https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

¡Potenciador por favor!




POR GERARDO SANCHEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 10/01/2022

Fotografía: Pixabay.com



Los Asperger solemos tener bastantes momentos en los que estamos encallados o fallamos a raíz de nuestras debilidades. Es muy conveniente tener personas que te den confianza.


El encaje de un Asperger no es fácil, como ya se ha explicado en muchos artículos, tanto en lo que refiere al mercado laboral como en lo referente a la socialización. Especialmente en las edades adolescentes y quizás hasta pasados los treinta se da la etapa de crecimiento más difícil, en la que se pasa por más cambios y en que te sientes más diferente de los demás.


El proceso de madurez de un Asperger va por un camino distinto al de los neuro-típicos, por lo que desde la adolescencia hasta bien pasados los treinta no puedes llegar a converger bien con los demás neuro-típicos, en la medida que estos ya han madurado lo suficiente para ser más respetuosos y humildes con quienes son diferentes.


En mi vida he tenido muy pocos potenciadores y sí bastantes machacadores, por decirlo de alguna forma. La verdad es que no sé qué habría sido de mi sin los potenciadores que tuve de joven, especialmente en mis primeros años en el mercado laboral. Tener alguien por quien tienes una cierta admiración o al menos consideración, que te valora positivamente resulta ser fundamental cuando todo te sale mal y muchos empiezan a dudar de tu valua profesional.


Potenciar a una persona o ser una persona vitamina para alguien significa sobretodo darle confianza a través de elogios sinceros acerca de cosas que tienen valor, y más si resulta un valor escaso, ya sea en cuanto a habilidades o cualidades personales. Mostrar comprensión acerca del porqué te han salido las cosas mal, dando a entender que estos problemas también les pasan a los mejores es algo que te hace sentir bien y te refuerza. Otra técnica es explicar las historias de éxito, que suelen contener un listado de fracasos previos al éxito final. Cuanto más ambicioso es el reto, más fracasos suelen haber en el camino hasta conseguirlo.


Sólo las mentes inteligentes y nobles pueden ser vitaminas y potenciadoras. Los fracasados tienden a creer que el fracaso es lo normal y no merece la pena luchar por un sueño, y algunos incluso van a sentir satisfacción cuando los demás también fracasen como ellos. Hay que saber identificar quienes son y no dar importancia a sus palabras. Son tóxicos.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo