El autismo y las estereotipias




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo | 21/09/2021

Fotografía: Pixabay



Muchas veces suelo aletear las manos o moverme de un lugar a otro como hacen otros muchos autistas.


Eso llama mucho la atención de los neurotípicos y suele inquietarles ya que es un comportamiento que lo ven como anormal.


Yo he tenido estereotipias desde siempre, siempre he movido las manos, los brazos, las piernas y he dado vueltas de un lado a otro.


En realidad no es que tenga el mono, no es que esté nervioso, no es que quiera llamar la atención, es mi forma de autorregularme.


Ante un mundo neurotípico que muchas veces me es hostil, necesito una salida, como una desconexión que me ayude a bajar mi estrés.


Cuando era pequeño y daba vueltas sin sentido por el patio de recreo y no jugaba con los demás niños, pensaba en mis cosas, imaginaba mis propios amigos imagionarios, mis personajes y les daba una narración, como si estuviese viendo dibujos animados.


Por ello, siempre he necesitado de estos mecanismos de regulación, de calmar mi estrés y mi angustia ante un mundo muy incomprensible y lleno de gente que me hacía daño y era mala conmigo.


Las estereotipias no son un comportamiento anormal que deba corregirse, son un método normal en el autista de autorregulación de la ansiedad y de liberarse del estrés.


Un pequeño descanso ante un mundo neurotípico turbulento y amenazador.


Por ello el autista no debe tener vergüenza de sus estereotipias ni debería esconderlas delante de los neurotípicos pues son un comportamiento normal en nosotros.


No debemos avergonzarnos ni escondernos de lo que somos.


Si el TEActivismo reivindica la dignidad de los autistas y el salir del armario de negar el autismo al mundo, también reivindicar nuestro derecho a tener estereotipias y no sentirnos cohibidos por lo neurotípicos, debemos hacerlo y ser respetados.




110 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo