La exposición prenatal a los antipsicóticos no aumenta las probabilidades de autismo y TDAH


Continuación del tratamiento: La evidencia no apoya la interrupción de los medicamentos antipsicóticos durante el embarazo. / Cortesía de Motortion / iStock



POR PETER HESS

Fuente: Spectrum | 20/08/2021

Fotografía: Autism Spectrum



Los niños nacidos de madres que toman medicamentos antipsicóticos durante el embarazo no tienen mayores probabilidades de padecer autismo o TDAH


Los niños nacidos de madres que toman medicamentos antipsicóticos durante el embarazo no tienen mayores probabilidades de padecer autismo o trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), ni son más propensos a nacer prematuros o con bajo peso, según un estudio publicado el pasado lunes en JAMA Internal Medicine.


Algunas mujeres con esquizofrenia, síndrome de Tourette o trastorno bipolar toman medicamentos antipsicóticos, como el aripiprazol, el haloperidol o la risperidona. Los médicos han debatido durante mucho tiempo si las mujeres deben dejar de tomar estos medicamentos durante el embarazo por temor a los efectos de los fármacos en el feto en desarrollo.


Pero los niños nacidos de madres que toman antipsicóticos durante el embarazo y de las que no los toman tienen resultados similares, según el nuevo trabajo.


"Nuestros resultados no respaldan la recomendación de que las mujeres suspendan su tratamiento habitual con antipsicóticos durante el embarazo", afirma el investigador principal, Kenneth Man, investigador de la Facultad de Farmacia del University College London (Reino Unido).


La prescripción de antipsicóticos durante el embarazo puede ayudar a prevenir episodios psicóticos potencialmente peligrosos y asegurar que la futura madre pueda cuidarse a sí misma, dice Mady Hornig, profesora asociada de epidemiología de la Universidad de Columbia, que no participó en el estudio. "Ciertamente, no queremos ser arrogantes con el uso de cualquier medicamento durante el embarazo, pero uno también quiere equilibrar las implicaciones de no tratar".


Cualquier efecto aparente de los antipsicóticos sobre el feto en desarrollo se debe probablemente a la enfermedad que se está tratando, más que al tratamiento, según el estudio. Una reciente investigación sobre la relación entre la exposición prenatal a los antidepresivos y el autismo en los niños llega a una conclusión similar.



El autismo infantil no está relacionado con la exposición prenatal a los antipsicóticos


Las asociaciones aparentes entre el uso de medicamentos antipsicóticos durante el embarazo y el autismo probablemente se deban a las condiciones psiquiátricas maternas y no a los medicamentos en sí. Los cocientes de riesgo que se muestran a continuación se ajustaron mediante un enfoque de puntuación de propensión, que tiene en cuenta los factores de confusión. Las comparaciones que son estadísticamente significativas se indican en negrita.


Los datos se basan en 411.251 parejas de madres e hijos e incluyen a 706 niños que fueron expuestos prenatalmente a medicamentos antipsicóticos entre 2001 y 2015; 27 de los niños recibieron posteriormente un diagnóstico de autismo.

Gráfico: Niko McCarty y Peter Hess Fuente: Wang, Z. et al. Creado con Datawrapper



Factores de confusión


Man y sus colegas utilizaron los datos de salud pública de 411.251 niños nacidos durante 15 años en hospitales y clínicas públicas de Hong Kong, así como los datos de seguimiento de esos niños durante 3 años y los datos de historial médico y de medicación de sus madres. Buscaron asociaciones con el autismo, el TDAH, el nacimiento prematuro y el bajo peso gestacional.


Un análisis inicial relacionó la medicación antipsicótica prenatal con un pequeño aumento de los nacimientos prematuros, pero esa asociación desapareció tras otros análisis estadísticos para descartar un efecto conocido como confusión por indicación: Los médicos prescriben la medicación por una razón -o indicación- que puede dar lugar a diferencias adicionales entre las personas y sesgar los resultados del estudio.


"Cuando comparamos ingenuamente el efecto de la medicación entre los tratados y los no tratados sin abordar adecuadamente las diferencias entre los grupos", dice Man, "los resultados estarán sesgados por esas diferencias".


Para tener en cuenta esta posibilidad, el equipo dividió una parte de la población del estudio en grupos que incluían a las personas con afecciones psiquiátricas que habían tomado o no antipsicóticos, incluyendo a las madres que siguieron tomándolos durante el embarazo y a las que tomaron los medicamentos pero los dejaron cuando se quedaron embarazadas.


Los análisis iniciales mostraron que, de media, las madres de este último grupo tenían hijos con una mayor incidencia de TDAH, nacimientos prematuros y bajo peso al nacer. Pero como los bebés nunca estuvieron expuestos a los antipsicóticos, el resultado sugería que había confusión por indicación.


Las comparaciones con los hermanos apuntaban a una conclusión similar: Las madres con enfermedades psiquiátricas existentes tienen más probabilidades de tener hijos con autismo o TDAH, según el estudio, pero no niños que nazcan prematuros o con bajo peso, independientemente de que tomen o no antipsicóticos durante el embarazo.


"El diseño de hermanos es un diseño realmente bueno, y los grupos de comparación negativa fueron un diseño realmente bueno", dice Hornig.


Estos métodos ayudaron a abordar cualquier diferencia potencial en la población del estudio que hiciera más probable que una persona estuviera en el grupo expuesto, dice, pero añade que habría sido útil que los investigadores hubieran subdividido más a las madres con condiciones psiquiátricas según su condición y medicación. Además, un período de seguimiento del estudio más largo podría haber asegurado que todos los niños con autismo fueran captados con precisión y que todos los diagnósticos de TDAH -un diagnóstico notoriamente inestable en los niños pequeños- fueran realmente confirmados, dice Hornig.


La estratificación por fármacos específicos habría sido difícil debido al pequeño número de madres a las que se les recetaron antipsicóticos en la muestra, lo que limita la potencia estadística de dicho análisis, dice Man.


Cite este artículo: https://doi.org/10.53053/GRKW6648


https://www.spectrumnews.org/news/prenatal-exposure-to-antipsychotic-medication-does-not-increase-odds-of-autism-adhd/

41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo