Día del Orgullo Autista

Actualizado: jun 22




POR MARIO SEOANE

Fuente: Autismo en vivo | 21/06/2021, Pontevedra, España

Fotografía: Pixabay



A pesar de que voy un poco tarde, quiero hablar en este artículo sobre el día del Orgullo Autista, un día que inspirándose en el Orgullo LGTB, pretende ser un día donde las personas diagnosticadas seamos capaces de ver potencialidades que tenemos.


Durante estos días, se ha celebrado el día del Orgullo Autista. Si soy sincero, yo me siento más identificado con el 2 de abril que con el 18 de junio. ¿Las razones? No sé explicar el motivo, pero esto para mí no es lo importante ahora.


Lo que sí quiero comentar es que este día observo que hay muchas personas que observan su diagnóstico como una parte de su identidad, al igual que las personas del colectivo LGTB sienten que su condición sexual forma tambiénparte de su identidad. En esto se suele basar este día, en que, por ejemplo, no se utilicen una gama de terapias con personas diagnosticadas basadasen la modificación de la conducta.


A diferencia de muchas personas, yo no veo mi autismo como una parte de mi identidad. Yo no pretendo girar mi vida en torno a mi diagnóstico, pero, aun así, no puedo negar, que éste me ha condicionado ser la persona que soy, pero creo que no lo tengo arraigado como una identidad. En otras personas, sí lo sienten así, y es algo que me parece totalmente respetable. Cada individuo debe expresar lo que mejor le haga sentirse.


Lo que sí me llena de una ira interna es ver cómo fuera de la gente que tiene un vínculo relacionado con el espectro autista, no hay repercusión. Como mucho puede haber algún reportaje, pero nadie se acuerda. A la clase política no le importo, sigue habiendo sentencias como la de Valeria en la que ninguna persona sale indignada a la calle, donde sigue habiendo acoso, donde hay unos problemas de empleabilidad muy grandes en las personas con discapacidad. Hay algún político o famoso que se pone el símbolo del infinito en sus avatares o que pintan de color azul algunas instalaciones, hacen alguna intención de ley, de protocolos de intervención… Pero a la hora de la verdad no soy rentable para las elecciones ni mucho se disparan los audímetros. Sigue habiendo un alto porcentaje de personas con discapacidad en paro, pocas personas se interesan por mí salvo por hipocresía e interés, sigo viendo el futuro con mucha incertidumbre, y en definitiva sigo sintiéndome discriminado en muchos aspectos, así como que me sigo viendo en desventaja por otros.


Soy una persona que creo en el individuo como sujeto de derecho, lo cual hace que yo no me sienta identificado con “la comunidad autista”. Cada persona tiene sus vivencias y yo puedo contar las mías. Para mí, me es imposible hablar sobre la vida de otra persona porque estaré especulando, ya que la vivencia de otra persona no es la misma que la mía. No obstante, hay que decir que es verdad que hay muchas cosas que tenemos en común como las dificultades para relacionarnos con otras personas, nuestro aprendizaje y nuestro desarrollo personal.


Sin embargo, no se verán símbolos especiales como pasa con el orgullo LGTB, donde ves los símbolos de diferentes empresas pintados con la bandera arcoíris, las portadas de los periódicos decoradas y otros elementos con la bandera arcoíris, tal y como ha sucedido con Manuel Neuer, capitán de la Selección Alemana que llevó el brazalete de capitán de este color. Percibo que a pesar de haber un día del “Orgullo Autista” no hay un interés económico. No somos muchos, y, además, parte de la ciudadanía diagnosticada incluso no tiene derecho a voto. Somos pocos, por lo que pocas empresas harán marketing con el espectro autista para atraernos a consumir nuestros productos. Y me daría el cuerpo que en caso de que haya algún tipo de atracción de nuestro colectivo, será todo falso porqué seguramente no haya ninguna adaptación como menor ruido o señalización en pictogramas para autistas sin lenguaje verba ldesarrollado.


La alianza entre el colectivo LGBT y el espectro autistaes cada vez más evidente. Son cada vez más las personas diagnosticadas que se declaran con una identidad de género LGBT así como que hay una sororidad entre ambos colectivos, habida cuenta de que para algunas personas el autismo es una condición que aporta otra forma de ver la vida y forma parte de la identidad, al igual que las personas LGTB tienen una condición sexual que les hace querer y sentirse con una identidaddiferente a la establecida.


En definitiva, está bien que cada vez se vayan estableciendo más días. Pero todavía falta mucho. Y observando a otras personas pensando más en el azul sí o no, en cuestiones más identitarias que prácticas y en las peleas de diagnosticados contra las asociaciones, así como la falta de escucha por parte de profesionales hacia autistas, hace que se vea como una utopía el reconocimiento por la sociedad.




Entradas Recientes

Ver todo