Formas fáciles de enseñar importantes habilidades lingüísticas y de ocio




POR ROSEMARIE GRIFFIN, CCC-SLP, BCBA

Fuente: Autism Parenting Magazine | 24/06/2020

Fotografía: Pixabay



Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) se benefician de la instrucción directa en relación con las habilidades de ocio y el lenguaje que se incorpora a través de estas actividades.


El Dr. Mark y Cindy Sundberg hicieron recientemente una presentación sobre este tema y señalaron que el juego proporciona una forma cómoda y natural de interacción entre padres e hijos. Además, los niños con autismo y otras necesidades lingüísticas pueden mostrar déficits en las habilidades de juego, especialmente en las habilidades de juego social. Cuando nuestros hijos no participan en actividades de juego/ocio, se están perdiendo una forma natural de trabajar la enseñanza del lenguaje.


A medida que los alumnos crecen, esta falta de habilidades de ocio puede hacer que se sientan aislados y que no tengan tantas oportunidades sociales como otros niños. Cuando incorporamos estas habilidades a las rutinas familiares diarias, nuestros hijos pueden aprender mucho.


En mi trabajo como logopeda siempre me he centrado en las habilidades de ocio. Pero un alumno en particular me hizo querer compartir esta información con otras familias. Estaba trabajando con un alumno en cómo jugar a un juego modificado de Conecta 4. El alumno elegía una pieza del juego y la introducía en el tablero. Conseguir cuatro en una fila no era el objetivo; se trataba más bien de tomar turnos y participar en un juego cooperativo sostenido. Le conté a los padres que estábamos trabajando en esta actividad y les indiqué la forma exacta en que estábamos enseñando al alumno a jugar al juego. Alrededor de las vacaciones, los padres me escribieron una nota para decirme que el alumno había recibido este juego como regalo y que había podido jugar con su hermana. ¡Un éxito!



Los siguientes pasos pueden ayudar a integrar estas actividades en sus rutinas familiares


1. Colaborar con el equipo escolar


¿Su alumno está trabajando para aumentar sus habilidades de juego o de ocio en el entorno escolar? Si es así, éste es un buen punto de partida. Pregunte al logopeda, al analista de conducta certificado (BCBA) o al especialista en intervención sobre los juegos que están trabajando en la escuela. Si están enseñando algo específico, pregúntales cómo están trabajando la habilidad. Consigue los detalles y trata de jugarlo en casa.



2. Actividades de ocio modificadas para probar en casa


Si el equipo de la escuela no aborda estas habilidades, revisa los ejemplos que aparecen a continuación y prueba algunos con tu hijo:



Sillas musicales modificadas


A mis alumnos les encanta este juego. Coloco la misma cantidad de sillas que de alumnos. Así, si tenemos tres alumnos, tenemos tres sillas. Nunca quitamos una silla. Les digo a los alumnos las reglas: cuando la música está encendida, caminamos, y cuando la música está apagada, nos sentamos. Pongo música que les gusta a mis alumnos y jugamos durante 5-10 minutos. Es muy divertido.



Simón dice modificado


Este juego es ideal para esos momentos de 5 a 10 minutos en los que se dispone de tiempo no estructurado. Digamos que estás en el aeropuerto esperando tu avión, o que estás en la farmacia y se está haciendo eterno. Prueba esto para llenar ese espacio. La modificación de este juego es que siempre es Simón dice. "Simón dice que te toques los dedos de los pies", "Simón dice que saltes", "Simón dice que corras en tu sitio", "Simón dice que grites hurra", "Simón dice que marches", etc. ....



Uno modificado


A la mayoría de los alumnos les encanta jugar al Uno, pero pueden confundirse con las cartas especiales que se incluyen en la baraja. Hay dos maneras de modificar este juego en función del nivel de tus alumnos. Puede eliminar todas las cartas no numeradas (es decir, invertir, saltar, robar dos, comodín) y hacer que los alumnos acierten el número o el color de la carta. Si los alumnos se benefician de más modificaciones, puedes sacar una tarjeta de cada color (rojo, verde, azul y amarillo). Los alumnos eligen una carta y la hacen coincidir con el montón correcto.



Scrabble modificado


Mis alumnos estaban entusiasmados por aprender a jugar a este juego. Lo modificamos permitiendo a los alumnos crear palabras en cualquier lugar del tablero. Las palabras no tenían que tocarse entre sí. Esto hace que el juego sea más fácil de manejar para todos los alumnos. Yo hacía que los alumnos crearan una palabra y luego la utilizaran en una frase gramaticalmente correcta.



El juego de la tienda


Este juego permite a los alumnos utilizar sus habilidades lingüísticas para crear palabras. Escribo todo el alfabeto en la pizarra y nos turnamos para inventar una palabra que podamos comprar en la tienda y que se corresponda con la letra que tenemos. Por ejemplo, "He ido a la tienda y he comprado manzanas", "He ido a la tienda y he comprado pan", etc. Parece que a los alumnos les encanta este juego, y es fácil de jugar con un grupo. Si un alumno tiene problemas para pensar en una palabra en su turno, muéstrele una imagen de un elemento que podría decir. Si el alumno cae en la 'd' y no se le ocurre nada, muéstrele una imagen de un donut, y él/ella podría decir "donut".




Trabajar el lenguaje y el ocio puede ser atractivo y divertido tanto para los padres como para los niños. ¡Realizar estas actividades modificadas con amigos y familiares puede permitir que nuestros hijos se sientan exitosos y felices!


Referencia: Dr. Mark y Cindy Sundberg " ABAI Play Presentation" www.avbpress.com, Consultado el 12 de mayo de 2017.


Este artículo apareció en el número 65 - Transiciones de vuelta a la escuela


https://www.autismparentingmagazine.com/teaching-important-language-leisure-skills/


Entradas Recientes

Ver todo