Cómo educar a su hijo autista: la guía definitiva

Actualizado: may 11




POR ANDRÉAS RB DEOLINDA

Fuente: Autism Parenting Magazine | 09/04/2021

Fotografía: Pixabay



La disciplina es sin duda un elemento necesario a la hora de educar la conducta de los niños, y el caso de los niños con autismo no es una excepción sino que se recomiendan algunas actuaciones específicas.


Como humanos, somos seres sociales, regidos por las expectativas de la sociedad. Para ser funcionales en la sociedad, nuestra conducta social es importante y, por ello, enseñar a los niños el "buen" comportamiento desde una edad temprana es clave. Una de las formas en que los niños pueden aprender qué tipos de comportamiento son apropiados es a través de la disciplina: forma parte de la educación de su hijo para que aprenda a distinguir lo correcto de lo incorrecto y comprenda el comportamiento socialmente aceptable y respetuoso.


Poner en práctica estrategias de disciplina puede ser un reto y a menudo requiere que los padres apliquen consecuencias a un comportamiento negativo. Cuando se disciplina a un niño con autismo, este reto es algo mayor. Esto se debe a que muchos niños con autismo tienen dificultades para entender las señales de comunicación social no verbales, como la expresión facial. Sin embargo, ¡es posible!


Para ayudarle a criar a un niño con necesidades especiales, hemos elaborado una guía completa que le ayudará a saber cómo disciplinar a su hijo con autismo y por qué es importante hacerlo.



¿Por qué son importantes las normas y la disciplina para los niños autistas?


Como adultos, las normas de la sociedad son importantes porque nos guían en nuestra vida cotidiana. Nuestra capacidad para interactuar con los demás es más eficaz cuando somos conscientes de nuestras acciones en relación con los demás; nos hace sensibles a la forma en que los demás pueden percibirnos.


Es importante enseñar reglas a los niños con autismo porque, sin ellas, su experiencia del mundo puede ser más estresante y provocar ansiedad. Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) perciben el mundo de forma diferente, su percepción del mundo puede ser una experiencia aterradora; por lo tanto, al enseñarles reglas y aplicar la disciplina, desarrollan una mayor comprensión de cómo funciona el mundo que les rodea y, por lo tanto, pueden ser más adaptables. Entender las reglas de la vida también proporciona un sentido de independencia a medida que el niño crece, ya que puede entender lo que se espera de la sociedad y de las distintas situaciones sociales.


Las investigaciones han demostrado que los niños con TEA tienen dificultades para establecer conexiones con las señales faciales y las señales más obvias/salientes. A muchos niños del espectro autista también les resulta difícil aprender, aplicar y ser flexibles a las reglas abstractas.


Además, la investigación también ha demostrado que muchos padres han informado de que los niños con autismo muestran hábitos de incumplimiento, comportamiento de oposición y agresión. Estos problemas de comportamiento pueden afectar al rendimiento educativo del niño, causar problemas en casa y afectar a su desarrollo social. Cuando se enseñan y entienden las reglas, éstas se hacen evidentes en su comportamiento; cuantas más reglas entiendan y apliquen los niños, mejor será su comportamiento. Si un niño no sigue las normas establecidas o muestra comportamientos desafiantes, puede aplicarse la disciplina para que aprenda para la próxima vez.



¿Cómo puedo disciplinar a un niño con autismo?


En primer lugar, es importante entender que la disciplina no tiene por qué implicar siempre el castigo físico de su hijo, por ejemplo, los azotes. Mucha gente no está de acuerdo con el castigo físico y lo más probable es que su hijo autista no entienda por qué le pegan y qué puede estar pasando en ese momento, aparte de "esto duele". Si su hijo ya está angustiado, el castigo físico podría causar más angustia y, si su hijo se autolesiona, este comportamiento podría empeorar; o el niño puede pensar que está bien pegar a otra persona si no está contento con las acciones de otra persona.


En última instancia, como padre, usted es el mejor experto de su hijo. Esto significa que usted sabe mejor que nadie qué método de disciplina funciona para su hijo y su estilo de crianza. Recuerda que el objetivo es enseñarle a aprender lo que es aceptable y lo que no lo es para que sea funcional en su vida diaria socialmente.


Aquí tienes algunas ideas que debes tener en cuenta a la hora de disciplinar a tu hijo autista.



Estrategias para disciplinar a los niños autistas


A la hora de disciplinar las conductas problemáticas, siempre es importante tener en cuenta lo que el niño está tratando de comunicar a través de esa conducta; esto es especialmente importante para los niños con autismo que no son verbales. No todos los comportamientos pretenden desafiar el poder o causar angustia, algunos comportamientos son simplemente una forma de gritar "¡escúchame!"



He aquí algunas ideas de disciplina para tener en cuenta en casa:



Algunos niños con autismo pueden imponer un comportamiento no deseado para llamar su atención


Si este es el caso, ignore su comportamiento. Su hijo puede alimentar sus susceptibilidades, lo que hace que quiera seguir haciéndolo porque obtendrá una reacción de usted



Comprenda las necesidades fisiológicas de su hijo


Muchos niños con autismo son sensibles a los estímulos sensoriales; algunos pueden estar sobreestimulados/hiperreactivos a los estímulos sensoriales y otros pueden estar infraestimulados/hiporreactivos a los estímulos sensoriales. En consecuencia, su comportamiento puede volverse algo agresivo en un esfuerzo por alimentar sus necesidades sensoriales; las necesidades de su hijo podrían ser la causa del comportamiento negativo. En estas situaciones, podría ser mejor considerar qué estímulos sensoriales están causando el comportamiento y cambiar el entorno en lugar de aplicar la disciplina



Cambie su mentalidad durante el comportamiento


Esto es especialmente difícil cuando estás en el momento y posiblemente lidiando con tu propio estrés. Sin embargo, por el bien de su hijo, la paciencia es importante para comprender sus necesidades.

Enseñe a su hijo que todo comportamiento tiene una consecuencia

El buen comportamiento tiene una recompensa, y el comportamiento no deseado conlleva algún tipo de castigo, como quitarle su juguete favorito o castigarle. Aplicar un sistema de recompensas en casa y ayudar a su hijo a aprenderlo puede ayudarle a aplicar las normas con mayor eficacia



¡Sea constante!


Para que un comportamiento se convierta en un hábito, es necesario que se produzca con frecuencia, tanto si el comportamiento es bueno como si es malo. Sea coherente en la forma de disciplinar a su hijo. Con el tiempo, aprenderá lo que no es aceptable y lo que sí lo es y, por tanto, se producirá el cambio. Así que, ¡mantén el rumbo!



¿Qué debe evitar al disciplinar a su hijo autista?



Evite utilizar tonos duros


Cuando su hijo con autismo ya está excitado, hablar con un tono agresivo puede empeorar la situación. Esto es especialmente probable si tiene dificultades para entender las señales sociales. También puede hacer que su hijo sea aún más agresivo.



Evite pegar físicamente a su hijo


Es posible que tu hijo esté "actuando" por la angustia o el dolor y no sepa cómo comunicarlo; o que esté buscando tu atención. Por esta y otras razones, el castigo físico, como los azotes, nunca debe ser ningún recurso.



Evite los objetos dañinos al disciplinar a tu hijo


Si su hijo es susceptible de autolesionarse, es probable que coja cualquier objeto que pueda utilizar para hacerlo. Esté atento al disciplinar a su hijo y asegúrese de que no hay objetos en su entorno que puedan ser una fuente potencial de peligro



Utilizar los principios del ABA para disciplinar


La terapia de Análisis de Conducta Aplicada (ABA) ofrece algunas técnicas para adaptar el comportamiento no deseado al comportamiento preferido que se traduce en nuestra vida cotidiana. El ABA se centra en el "por qué" y en el "cómo" del comportamiento para llevar a cabo una intervención; el "por qué" se refiere a la causa del comportamiento y el "cómo" a las herramientas que pueden utilizarse eficazmente para cambiar el comportamiento no deseado por un comportamiento preferido.


El "ABC" de ABA es la base para aplicar ABA para disciplinar a su hijo con autismo. El acrónimo significa: Antecedente; Comportamiento, Consecuencia. El antecedente es el evento que ocurre antes del comportamiento, el comportamiento es la acción observable y la consecuencia es lo que ocurre con el niño como resultado del evento. Una vez que se tiene una comprensión clara de la causa del comportamiento (el antecedente), es mucho más fácil predecir la consecuencia después del comportamiento.


Utilizando los principios del "ABC", como padre, estás en mejor posición para responder a las situaciones y enseñar una respuesta preferida antes de que se produzcan; así, en caso de que se produzca un desafío, el niño está mejor adaptado para responder en consecuencia.


Si miramos el ABC, la consecuencia tiene dos factores: el refuerzo y el castigo. El refuerzo se utiliza cuando una recompensa sigue a un resultado conductual preferido; esto aumenta la frecuencia con la que se producirá ese comportamiento positivo. Por otro lado, el castigo es la eliminación de una recompensa cuando se produce un comportamiento no deseado; esto disminuye la ocurrencia del comportamiento no deseado.



Resumen


A la hora de disciplinar a su hijo autista, considere qué conductas le gustaría que se produjeran con más frecuencia y cuáles son no adaptativas o no deseadas. El propósito de la disciplina es desarrollar un comportamiento socialmente aceptable en su hijo autista y encontrar estrategias que el niño entienda. Por lo tanto, es importante trabajar desde la perspectiva de su hijo; esto significa que si sólo puede entender instrucciones sencillas, la disciplina tiene que ser directa y comprensible.


Aunque la disciplina puede ser un término incómodo al que hay que acostumbrarse, es fundamental cuando se cría a un niño con autismo. Cuando un niño aprende la disciplina, su comprensión de las reglas en términos de comportamiento social se vuelve mucho más sencilla de aplicar. Sin embargo, siempre hay que empezar por entender la causa del comportamiento de tu hijo; algunos comportamientos son para llamar la atención, otros se deben a retos internos que puede estar tratando de comunicar.


Escucha las necesidades de tu hijo y adapta las estrategias disciplinarias en consecuencia. Recuerda que tu hijo puede pensar y sentir igual que cualquier otro niño; la forma en que lo exprese puede ser diferente a la "norma", pero es capaz de todo. Hacer crecer a un ser humano requiere esfuerzo y paciencia, ¡no te rindas!



Referencias


AppliedBehaviorAnalysisEdu.org https://www.appliedbehavioranalysisedu.org/6-step-approach-to-disciplining-a-child-with-asd/


Berliner, S.E., Moskowitz, L.J., Braconnier, M. et al. (2020). The Role of Parental Attributions and Discipline in Predicting Child Problem Behavior in Preschoolers with and without Autism Spectrum Disorder. Journal of Developmental and Physical Disabilities, 32, 695–717 . https://doi.org/10.1007/s10882-019-09715-y


Jones, E. J., Webb, S. J., Estes, A., & Dawson, G. (2013) Rule learning in autism: the role of reward type and social context. Developmental neuropsychology, 38(1), 58–77. https://doi.org/10.1080/87565641.2012.727049


Pratt, C., & Dubie, M. (2008) Observing Behavior Using A-B-C Data. The Reporter, 14(1), 1-4. https://www.iidc.indiana.edu/irca/articles/observing-behavior-using-a-b-c-data.html


Shawler, P. M., & Sullivan, M. A. (2017). Parental Stress, Discipline Strategies, and Child Behavior Problems in Families With Young Children With Autism Spectrum Disorders. Focus on Autism and Other Developmental Disabilities, 32(2), 142–151. https://doi.org/10.1177/1088357615610114

https://www.autismparentingmagazine.com/disciplining-autistic-child/


351 vistas0 comentarios