¿Qué es el Código ICD para el autismo?




POR CLAIRE DELANO

Fuente: Autism Parenting Magazine | 01/07/2021

Fotografía: Pixabay.com



Cuando se tiene un hijo o hijos con autismo, probablemente se pasa más tiempo con los médicos y terapeutas que la mayoría de las familias. En primer lugar, está la búsqueda de un diagnóstico, luego los posibles tratamientos, por no hablar de las otras afecciones -como el TDAH o los problemas gastrointestinales- que a veces se asocian al TEA.


Todo esto significa que casi seguro que has entrado en contacto con la ICD-10-CM. ¿Qué significa esta cadena de letras y números y cómo se relaciona con el autismo? En este artículo, exploraremos la ICD y cómo afecta al diagnóstico del autismo.



¿Qué es el índice ICD-10-CM?


El índice ICD-10-CM es una versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades, una herramienta creada por la Organización Mundial de la Salud. Es esencialmente una lista de enfermedades, trastornos y otras condiciones de salud, todas ellas categorizadas y etiquetadas con un código formado por letras y números.


La ICD comenzó como la Lista Internacional de Causas de Muerte del Instituto Internacional de Estadística en 1893. Con el tiempo, la Organización Mundial de la Salud se hizo cargo de su mantenimiento y la amplió para incluir todas las enfermedades, no sólo las mortales. Todos los países miembros de la OMS deben utilizar la ICD para elaborar las estadísticas nacionales de mortalidad y enfermedad.


Los países miembros utilizan actualmente la décima edición de la ICD, denominada ICD-10. La Clasificación Internacional de Enfermedades, Décima Revisión, Modificación Clínica (ICD-10-CM) es una versión creada para su uso en los Estados Unidos. Estados Unidos utiliza la ICD-10-CM para diagnosticar enfermedades y registrar la información de los paICDntes, y utiliza la ICD-10 estándar para clasificar los datos de los certificados de defunción.


La ICD-10 entró en vigor en todo el mundo en 1990, pero Estados Unidos no empezó a utilizarla para la información sobre mortalidad hasta 1999 y no realizó la transición completa a la ICD-10-CM hasta 2015. Por eso, algunos sitios web enumeran los códigos de la décima revisión que son equivalentes a los de su predecesora, la ICD-9, aunque no hay coincidencias exactas, ya que la transición a la décima edición añadió unos 55.000 códigos nuevos.


Estos códigos tienen propósitos importantes en el mundo médico. A mayor escala, los funcionarios de salud pública utilizan los datos para realizar investigaciones y hacer un seguimiento de las tendencias. Para los pacientes y cuidadores, los códigos suelen utilizarse en la facturación de los hospitales y en las reclamaciones de los seguros.



¿Cómo se clasifica el autismo en el índice ICD-10-CM?


El autismo se clasifica con el código F84.0. Es un "código facturable", lo que significa que es lo suficientemente detallado como para constituir un diagnóstico médico. Se incluye en la sección de trastornos mentales y del comportamiento (códigos F00 a F99), en la subsección de trastornos generalizados y específicos del desarrollo (F80 a F89) y en la subsección más pequeña de trastornos generalizados del desarrollo (F84).


La ICD define un trastorno generalizado del desarrollo como "distorsiones graves en el desarrollo de muchas funciones psicológicas básicas que no son normales para ninguna etapa del desarrollo". El F84 en sí mismo es un código no facturable, por lo que no puede introducirse en ningún sistema como diagnóstico, pero sí pueden hacerlo todos los códigos que caen bajo él (F84.0 a F84.9).



Observación del trastorno autista F84.0


La descripción de F84.0 trastorno autista en la ICD es básicamente la misma que otras descripciones del autismo: los niños con TEA tendrán dificultades con la interacción social, el lenguaje y las habilidades de comunicación y el comportamiento repetitivo que se hacen evidentes en la primera infancia, especialmente antes de los tres años.


Un código ICD puede tener "términos de inclusión", que son otras afecciones para las que puede utilizarse el código. A menudo, los términos de inclusión son sólo sinónimos del principal. En el caso del código F84.0, los términos de inclusión son trastorno del espectro autista, autismo infantil, psicosis infantil y síndrome de Kanner.


La ICD también tiene notas de exclusión de tipo 1, que indican cuándo dos códigos no deben diagnosticarse nunca juntos. En este caso, el autismo y el síndrome de Asperger se consideran mutuamente excluyentes (una posición que no adoptan todas las autoridades diagnósticas, como veremos más adelante). El síndrome de Asperger se denomina código F84.5 en lugar de código F84.0. La diferencia, según la ICD, es que los niños con asperger no presentan las deficiencias lingüísticas y cognitivas que pueden encontrarse en otros trastornos del espectro autista.


La codificación de la ICD permite a los profesionales incluir un código adicional en su diagnóstico, para poder especificar más el trastorno o identificar cualquier condición médica asociada, como una discapacidad intelectual. En ese caso, se codificaría al paciente con el código F84.0 de trastorno autista, así como con un código entre F70 y F79, que representan las discapacidades intelectuales leves, moderadas, graves y no especificadas.



El autismo en la ICD-9


Los niños estadounidenses diagnosticados con autismo antes de 2015, cuando la ICD-9 se eliminó gradualmente, pueden haber recibido el código 299.0 o 299.1. El código 299.0 indicaba "trastorno autista, estado actual o activo" y el 299.1 indicaba "trastorno autista, estado residual", lo que significa que el paciente solía cumplir los criterios para un diagnóstico de TEA pero ya no lo hace. Las personas con TEA en estado residual pueden seguir teniendo síntomas propios del autismo, pero no los suficientes para mantener el diagnóstico. En cualquier caso, ambos códigos se incluyen ahora en F84.0 trastorno autista.



¿El índice ICD-10-CM está relacionado con el DSM V?


El DSM V es la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría. Está en vigor desde 2013. A diferencia de la ICD, solo cubre las condiciones mentales. Pero tienen propósitos similares al proporcionar un conjunto compartido y consistente de términos y criterios de diagnóstico para los profesionales de la salud.


Dado que han sido creados por dos organizaciones distintas, existen algunas discrepancias entre los dos manuales. Por ejemplo, en la ICD-10, el trastorno desintegrativo infantil, el síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado tienen cada uno su propio código separado del autismo. Sin embargo, la Asociación Americana de Psiquiatría agrupó cada uno de estos diagnósticos bajo el trastorno del espectro autista.


Dicho esto, los índices tienen definiciones muy similares del TEA. Ambas hacen hincapié en el comportamiento repetitivo, las dificultades de interacción social y comunicación, y la aparición de síntomas en la primera infancia.


La principal diferencia entre ambos es que los códigos del DSM-V no pueden presentarse para las reclamaciones de los seguros. Sólo son útiles para la identificación y el diagnóstico. Si se presenta una reclamación al seguro en Estados Unidos sin un código ICD, será rechazada.



Conclusión


Está claro que la ICD-10-CM es importante para cualquier persona con diagnósticos médicos a largo plazo. A medida que se realicen investigaciones y se produzcan avances, la ICD seguirá cambiando la forma de entender y clasificar las enfermedades.


De hecho, la ICD-11 ya está en camino: los países miembros de la OMS podrán aplicarla en 2022, aunque no se espera que Estados Unidos la adopte por completo hasta finales de la década.


El autismo tiene un nuevo código en la ICD-11: el 6A02, ahora denominado "trastorno del espectro autista" en lugar de "trastorno autista". Hay una nueva gama de códigos que van desde el 6A02.0 al 6A02.5, que indican si el individuo tiene un desarrollo intelectual deteriorado o un lenguaje funcional. La ICD-11 también ha seguido el ejemplo del DSM-V al incluir el síndrome de Asperger en el TEA.


No sabemos cuándo llegará la ICD-11 a los Estados Unidos, ni qué modificaciones se le harán, si es que se hacen. En cualquier caso, esperamos que este artículo le haya ayudado a comprender su propósito. Independientemente de que el TEA se conozca como código F84.0, 6A02, 299.0 o cualquier otra cosa en el futuro, las personas autistas y sus seres queridos representan una comunidad vibrante y solidaria.



Referencias


Autism Speaks. (n.d.). DSM-5 and Autism: Frequently Asked Questions. Autism Speaks. https://www.autismspeaks.org/dsm-5-and-autism-frequently-asked-questions


Bielby, J. (2020, May 4). ICD-10, ICD-10-CM, & ICD-10-PCS. A.R. Dykes. https://guides.library.kumc.edu/icd10


Boyd, N. (n.d.). Diagnostic Codes: DSM-5 vs ICD-10. KASA. https://kasa-solutions.com/diagnostic-codes-dsm-5-vs-icd-10/


Holman, T. (2018, October). ICD-10-CM (Clinical Modification). TechTarget. https://searchhealthit.techtarget.com/definition/ICD-10-CM


World Health Organization. (2021). International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems (ICD). World Health Organization. https://www.who.int/standards/classifications/classification-of-diseases


World Health Organization. (2021). 2021 ICD-10-CM CODE F84.0. ICD List. https://icdlist.com/icd-10/F84.0


World Health Organization. (2021, May). 6A02 Autism spectrum disorder. ICD-11 for Mortality and Morbidity Statistics. https://icd.who.int/browse11/l-m/en#/http%3a%2f%2fid.who.int%2ficd%2fentity%2f437815624


https://www.autismparentingmagazine.com/icd-code-autism/