Cómo sanar traumas emocionales (I)

Actualizado: jul 20




ANTONIO LOPEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 16/07/2021

Fotografía: Pixabay.com



Como se explica en el articulo “El poder del subconsciente: clave para afrontar la vida”, los traumas emocionales tienen un efecto muy nocivo en nuestra salud mental y nuestros resultados.


Las técnicas de terapia basadas en el cerebro pueden ayudar a los clientes a experimentar avances únicos durante sus sesiones, especialmente cuando los métodos tradicionales de "terapia hablada" están estancados. A veces denominadas "terapias de poder", estos nuevos métodos sirven para desbloquear la creatividad, procesar traumas pasados y lograr avances realmente significativos con el terapeuta.


Las "terapias de poder" EMDR y Brainspotting se han desarrollado en torno a la línea de visión del cliente. La EMDR utiliza los movimientos oculares como forma de estimulación bilateral, mientras que la Brainspotting centra los ojos en una posición fija de la mirada. La posición de los ojos, o hacia dónde se dirige la mirada, puede en realidad desbloquear algunas percepciones más profundas que aún no se han reconocido. Los terapeutas especialmente formados en estas prácticas suelen ayudar a los clientes a dar saltos en su proceso de curación. Se trata de enfocar las cosas desde (literalmente) una perspectiva diferente.



¿Qué es la EMDR?


El EMDR es una forma de tratamiento bastante común en la terapia. Son las siglas de "Eye Movement Desensitization and Reprocessing" (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares) y ha sido utilizado por los terapeutas desde la década de 1980. Hay mucha investigación en torno al EMDR y se puede encontrar mucho sobre él, tanto de los partidarios como de los defensores. Los movimientos oculares fueron el primer método de estimulación bilateral en EMDR; sin embargo, ahora también se utilizan regularmente otros métodos.


La EMDR ayuda a los individuos a acceder a las partes de su cerebro donde se almacena la información no verbal. Puede que no sea una forma de tratamiento adecuada para todo el mundo. Algunas personas consideran que la EMDR es excesivamente estimulante, lo que puede provocar otros problemas, como el (ligero) riesgo de sufrir convulsiones.

En principio es necesario hacerlo con el apoyo de un terapeuta, aunque se puede llegar a aplicar por cuenta propia. A la práctica, consiste en hacer que los ojos sigan el movimiento de un objeto que se mueve en horizontal o en diagonal. En la medida que uno conecta con la emoción del trauma, esta va disminuyendo en intensidad a medida que se trabaja con la terapia. Un punto interesante del EMDR es que también sirve para potenciar emociones positivas, lo cual puede ser muy útil en distintas situaciones.



¿Qué es el Brainspotting?


El Brainspotting fue descubierto por David Grand, a partir de su trabajo con EMDR y de su formación en otras modalidades. Como nueva interacción, es aún más potente y más flexible que los métodos EMDR anteriores. Debido a la flexibilidad, el funcionamiento para cada cliente puede ser ligeramente diferente.


En pocas palabras, así es como funciona: El terapeuta y el cliente trabajan juntos para encontrar el "punto cerebral" o la posición de los ojos que se corresponde con una respuesta emocional o un incidente específico. Una vez en ese "objetivo", el terapeuta y el cliente simplemente permiten que el cerebro del cliente establezca las conexiones necesarias para seguir procesando ese acontecimiento. Esto funciona de manera un poco diferente para cada cliente; sin embargo, Brainspotting también permite al terapeuta utilizar recursos en la sesión si alguna vez se siente demasiado intenso para un cliente sin detener el proceso.



Beneficios de Brainspotting


En general, Brainspotting tiende a producir resultados más rápidos y profundos que los métodos estándar de EMDR. Esto parece ocurrir porque Brainspotting es mucho más adaptable. Los terapeutas pueden ser flexibles con el enfoque, encontrando así la iteración adecuada para usted y sus necesidades.


Puede que el EMDR sea más conocido porque ha existido durante más tiempo, pero el Brainspotting está ganando rápidamente un gran impulso. Es menos probable que se sobre-estimule, lo que hace que sea una gran opción para las personas (de cualquier edad) que luchan por sentirse abrumadas. Además, Brainspotting no requiere mucha conversación. Con este tipo de terapia se puede hablar tanto o tan poco como se quiera, por lo que es especialmente útil para aquellos que no quieren hablar con un terapeuta.


Por experiencia propia puedo decir que estoy satisfecho con ambos, y lo mejor de todo es que aprendí a aplicarme dichas técnicas yo solo.

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo