Mi vida en el espectro del autismo

Actualizado: 15 de sep de 2020





POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo

Fotografía: Bing Images

Y si los estudios no me sirven… debería haberlo sabido antes. Por qué la sociedad no enseña las pequeñas cosas de la vida a los aspies para que puedan vivirla.

Como he comentado en anteriores artículos y como afirma mi ficha de autor, soy un hombre (ya no digo un joven) de 32 años, que estaba haciendo su segunda carrera, después de 9 años lectivos de la anterior y uno de máster, 6 años en un colegio concertado, 5 en uno privado y 3 en uno público.

Mi situación, tanto a nivel laboral, como familiar, como psicológica, es verdaderamente mala, no puedo encontrar trabajo, no puedo irme de casa, ni encontrar pareja, ni tener una vida estable y feliz, ni siquiera tengo una vida emocional tranquila, ya que vivo con muchísima ansiedad, miedo y TOC, …, soy tremendamente dependiente de mis padres y no creo que, en muchos años, deje de serlo, aunque sé que muy probablemente mueran antes que yo.

Analizando mi vida y comparándola con la de otros aspis de mi alrededor, me doy cuenta de que algo no marcha bien, y no me refiero a algo que en nosotros mismos (que también), sino a que después de tantos años de estudio, tantas asignaturas como cursos superados, aún no soy capaz de vivir solo y de estar emocionalmente estable.

Generalmente, suele pasar en todo tipo de sociedades, se culpa a la propia persona de no haber sabido adaptarse y sobrevivir al ambiente; adaptarse y sobrevivir, aquello que en la selección natural indica qué individuos son más aptos para dejar descendencia; se nos echa la culpa a nosotros, tanto a mí como a otros asperger, de no ser capaces de incluirnos en este mundo ni de mantenernos independientes en él.

También muchas veces se echa la culpa a los padres, la culpa de no haber sabido sacar adelante a sus hijos o de no haberles dado “educación”. De hecho, muchas veces se confunde al autismo con la mala educación y a los padres de niños con autismo, con padres que no han sabido educarlos.

El verdadero tema de este artículo es qué está haciendo mal la sociedad, por qué a las personas con autismo se nos obliga a aprender cosas y asignaturas de memoria que no nos sirven para sobrevivir y no nos enseñan un poco más de la vida, …, quiero decir, yo he pasado por cinco colegios y tres universidades y en todas ellas, más o menos me han puteado, siempre en el punto de la discriminación y como he comentado en otros artículos sobre el bullying y el ghosting. Los años de colegio e instituto han estado siempre entre el maltrato físico, el verbal, el social y el psicológico y mis años de universidad en la marginación, el rechazo, el aislamiento y el insulto.

Durante todos estos años he aprendido muchas fórmulas, lecciones. He aprendido a resolver muchos problemas, muchísima taxonomía, y aprender lecciones muy difíciles de biología, neurociencia y farmacia, pero ninguna de ellas me ha servido para vivir.

Me planteo muy seriamente qué he hecho mal para llegar a una situación como en la que estoy, en la que me paso todo el día asustado y ansioso, y necesito a mis padres en todo, así como medicación y apoyo psicológico para vivir en mi día a día.

Me comparo con otros amigos asperger y me doy cuenta de varias cosas, de que después de pasar 28 años de estudios no me ha valido de nada, y de que la medicación y la terapia no me sirven para tener una vida y un trabajo independientes de mis padres.

Realmente no sé de qué sirve estudiar matemáticas, historia, lengua, filosofía… si a la hora de la verdad no nos sirve para vivir, de qué vale hacer dos carreras y un máster sino nos sirve para vivir.

¿Qué es lo que se está haciendo mal?

Sinceramente, no puedo dar con la clave, pero creo y siento que a las personas TEA no nos deberían de llevar al colegio y al instituto, sino a lo mejor, a prepararnos para la vida en paralelo a los demás, para sobrevivir y ser independientes cuando seamos adultos, manteniendo el contacto con nuestros semejantes de manera diferente a las palizas y burlas que se viven en los recreos.

Mis abuelos me dijeron que debía de estudiar mucho, pero se equivocaban; se equivocaban porque para un asperger no valen estudios estériles, ni tener dos carreras, ni un máster porque eso no nos vale para vivir.

Creo que la sociedad debería de estar preparada para ayudarnos a vivir cuando no estén nuestros padres y eso implica un camino diferente al de los neurotípicos, que así sea.

84 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo