El final del verano y el horror de “la vuelta al cole”

Actualizado: 10 de sep de 2020




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo

Fotografía: PixaBay


Lo que reresenta la vuelta al cole para un autista, explicado por Ignacio Pantoja.

Escuchando las puñeteras noticias del día a día en la que siempre salen los mismos a dar la cara por todos los españoles, ahora se habla mucho de la famosa vuelta al cole de la que los niños autistas son víctimas y saco la conclusión que siempre he sacado: “al gobierno le importa un bledo nuestro colectivo”.

Remontándome a mi pasado, yo todos los veranos los pasaba y los sigo pasando en Cercedilla, el psicólogo que me atendía, el cual no me diagnosticó el TEA, me decía que debía de hacer amistades aquí en Cercedilla y lo único que ocurría es que recibía un acoso y un bullying gratuito por parte de los otros chicos de la urbanización donde tenemos la casa.

Aún así, podía siempre refugiarme en mis padres cuando volvía llorando cada vez que me puteaban en mi adolescencia.

Esto fue así durante todos esos años, los cinco que pasé en el maldito y ya desaparecido colegio “Estilo” y en el colegio concertado y de integración “Agora” donde pasé 6 años, dos repitiendo.

Es bien cierto que en el colegio Agora algunos profesores me ayudaron mucho, no así en el Estilo donde me machacaron los huesos sin piedad, sobre todo algún profesor que, por quedar guay y molón delante de los alumnos y alumnas, me insultaba y me moteaba de manera descarada delante de todos, haciéndome aún más imposible la vida en el centro y promoviendo el bullying de los demás alumnos hacia mí.

Siempre siempre siempre, la vuelta al colegio fue para mí una desesperación y un horror, siempre.

No puedo imaginar lo que deben de estar pasando los autistas que vayan ahora al colegio y al instituto, quizá estén peor que yo, o quizá haya mejorado la situación porque los diagnósticos son mucho mejores y no tienen que esperar a ser adultos para que se les diagnostique.

Pero a pesar de todo hay algo nuevo: el COVID-19.

Pienso que esta nueva variable introduce unos cambios para peor, quizá podría ser bueno que los niños autistas aprendiesen desde casa, como he expresado en otro artículo anterior pero si los hacen ir, el agobio del bullying, del ghosting más llevar la mascarilla, puede ser asfixiante nunca mejor dicho.

Y es que todos los problemas que hay en este país empeoran siendo TEA al cubo, siempre a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo nos toca la peor parte.

El virus infunde respeto, pero más respeto infunde la sociedad normotípica donde los demás alumnos nos maltratan y los profesores hacen caso omiso.

Y lo peor de todo: ¿quién representa en el gobierno a los autistas? Pues nadie, esa es la respuesta, somos un colectivo que no da demasiados votos y, por tanto, no damos demasiado dinero y salvo algún político como Tomás Marcos, nadie va a mover un dedo por nosotros y menos el partido de gobierno actual en el que he militado muchos años y jamás fui escuchado por defender la causa TEA.

Siempre somos los marginados en toda situación y peor ahora que solo se habla del COVID, por eso si es necesario, escribiré un artículo diario denunciando la invisibilidad a la que nos somete este gobierno y la sociedad en general y reivindicando la LUCHA TEA y el TEActivismo para encontrar nuestro lugar que como ciudadanos nos corresponde.

¡VIVA EL AUTISMO!


Entradas Recientes

Ver todo