Padres denuncian que en Arizona los autistas están sufriendo por las órdenes que dan las escuelas