El sueño, importancia, fases, alteraciones, consejos




Fuente: Stimulus / 27/05/2020

Fotografía: Stimulus

En este artículo vamos a hablar sobre qué es el sueño, la importancia que tiene dormir de manera saludable, veremos qué fases tiene el sueño, las consecuencias que se pueden producir cuando existe privacidad o mala calidad del sueño y, por último, daremos una serie de claves para la adquisición de nuevos hábitos para dormir mejor.

De manera sorprendente, un tercio de la vida la pasamos durmiendo. Por este motivo dormir es un proceso esencial en la vida de cualquier persona.

Durante el sueño se producen una serie de procesos biológicos con diferentes funciones, entre otros, recuperar fuerzas, descansar, ayudar a procesar la información, asentar aprendizajes adquiridos en el día.

Qué es el sueño

En la mayoría de los mamíferos, y también en las aves, se suceden de forma inalterable dos comportamientos, uno de actividad (vigilia), y otros de inactividad y quietud (sueño) donde la conciencia y el recuerdo son limitados.

Cuando dormimos se produce el sueño, que es el estado de reposo que suspende la actividad consciente y, con ello, los movimientos voluntarios.

El sueño es un proceso motivacional que cumple una función vital necesaria. Gracias al sueño nos sentimos descansados y con energía en el día a día, podemos procesar y aprender nueva información, reflexionar y crear los recuerdos. A nivel físico, el sueño ayuda a descansar los sistemas vitales, como el corazón y el sistema vascular.

También aumenta la masa muscular y la reparación de células.

A nivel hormonal, durante el sueño se liberan las hormonas del crecimiento, de vital importancia en la niñez. En la adolescencia se liberan las hormonas sexuales que promueven la fertilidad.

Aunque todas las personas necesitamos dormir las necesidades de sueño pueden variar entre unos y otros, es decir, las horas de sueño necesarias en las personas varían.

Las recomendaciones de salud para un sueño saludable son las siguientes:

  • En los bebés recién nacidos se recomiendan entre 16-18 horas al día.

  • Niños en edad infantil, entre 10-12 horas.

  • Niños en edad escolar, aproximadamente 10 horas.

  • Adolescentes, aproximadamente 9 horas.

  • Adultos, entre 7-9 horas.

Fases del sueño

Durante el sueño, así como durante la vigilia, se producen unos cambios a nivel físico, biológico y electrofisiológico que hace posible diferenciar algunas fases.

En el estado de vigilia, a nivel electrofisiológico se produce un cuadro de actividad eléctrica desincronizada de ondas de alta y baja frecuencia. Por ejemplo, se pueden observar las ondas de actividad Beta que son ondas irregulares de baja frecuencia que aparecen cuando una persona está en alerta o pensando intensamente.

Por otro lado, cuando cerramos los ojos y nos relajamos (o cuando nos aburrimos) aparecen otras ondas de actividad Alfa, que al contrario que las anteriores son ondas regulares de frecuencias altas y bajas.

¿Qué sucede durante el sueño? A medida que nos vamos quedando dormidos hasta que estamos en sueño profundo suceden cinco fases de actividad cerebral diferenciada, donde algunas de ellas se repiten de manera secuencial durante las horas de sueño.

  • Fase 1. Se produce cuando empezamos a tener sueño y el ritmo Alfa disminuye. Aparecen unas ondas de baja frecuencia, denominadas ondas de actividad Theta, dura unos minutos.

  • Fase 2. Es una etapa intermedia entre vigilia y sueño, aunque más profunda que la fase anterior. En esta fase aparece el ritmo sigma (también llamado husos de sueño) y los complejos K, cuya finalidad es que no nos despertemos ante ruidos del ambiente. Esta fase puede durar entre 5 y 15 minutos.

  • Fase 3. Las ondas de actividad empiezan a ganar amplitud y desciende su frecuencia. En esta fase comienza el sueño profundo, denominado sueño de ondas lentas, donde aparecen los ritmos Delta. En esta fase no hay movimientos de los ojos ni del cuerpo.

  • Fase 4. Es la fase de sueño profundo donde aparece más marcado el sueño de ondas lentas.

  • Fase REM. Aproximadamente 90 minutos después de empezar el sueño, y 45 minutos después del comienzo de la fase 4, comienza la fase de sueño REM (por sus siglas en inglés, rápidos movimientos oculares).

Prestando atención a la secuencia anterior podemos diferenciar dos tipos de fases durante el sueño, el sueño REM (fase 5) y el sueño no REM (fases 1, 2, 3 y 4). Durante las horas de sueño las fases de sueño REM y no REM se alternan en ciclos. Cada ciclo puede durar aproximadamente 90 minutos, incluyendo un periodo de sueño REM de 20-30 minutos.

Características del sueño REM (también llamado sueño paradójico):

  • La actividad electrofisiológica es similar a la vigilia, con algunas ondas de actividad Theta diseminadas y con ritmos Beta, rápidos e intensos (frecuencias altas).

  • El cerebro está muy activo. El flujo sanguíneo cerebral y el consumo de oxigeno se incrementan.

  • Debido a la actividad cerebral en esta fase se producen los movimientos de los ojos.

  • La respiración y tasa cardiaca se hace más rápida e irregular.

  • Desciende la temperatura corporal.

  • Hipotonía. Exceptuando pequeños movimientos aislados, las personas durante el sueño REM están paralizadas. Esto también es debido a la gran actividad cerebral, similar a la vigilia, pero con falta de conciencia. En caso de no tener hipotonía una persona se podría hacer daño a sí misma.

  • Durante el sueño REM se experimentan los sueños.

  • Durante el sueño REM una persona puede no reaccionar a los ruidos, pero puede alertarse fácilmente ante un estímulo significativo, como por ejemplo oír su nombre.

Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño son los problemas relacionados con la propia actividad de dormir. Pueden ser desde problemas para conciliar el sueño, hasta comportamientos atípicos durante el sueño.

Las consecuencias de los trastornos del sueño pueden ser específicas a una actividad, como perjudicar la habilidad para conducir, o general a todos los aspectos de salud, como aumentar el riesgo de enfermedades.

Por ejemplo, el sueño está muy relacionado con el sistema inmunitario, de tal manera que la falta de sueño puede debilitar este sistema y aumentar así las probabilidades de tener alguna enfermedad vírica, o perjudicar la recuperación cuando se está enfermo.

Los trastornos del sueño también pueden estar relacionados con la aparición de otras enfermedades como diabetes, obesidad, o enfermedades cardiovasculares.

Seguir leyendo…

118 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com