El autismo en la sociedad narcisista




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo / Madrid, España, 16/09/2020

Fotografía: Pixabay


La presencia de una sociedad narcisista es real. Es decir, no se trata de ningún invento generado por un loco o por alguien que quiere llamar la atención. Se trata de una realidad de la que todos deben despertar, especialmente los TEA.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que nosotros, como autistas, nos estamos enfrentando a una realidad en la cual, cada vez se es consciente de la situación. No se trata de ninguna casualidad, pues con el auge de las redes sociales, junto con otros elementos procedentes de Internet, se está generando una de las mayores epidemias. Una en la cual, puede ser incluso más peligrosa que el propio COVID-19.

Esa epidemia, la del narcisismo, junto con la sociopatía y la psicopatía, es lo que está generando que se apueste más por el hedonismo, la vanidad y la egolatría que por valores que deberían estar presentes en la sociedad, como lo es por ejemplo la colaboración, la paz y la tranquilidad en armonía.

A pesar de que esta epidemia afecta a todos por igual, los más perjudicados son tanto los grupos minoritarios como los grupos más sensibles y débiles a ojos de la sociedad, incluyéndose en todos esos grupos a los TEA.

El principal motivo por el que un TEA sale mucho más mal parado que un neurotípico es que un depredador emocional, que son generalmente los psicópatas integrados, sociópatas y narcisistas (principalmente malignos), al analizar de una forma muy perversa a esta clase de personas, al ver que éstos no son tan intuitivos ni instintivos como lo son estos vampiros emocionales, personas consideradas peligrosas a ojos de la sociedad, éstos no dudarán un instante en llevar a cabo una depredación emocional (que consiste emocionalmente en denigrar, devaluar y descartar de una forma cruel y despiadada a una persona) a niveles que no tienen límites para así poder potenciar un ego herido y adolorido que tienen en su interior, queriendo de esta forma sentir que son superiores ante estos seres. De hecho, la obsesión de estos personajes perversos es tan insana que, de hecho, pueden incluso llegar a generalizar a todos los autistas de ciertos mitos que aparecen en la web, producto de que estos seres se han encargado personalmente de aislar a los autistas de la sociedad en general, siempre con el propósito de querer soñar con una sociedad perfecta para que estos seres diabólicos puedan huir de un vacío que ellos tienen, algo de lo que yo personalmente lo llamo como el vacío sin fondo ya que estos seres, como tales, son personas completamente vacías. Es decir, de no tener una personalidad de la que estar orgullosos, que es el caso de los narcisistas, a no tener personalidad, que esto ya es más del psicópata integrado, estos seres necesitan destruir a los demás para poder huir de ese desierto emocional de carácter infernal que ellos tienen en sus corazones, desierto en el cual, les persigue tanto los traumas como las paranoias y las veces que estos seres fueron descalificados, comenzando por sus padres que, o bien han ignorado al sujeto desde su niñez, pese a que no se le impusiera unos límites, producto de los niños que tienen el síndrome del Emperador, o bien son personas que se expusieron ante padres hipercríticos en el cual, daba igual la clase de esfuerzos que éstos hicieran. El caso es que ellos, vieron que nada se podía hacer para satisfacer a unos padres de esa calaña, haciendo que éstos tengan, con el tiempo, una desconexión emocional que los fuerza a convertirse en los depredadores emocionales que conocemos hoy en día.

Estos mismos vampiros emocionales son el producto de que ellos, en la infancia, no han obtenido el amor incondicional de sus padres, buscándolo en el resto de la sociedad para así tratar de calmar una herida emocional que le ha marcado de por vida.

En el caso de los psicópatas, sean o no integrados, estos mismos seres, no necesariamente tienen que tener una herida emocional para ser depredadores emocionales. Simplemente, como generalmente estos seres nacen de esa forma, al no poder conectarse emocionalmente con nadie desde el día 1 de su nacimiento, estos mismos seres nacen, crecen y mueren pensando que el mundo les pertenece, y… por ende, van desde ese momento con el pensamiento de que todo, absolutamente todo, tiene que estar a su disposición, teniendo de esta forma las personalidades más peligrosas y perversas que se pueda imaginar.

Enfocando el tema para los TEA, los depredadores emocionales son verdaderos especialistas en olerlos a ellos, pero no porque éstos sepan lo que es el autismo o lo que es el síndrome de Asperger. Los huelen porque perciben en ellos todas las debilidades que éstos tienen, como lo es por ejemplo, la falta de intuición que ellos tienen, los problemas que éstos tienen en el desarrollo social, el no mirar a los ojos, siendo percibidos por los depredadores como gente solitaria a la que no le gusta tratar con los demás, etc.

Esto hace que ellos mismos, tanto en la escuela como en otros ámbitos, no duden un instante en destruirlos de la forma más vil y despiadada posible ya que ellos, con la despersonalización de los TEA, generando en ellos consecuencias devastadoras, como lo es la disonancia cognitiva (dudar de la realidad de la situación), el estrés postraumático (que implica estar estresado y asustado en extremo, tal y como si hubiesen estado en la guerra o ser testigo de un accidente mortal), desconfianza hacia la sociedad hasta el punto de que, muchos TEA, consideran a los neurotípicos como seres perversos y egoístas por culpa de estos depredadores emocionales.

Para un narcisista, un sociópata y/o un psicópata, un TEA es algo que debe ser erradicado de la faz de la vida. Es decir, no solo se debe a que ellos tienen envidia de la luz propia que suele tener un TEA, en el cual, suele ser incluso más brillante que la de un neurotípico normal y corriente. También se debe a que los depredadores emocionales, como personas, creen que los que no son tan intuitivos ni tan instintivos deben ser explotados sin piedad para poder sacar en ellos todo el dolor, sufrimiento y horror con el propósito de sentir un cierto grado de alivio, convirtiendo a estas personalidades en seres extremadamente peligrosas tanto para los TEA como para otros colectivos como lo es, por ejemplo, el síndrome de Down, los TDAH u otros similares que sufran acoso por parte de estas personalidades.

Hay que tener en cuenta que los vampiros emocionales no se relacionan con nadie de forma normal. Es decir, ellos toman las relaciones personales y sociales como un combate del que hay que ganar al considerar dichos combates como una cuestión de vida o muerte en el que hay que ganar por el instinto más básico de supervivencia, aplicándolo a todos los seres que se tope en su camino, incluyendo a sus familiares.

Nadie, absolutamente nadie, se libra de ser tomados como meros objetos por parte de estos depredadores. Tan solo cambia el rol que éstos tienen en la vida de estos vampiros emocionales, pero sin olvidar que todos ellos son meras cosas al ser incapaces de reconocer a los otros seres humanos como personas que tienen el mismo respeto y la misma dignidad.

Para estos seres perversos, los TEA son considerados como sacos de boxeo a los que hay que explotar al máximo para poder obtener nuevas habilidades de manipulación en el cual, practicarán dichas habilidades con personas que tienen mayor intuición e instinto que los propios TEA para poder llevar a cabo sus objetivos más crueles, como lo es, por ejemplo, esclavizar a una mujer a través del embarazo, arruinar económicamente a alguien con gran cantidad de ingresos, obtener ciertos bienes específicos que les interesa tener en su posesión a sabiendas de que no es suyo (para estos depredadores, todo, absolutamente todo, les pertenece, nunca reconociendo quien es el propietario ni que esa persona está en su derecho de tener tales cosas), siempre con el propósito de ser el centro de atención de todo el mundo para que los demás les vean como los seres más divinos y poderosos a los que hay que arrodillarse de forma ciega y fanática ante ellos.

Y sí, a los narcisistas, sociópatas y psicópatas les interesa en gran medida abusar en extremo de los TEA ya que éstos, además de usarlos como verdaderos recipientes de emociones tanto de lo positivo para absorberlo como para desechar su oscuridad absoluta, están en una necesidad extrema de incentivar a los demás de que los “débiles”, solo por ser “débiles”, se merecen la exclusividad social, haciendo que la sociedad apunte más por las “virtudes” de estos personajes que por las virtudes humanitarias reales, ya que estos seres quieren relacionarse con seres que, supuestamente, son comparables a ellos. Como tales, los vampiros emocionales ven el mundo como de uno en el cual, hay que imponerlo mediante una agresividad, brutalidad, crueldad, malignidad, falta de piedad excesivamente tremendas para que todos ellos se sometan a sus caprichos más perversos.

Ya no es que solamente estos seres quieren imponer la visión del mundo que éstos tienen, una visión totalmente comparable al de la ley de la selva. También les interesa, si les fuera posible, tener el control absoluto de todos y cada uno de los elementos que hay en el plano existencial debido a que ellos, como personas, son tan melancólicas y agónicas que, las paranoias hacen que éstos puedan traicionar a sus amigos pensando que ellos los van a traicionar, los traumas que tienen los torturan día y noche, las veces a las que fueron expuestos a las hipercríticas les regocija de un dolor constante y permanente, la incapacidad de conectarse emocionalmente con la gente debido a un fallo severo en la amígdala cerebral, que es una parte del cerebro que conecta las emociones con el razonamiento, haciendo que estos seres se muevan más por los instintos que por las emociones o el razonamiento de las cosas, pese a que éstos no sean tan instintivos como para actuar de una forma completamente idéntica a los animales reptilianos, a pesar de que estos seres, objetivamente, se muevan más por el instinto de acallar el vacío que éstos tienen abusando de todo el prójimo, especialmente de los TEA, que de hacerlo por un bien favor.

Con el fin de concluir este documento, una de las lecciones más importantes los cuales, todo TEA debe saber es que, por mucho que se esté en una sociedad meramente hedonista en la cual, la imagen y las apariencias es mucho más importante que la vida y el respeto por los demás, teniendo cada vez a mucha gente que, sin ser necesariamente un depredador emocional, son gente vacía y superficial producto de tener problemas verdaderamente serios en su interior, no hay que olvidar que, lo más importante es ser uno mismo, con sus virtudes y defectos, amándose tal y como son, y que… si hubiera un problema serio de amor hacia uno mismo, consultar con un profesional con el propósito de que dichos profesionales puedan dirigir a aquellos TEA que hayan sido depredados emocionales a llevar a cabo su proceso de recuperación del abuso narcisista…

Cosa de la que yo, el sábado pasado, llevé a un TEA con gran depresión en el cual, de tener conductas suicidas, yo mismo me comprometí a quedar con él a iluminar de forma introductoria lo que es el proceso de recuperación, para así evitar que dicha persona sufriera uno de los destinos fatales que es frecuente en los TEA… el suicidio.

Así pues, a pesar de que yo mismo no me vea como un TEActivista, sí me veo, y siempre respetando mis horarios tanto laborales como personales, como un activista antipsicóata o antinarcisista.

El motivo es, yo mismo he podido huir de una depredación emocional en Internet debido a que yo, en mi caso, observé en un narcisismo colectivo como éstos actuaban de forma rara, teniendo todos ellos como elemento común el trauma que los marcó de por vida, habiendo desde gente rota y codependiente a haber narcisistas que tenían una visión extremadamente negativa y cruel de la sociedad, siendo un grupito en el cual, se movían más por el rencor y el odio que por la paz y la tranquilidad de uno mismo, pudiendo ser, muy probablemente, uno de los elementos más comunes que se den en la sociedad, siendo esto uno de los elementos más lamentables que haya grupos a modo de manada en el cual, todos compartan los mismos rasgos tóxicos que el narcisista dominante que yo vi, se lo que es eso ya que he visto como actuaban esa clase de colectivos narcisistas y… aunque yo, gracias a mi astucia de haberla obtenida hace mucho tiempo en el mundo de los videojuegos, pude escapar de tal atrocidad, teniendo en cuenta que muchos profesionales de la psicología están afirmando con horror el incremento de estos depredadores emocionales, mi objetivo en este artículo reside en concienciar a todos los TEA que puedan ver este blog, junto a todos los padres y otras personas asociadas tanto a este blog como otros interesados en ello, que existen personas verdaderamente crueles en el cual, debido a un trastorno de la personalidad que reside en una deformidad severa de la amígdala cerebral, teniendo consecuencias devastadoras en su estructura cerebral, tienen como propósito machacar, someter y controlar a todo el mundo para que ellos se sometan a sus caprichos, pudiendo hacer lo que ellos quieren sin que nadie, ni siquiera sus padres, les digan nada, siendo esto un perfil tan tóxico que puede ser percibido como uno peligroso.

Si veo que hay interés por el campo del narcisismo, sociopatía y psicopatía por parte de los lectores, no me importa, cada cierto tiempo, ir posteando semanalmente cómo influye tanto la sociedad narcisista como la personalidad narcisista en los TEA, siendo ya una obligación urgente para todos los que sean TEA y/o padres que tengan hijos con TEA que hagan conciencia de estas personalidades verdaderas perversas para así evitar que ellos sufran la depredación emocional, dejando secuelas que, si no se tratan a tiempo, pueden perdurar de por vida.

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com