habilidades de comunicación. Sus desafíos pueden incluir el contacto visual y el discernimiento de las expresiones y el lenguaje corporal. Algunos niños con autismo tienden a hablar en un tono plano y robótico y podrían evitar las interacciones sociales.


La terapia del habla no se trata sólo de palabras - puede ayudar a enseñar a los niños autistas a conectar las palabras con otras pistas. Un terapeuta del habla guía a su cliente para que se sienta más cómodo con el contacto visual y note el contexto de los gestos de las manos.


Una sesión puede incluir la práctica de usar o notar las inflexiones de la voz. O, aumentar la confianza en las conversaciones bidireccionales desglosando los detalles de la escucha, la comprensión y la respuesta.



Conclusión


Cada niño con autismo es un individuo excepcional con habilidades y destrezas únicas. Como cualquier niño, sus fortalezas pueden ser mejor apoyadas cuando reciben la ayuda que necesitan en las partes de la vida que no son tan fáciles. Es aconsejable que los padres hablen con su médico o terapeuta de confianza sobre lo que la terapia del lenguaje puede hacer para ayudar al crecimiento de su hijo.




Michelle Lachman


Michelle Lachman, M.S., CCC-SLP, ha obtenido su Maestría en Terapia del Habla en el CUNY Brooklyn College y tiene un Certificado de Competencia Clínica de la ASHA, una licencia de California, Nueva York y Nevada SLP. Está capacitada para usar PROMPT, SOS y LSVT. Michelle ha sido terapeuta del habla durante 10 años y ha trabajado en una variedad de entornos, incluyendo escuelas públicas y centros de rehabilitación para adultos que tratan la disfagia y la comunicación después de un derrame cerebral. https://www.betterspeech.com/ https://www.instagram.com/betterspeech/ https://www.facebook.com/yourbetterspeech/


Artículo original en inglés:

https://www.autismparentingmagazine.com/autism-speech-therapy-benefits/?utm_source=ActiveCampaign&utm_medium=email&utm_content=%5BHot+Autism+Topics%5D+Echolalia%2C+Speech+Therapy%2C+Sensory+Gym%2C+Aggressive+Behavior+and+More&utm_campaign=Dec+29+2020+2nd+Newsletter+w%2F+SEO+Promotion



Entradas Recientes

Ver todo