“Tienes que encontrar un trabajo que te guste”

Actualizado: jun 13




POR FRANCISCO GOMEZ

Fuente: Autismo en vivo / 27/03/2021, Barcelona

Fotografía: Pixabay



El mejor consejo que se le puede dar a un Asperger en el ámbito laboral –y quizás en la vida- es que luche al máximo para encontrar un empleo que le guste, pues resulta ser el fundamento de su felicidad en la mayoría de los casos de éxito.


Recuerdo bien el día en que mi padrino, el único otro Asperger de mi familia, con quien sentía una conexión especial, después de llevar apenas seis meses en el mercado laboral, me dijo “tienes que encontrar un trabajo que te guste”. Aquél fue, probablemente, el mejor y quizás casi el único gran consejo que me han dado en toda mi vida, y por ende el primer consejo que le daría yo a cualquier joven Asperger que se esté planteando su carrera profesional, y también a sus padres, en la medida que es esencial su apoyo para el éxito de su hijo o hija.


Por desgracia, en nuestra sociedad, la priorización del dinero, la seguridad y de “lo fácil” es muy común a la hora de plantearse la carrera profesional. Si bien estos planteamientos son del todo comprensibles y razonables, no sirven para una persona Asperger, en términos generales. Como se explica en el artículo “Estrategias de inserción laboral para Asperger (I)” hay varios tipos de trabajo que encajan con su forma de funcionar, sus fortalezas y debilidades.


Pero a partir de estos tipos estándares de trabajo, es preciso encontrar uno relacionado con los intereses del candidato, que active al máximo su motivación, y por ende su rendimiento en el puesto de trabajo. En la medida que los Asperger estamos “hechos para realizar tareas intelectuales”, como se explica en el artículo “Nacido para trabajar”, y no para establecer relaciones interpersonales, el encaje en el puesto de trabajo es la base y el fundamento de su vida y su felicidad. Para ello será necesario contar con el apoyo de un buen servicio de orientación de carrera profesional, como por desgracia me parece que hay pocos. Esta es sin duda una gran asignatura pendiente de muchas entidades dedicadas a nuestro colectivo.


Como ya he repetido en otros artículos, “Organizaciones Asperger friendly” y “Clústeres Asperger friendly”, y no me cansaré de repetir, a este consejo principal habría que añadirle necesariamente algo así como “tienes que encontrar un entorno cultural y laboral acorde con tu mentalidad y sensibilidades”, pues si bien un trabajo apasionante puede ser fuente de mucha satisfacción, si el entorno es demasiado inadecuado la historia puede terminar bastante o muy mal. La vida de un Asperger es un reto diferente, más difícil en la mayoría de los casos, pero sin duda, siguiendo el camino y los consejos adecuados, puede terminar con un final feliz.


A pesar de la radicalidad de mis planteamientos, al menos para los de alto funcionamiento creo que vale mucho la pena explorar esta vía, seguramente muchos Asperger tienen un trabajo más bien monótono que responde a su necesidad de rutinas y no grandes retos que les pongan frente a sus inseguridades. Estos casos seguramente corresponden a personas de medio o bajo funcionamiento, o con ciertas comorbilidades u inseguridades que les dificultan sobremanera la inserción laboral. Por ello, no quisiera que se interprete mi planteamiento como dogmático.


¿Qué opinas acerca de este planteamiento? ¿Puedes aportar experiencias que lo apoyen o rebatan?


Entradas Recientes

Ver todo