Creencias erróneas de los TEAs que han sido abusados II




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo / 01/03/2021, Madrid, España

Fotografía: Pixabay



Los patrones de conducta del abuso, por irónico que pueda sonar, pueden incluso perjudicar las relaciones entre autistas, lo que hacen, en muchos casos, que esas relaciones se vayan más al garete que a florecer como es debido…


Introducción

En esta parte, se tiene como objetivo mostrar las creencias de los TEAs que han sido abusados, pero las creencias de los TEAs que se relacionan con otros autistas al, generalmente, idealizar a los otros autistas como seres angelicales y divinos en el cual, nunca puede haber, ni fracasos en la relación, ni fallos graves en ella, sin importar el tipo de relación entre sí.


Estas creencias, si no se llegan a erradicar a tiempo, el TEA que ha sido abusado puede llegar a tener verdaderos problemas a la hora de relacionarse con los otros autistas debido a la imagen que pueden llegar a tener sobre ellos, especialmente cuando en la red, de una forma exagerada, tratan a los autistas como seres que no pueden llevar a cabo verdaderos actos de maldad de carácter deliberados o intencionados. Y ojo, aquí no se está diciendo que el hecho de ver autistas tóxicos o que se parezcan mucho a los mismos depredadores, no existan. Lo que se está diciendo es, que la sociedad, en varios casos, tratan a los autistas como si ellos fuesen seres cuya bondad y valores no se cuestionan, como si ellos forzosamente no pudieran tener maldad de ningún tipo, pudiendo generar unas expectativas muy distorsionadas de la realidad de los autistas en general…



Creencia nº9: los autistas tienen que estar con otros autistas

Esta es una creencia que, además de que atenta la libertad de los otros autistas, también fuerza al poseedor de esta creencia a estar solo con autistas al creer que los mismos neurotípicos no tienen tiempo ni/o lugar para ellos… y claro.


Yo cuando veo esto, veo a los autistas que poseen esta creencia en su interior un cierto sentimiento de resentimiento y rencor por cuestiones de la fobia social que tienen hacia los neurotípicos. Y esto es muy triste por parte de ellos porqué el mundo va más allá de estar con la gente autista. Que luego ellos lo admitan o no ya es un problema interno de esos autistas, pero…


Un autista, si no se encarga de abrir su mundo interno, a la larga va a tener muchos problemas que lo van a condicionar de por vida. Ya no se trata únicamente cuando el mismo autista tiene un problema verdaderamente serio en su vida… también se trata de, en algunos casos, tener perjuicios que le pueden afectar en los otros ámbitos que van más allá de las relaciones de amistad y noviazgo, como puede ser por ejemplo una relación laboral o similar.


Esta misma creencia, puede ser usada por trastornados mentales para poder radicalizar a los mismos autistas hasta el punto de que ellos mismos, a nivel personal, tienen que “crear” una sociedad acorde a esos ideales de odio y resentimiento, junto a los de opresión, exclusión, marginación y abandono, como si aquello les fuera a salvar de la gente neurotípica de otra clase de abusos… cuando esto, más que salvar de lo que pueden hacer ellos con los autistas, les va a exponer a más relaciones de abuso y maltrato… incluso dentro de los mismos autistas que se aferran entre sí.



Creencia nº10: las relaciones personales entre autistas suelen ser más duraderas y sinceras que las relaciones entre los neurotípicos

Cuando yo veo esto, yo lo que veo es a los autistas que, además de no tener mucha experiencia con los neurotípicos a costa de su fobia social, lo que yo pienso es que ellos, a nivel personal, subestiman el poder del ser humano si no tienen el autismo en su interior, y… voy a serles claro con esto.


Si bien es cierto que dos personas que son autistas pueden entender y comprender mejor los problemas que ellos tienen debido al autismo que tienen. Esto es indudablemente una gran ayuda para que dos personas que padecen de autismo puedan superar entre sí los inconvenientes que puede traer el autismo a sus vidas… siempre y cuando no estén en una relación tóxica y/o abusiva.


Sin embargo, esto de estar vociferando que los autistas, entre ellos, suelen durar más que los neurotípicos entre ellos mismos es como infravalorar las relaciones que hay entre ellos, pues… para todas esas personas que aún tienen la fobia social, voy a dejarles claro este mensaje.


Los neurotípicos, no son narcisistas patológicos ni psicópatas integrados que se dedican a abusar de aquellas cosas que ven a modo de diversión o como un mero obstáculo para los oscuros y siniestros planes que ellos tienen en su interior. De hecho, el tener un Trastorno de la Personalidad Narcisista o Antisocial, ya garantiza de entrada el no ser un neurotípico porqué ser un neurotípico implica no tener un trastorno… o, en el caso de la psicopatía, un desorden de la personalidad.


Y claro, puede ser verdad que el elemento común que hay entre un autista y un trastornado de la personalidad reside en que ellos no son neurotípicos, y que, según ellos, las relaciones entre autistas suelen ser más duraderas y sinceras… cuando ya digo de entrada que, existen autistas que, a la hora de la verdad, suelen ser más similares a sus maltratadores que a la gente medianamente normal. Y esto es, por supuesto, con independencia absoluta de si la otra persona que, con un diagnóstico oficial del autismo, es en realidad un depredador emocional.


Y esto viene dado por que un autista, perfectamente, puede abusar de otro autista, haciendo que la relación, si “dura”, es porqué existe un chantaje emocional por parte del autista causante de ello, haciendo que el otro tenga que darlo todo por la relación, especialmente si piensa que la gente neurotípica es traicionera o de poca pasta. Este es un tema interesante que podría darse en los otros artículos, pero… de forma resumida, las relaciones entre autistas son, en general, si se tratan bien, igual de duraderas y sinceras que las relaciones entre neurotípicos que sean emocionalmente sanos.



Creencia nº11: las amistades entre autistas deben ser incondicionales, inseparables e irrompibles

Esta creencia, viene dada por la falta de relaciones de amistad con neurotípicos. Pensar en ello equivale a caer en la dependencia emocional hacia los otros autistas por cuestiones de querer cumplir una profecía de que las amistades entre los autistas suelen ser mejores que las amistades entre los neurotípicos, como si todos ellos estuvieran dispuestos a desvivir por los autistas al considerarse entre sí como seres angelicales y divinos de corazón…


La gente se olvida que cada autista es un mundo completamente aparte. Y que, esto ya confirmado por varios psicólogos especializados en tratar a la gente autista, cada caso de autista es, generalmente, completamente distinto, pudiendo existir hasta conflictos entre dos autistas dadas esas diferencias… además, los autistas son también personas que, como se comentó antes, tienen sus intereses personales y sus objetivos individuales, junto a sus metas, forma de pensar, forma de ver las cosas, etc.


Estos elementos pueden llegar a chocar hasta el punto de tener numerosos conflictos… y claro. También hay que tener muy en cuenta que, si dos autistas, por muy autistas que sean, tienen unos temas y unos intereses muy restringidos, y que… por lo tanto, no son compatibles, entonces ahí va a ser muy complicado que esa amistad vaya a durar debido a esas diferencias que hay entre sí.


Cuando un psicópata, sociópata o narcisista maligno se topa con algo así, no piensen en que él no se va a aprovechar de esto, especialmente si él tiene un diagnóstico oficial del TEA, pudiendo hacer verdaderas barbaries hacia todos esos autistas y a sus creencias, formando unas relaciones de dependencia emocional verdaderamente tóxicas en el cual, se vean forzados a relacionarse para evitar estar solos.



Creencia nº12: los autistas necesitan una pareja para tener el apoyo emocional que necesitan

Esta frase, admito que la he visto en Internet al menos una vez. Pero esto no es realmente cierto de que un autista necesita de una pareja para tener el apoyo emocional que necesitan, como si ellos fueran unos inválidos por sí solo.


Es más, esta frase, generalmente viene dada por el hecho de querer imponer un punto de vista en el cual, la soltería es castigada con la exclusión y marginación, haciendo que, ya no solo autistas, sino que también neurotípicos, lleguen a hacer unos esfuerzos insanos en buscar una pareja al pensar, creer o sentir que la otra persona les va a rellenar el vacío emocional que tienen…


Lamentablemente esto no funciona así. No, no funciona de esta forma.


Pero, lo más inquietante de esta creencia viene dada por qué, no pocos autistas, incluso se convencen de que deben tener una pareja autista del género opuesto al pensar que va a tratarse de una relación completamente mágica y divina, como si aquello fuera mejor por cuestiones del autismo…


Lamento tener que decir ante esto que, yo, al menos, he oído una vez sobre una ruptura entre dos cónyuges que son autistas, dando a un hijo autista en esa relación, con o sin influencia de esta creencia.


El pensar que una pareja implica tener apoyo emocional puede dar a que muchos depredadores emocionales se aprovechen al completo de esta situación, pudiendo esclavizar a estos autistas que son unos completos insensatos. Pero de unos verdaderos insensatos ya que, una relación sentimental con un depredador emocional es una pesadilla de la que realmente muy pocos lo consiguen…


Podría sacar a un par de personas que lo han vivido esto, en carne y hueso, sin autismo, y que, sin embargo, podría sorprender a más de uno en respecto al sufrimiento al que han sido sometido estas mismas personas, especialmente mujeres empáticas.



Creencia nº13: entre autistas, la lealtad que hay entre ellos es inquebrantable

El tema de la lealtad es una cuestión de respeto y de apreciación hacia la otra persona, grupo o cualquier otro elemento. Y solo de eso.


Sí, puede ser verdad que, entre dos autistas, si tienen elementos en común, que ese sentimiento de lealtad que hay entre sí se vuelva más duradero y estable con el paso del tiempo, especialmente si entre ellos hablan de los problemas que les ocasiona el autismo para así poder mejorar como personas.


Pero, ¿Quién dice que no puede haber un autista que sea verdaderamente tramposo por naturaleza? ¿Quién dice que no puede haber un autista que vea a los otros con una arrogancia sin igual a los otros autistas y que los desprecie por tener una carencia absoluta de espíritu? ¿Quién dice que no pueda haber de un aprovechado que se aproveche de esto para su propio beneficio?


Al igual que pueden existir autistas que, entre ellos, puedan ser leales, también existen de autistas que son todo lo contrario a lo que ellos son, sin tener que tener necesariamente un Trastorno de la Personalidad que les impida ver a los demás como iguales.


Además, tener esta creencia puede incitar a los depredadores emocionales a que estos se desvivan… ya sea por él mismo, o por otros objetivos que puedan sacar algún beneficio. Entre estas posibilidades, aunque se hablará más adelante, están la de toparse con un TEActivista narcisista o psicópata, o la de tener a un ser que se encarga de radicalizar o fanatizar esos ideales de idealización a los autistas y de demonización a los neurotípicos por cuestiones de su fobia social, convirtiéndolos en seres que, de una forma u otra, sean similares a aquellos que han vandalizado Barcelona en el nombre de Pablo Hasel, sin tener que entrar en detalle sobre ese tema.



Creencia nº14: los autistas no pueden hacer el mal por naturaleza propia

Quien piense que los autistas no pueden hacer el mal por naturaleza propia es de alguien que, sinceramente, subestima el lado oscuro de las personas en general, con o sin autismo.


Si bien es cierto que, normalmente, existen muchas personas autistas que no hacen el mal por naturaleza propia, faltaría menos mencionar a esas personas que demuestran ser cada vez más y mejores personas a ojos de los demás.


Pero, desafortunadamente, van a existir de autistas que, sean del tipo que sean, van a hacer el mal por cuestiones de tener una agenda oculta de la que tan solo ellos saben. Y, vale, puede que esas personas no tengan un desorden de la personalidad que los hace actuar como seres verdaderamente peligrosos a ojos de la sociedad. Pero, ¿Quién dice que los autistas no pueden tener envidia? ¿Quién dice que los autistas no pueden tener resentimiento, algo de lo que yo he dicho muchas veces en este artículo? ¿Quién dice que los autistas no pueden preferir abrazar a hacer el mal que a hacer el bien por cuestiones de tener un concepto del mundo muy oscuro y negativo? ¿Quién dice que los autistas, en general, no pueden ser víctimas de manipulación y maquinación de depredadores emocionales que los haga convertir a la causa de estos seres cuando, en realidad, se convierten en sus esclavos?


Esta forma de idealizar a los autistas, además de que puede resultar en un desenlace muy peligroso, puede incluso hacer que estas personalidades megatóxicas se dediquen a camuflarse en base a esas creencias para poder obtener beneficios personales a costa de los otros autistas que piensan en ello.


Para finalizar con esta creencia, cualquier persona puede actuar de forma abusiva en un momento puntual, cualquier persona puede hacer el mal en un momento dado, y… con eso, ya se puede concluir con esta creencia.



Creencia nº15: toda cosa que esté mal hecha por un autista debe ser perdonada incondicionalmente por cuestiones de su autismo

Este es un tema del que hay que cogerlo con pinzas porqué, vale que el autismo pueda traer algunos problemas en el sentido de que ellos, al poder percibir el mundo de distinta forma que los neurotípicos, puedan existir conflictos y diferencias entre los autistas y los neurotípicos… y no hablar de que esto también puede ocasionar problemas a los otros autistas.


Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con el hecho de perdonar todo acto mal intencionado, no porque no pueda haber una comprensión y un entendimiento de lo que éste hace o lo que no. No porque no pueda haber motivos que lo inciten a actuar de esta forma.


El problema de esto reside en que, si se permite a los autistas perdonarles todo lo que les pase, usando de excusa el autismo, va a haber de un momento determinado en el cual, estas mismas personas, van a llegar a pensar que cualquier acto que ellos hagan van a ser perdonados por cuestiones del autismo, pudiendo existir gente autista verdaderamente abusiva que se aprovecha de esto para poder llevar a cabo atrocidades hacia las otras personas, siempre escudándose con la excusa del autismo, como si el autismo fuera algo que le impide a esta persona a actuar con voluntad propia.


Si el autismo fuera un problema que le impidiera a la otra persona actuar de esta forma, lo que pasaría es que todos ellos, sin excepción, estarían sometidos y/o controlados por una especie de tutor legal que se encargaría de controlar al autista como si fuera una mascota de la casa de la que actúa por mero instinto.


Ese es un caso en el que, bien es cierto que se puede dar en los autistas, pero que realmente no son tantas personas como ellos creen.


Digo esto porqué yo, desde mi experiencia personal, he visto a autistas a actuar de mala gana contra otros autistas, y no es porqué ellos sean así por cuestiones del autismo. Es más bien por cuestiones de que ellos tienen unos problemas verdaderamente serios en el cual, quieren hacer lo posible que los demás paguen por todas las cosas que le pasan, al no querer responsabilizarse de la situación.


Y claro, imagínense si, ese autista que hace el mal, se le descubre, y con razón, que esa persona, más que ser un autista, es un narcisista perverso o un psicópata integrado que se escuda de forma intencionada en el autismo para hacer todas las atrocidades que hace por cuestiones de ciertas personas que habla de darles una segunda o tercera oportunidad a los autistas por cuestiones de ver las cosas de diferente forma cuando yo, en esas personas, he visto que ellos son completamente conscientes de lo que hacen, junto a una falta de arrepentimiento y de remordimiento que implica en ellos un pensamiento maligno y oscuro en lo más profundo de su ser…



Creencia nº16: hay que comprender el pasado traumático del autista antes de juzgar su carácter agresivo y, en algunos casos, abusivo

El tema del pasado es un tema del que sinceramente voy a darlo en otro artículo… y voy a decir el porqué.


Vale que una persona autista, por cuestiones del acoso, abuso y maltrato que este recibió en la infancia, adolescencia e incluso a inicios de la edad adulta, pueda tener grandes problemas para poder mantener la compostura, especialmente cuando el abuso emocional trae unas secuelas del abuso que lo conducen a un verdadero estrés postraumático.


Sin embargo, el tener un pasado que haya sido abusivo, no da la licencia para abusar, acosar ni maltratar a los demás. Y esto es así porqué, no son pocos los autistas los que emplean la excusa del pasado para, de una forma u otra, hacer lo que les dé la gana pensando que, con ese pasado, pueden actuar sin hacerse responsables de nada, como si ellos fueran los responsables de que el autista de turno actúe de forma abusiva.


Ningún autista debe cargar con el pasado traumático de la otra persona, y menos con una actitud que, en ocasiones, puede ser considerada de forma deliberada e intencionada, queriendo ante todo querer vengarse de aquellos que se le oponen por cuestiones de una impotencia, infelicidad e inseguridad tremendas en sí mismo.


Nada, pero nada, justifica el abuso. Ni siquiera el pasado doloroso cargado de un sufrimiento sin igual por parte de muchos autistas que aún tienen las secuelas del abuso en sus carnes.


Y esto es así ya que, los autistas, al ser seres humanos como los mismos neurotípicos a los que les reprochan toda clase de adjetivos de carácter demoníacos, pueden ser también personas consumidas por toda una verdadera colección de sentimientos negativos que los puede hacer verdaderamente inestables a ojos de los demás, y no se habla tanto de que el autista vaya a sacar un cuchillo y a matar a todo ser que se tope en su camino, no.


Se habla de que el autista, si es una persona que se está convirtiendo en una persona abusiva, puede emplear su pasado para poder actuar sin límites de ningún tipo, yendo al más duro y absoluto libertinaje.


Por supuesto, para todos los TEAs que han sido abusados, los neurotípicos, pero muchísimos de ellos, también han sufrido traumas en la infancia, adolescencia y/o en la edad adulta, y no por ello tienen que comportarse de forma abusiva.


Si un neurotípico que ha tenido un evento traumático con un depredador, sin importar de cuando surgió ese momento, ha podido superar, los autistas, como las personas normales y corrientes que son, también son capaces de superar esa clase de escenarios, aunque les pueda costar el doble o el triple por cuestiones de la fobia social hacia los neurotípicos.


Y claro… la gente suele olvidarse que, los más victimistas de todos con diferencia, no son tanto los autistas que miran con positivismo y optimismo la vida en sí, aunque antes no lo fueran de esa forma. Más bien son los mismos depredadores que, generalmente, se ven como las víctimas que deben ser salvadas a modo de ser recompuestas, reparadas, sanadas y curadas por el resto de personas, pudiendo traer como consecuencia al resto de la humanidad numerosos casos de dolor y sufrimiento a modo de germinar en forma de un verdadero estrés postraumático del que no puede ser curado con el paso del tiempo…



En conclusión

El ser un TEA que ha sido abusado no solo no le garantiza que las relaciones con otros autistas le vayan bien; tampoco es la garantía de no granjearse enemistades con otros autistas en base a la dependencia emocional que tiene, y menos… es la garantía de no toparse con autistas que, en lugar de crecer como personas, decidieron comportarse de forma abusiva por el odio y el rencor hacia los neurotípicos, pudiendo generar experiencias traumáticas mucho más dolorosas de lo que uno mismo pueda llegar a imaginarse.



autismovivo.org



Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com