Abordar los problemas de comportamiento




POR MARCUS AUTISM CENTER IN THE NEWS

Fotografía: Pixabay



Herramientas de apoyo para gestionar los comportamientos de su hijo


Las conductas problemáticas de los niños con autismo pueden tratarse eficazmente. Conozca los tipos de tratamiento y cómo funcionan.


Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) pueden presentar conductas problemáticas de muchas formas. Su hijo puede mostrar:


  • Agresión (golpear, arañar o morder a otros)

  • Autolesión (golpearse o morderse a sí mismo)

  • Destrucción (lanzar o romper objetos)

  • Pica (comer objetos no comestibles)

  • Fugas (escaparse o vagabundear)

  • Berrinches

  • Gritos


Estos comportamientos pueden suponer un reto para usted y pueden impedir que su hijo alcance todo su potencial. Tener un hijo con problemas de conducta puede dificultar -o incluso imposibilitar- tareas cotidianas como vestirse, comer o ir a la tienda.


Aunque estos comportamientos pueden parecer abrumadores, no tiene que enfrentarse a ellos solo. Puede obtener ayuda eficaz para mejorar el comportamiento de su hijo.



¿Qué tipo de tratamiento existe?


El análisis aplicado de la conducta (ABA) es un enfoque de tratamiento que aborda las conductas problemáticas. Para la mayoría de los niños, el comportamiento problemático sirve para comunicar un deseo o una necesidad. Por ejemplo, algunos niños pueden pegar a otros para llamar la atención, mientras que otros pueden pegar para no tener que hacer el trabajo. El primer paso para tratar la conducta problemática es identificar su propósito. A continuación, se puede desarrollar un tratamiento que promueva una forma más adecuada para que el niño se exprese o consiga lo que necesita.



¿Cómo funciona el tratamiento?


Las estrategias de tratamiento más habituales en las intervenciones basadas en el ABA son las siguientes:


  • Reforzar las conductas adecuadas recompensándolas.

  • Negarse a ceder a la conducta problemática dándole al niño lo que quiere.

  • Utilizar soportes visuales para comunicar las reglas.

  • Empezar con objetivos pequeños y alcanzables para fomentar el éxito.


El tratamiento de las conductas problemáticas suele requerir paciencia. Recuerde que está pidiendo a su hijo que aprenda nuevas habilidades que le resultan difíciles. Mientras que a algunos niños no les cuesta esperar un juguete o terminar los deberes, a otros estas tareas les suponen un reto. Por eso, lo mejor es ayudar a su hijo a empezar con acciones de las que es capaz, como esperar cinco segundos por un juguete o completar un problema de matemáticas cada vez.


Una vez que el niño haya logrado estas expectativas, puede aumentar lentamente sus exigencias con el tiempo. Para algunos niños, el tratamiento puede desarrollarse en casa mediante sesiones de práctica. Para otros, puede ser necesario un entorno clínico estructurado para ayudar a determinar las mejores estrategias.



¿A quién debe dirigirse para pedir ayuda?


Un analista de conducta certificado (BCBA o BCBA-Doctorado) o un psicólogo con experiencia en intervenciones conductuales puede ayudarle a:


Identificar el motivo del comportamiento problemático de su hijo.

Establecer objetivos iniciales y normas de tratamiento.

Aumentar las expectativas lentamente para alcanzar los objetivos a largo plazo.

La duración del tratamiento de su hijo dependerá de sus necesidades específicas. Los servicios también pueden estar disponibles en la escuela de su hijo a través de su programa educativo individualizado (IEP). El IEP de su hijo puede incluir un plan de intervención en el comportamiento (BIP) que se centra en el comportamiento problemático. Póngase en contacto con el equipo del IEP de su hijo para preguntar sobre el desarrollo de un BIP.


Reconocemos que cada niño es único y que el contenido de este artículo puede no funcionar para todos. Este contenido es información general y no es un consejo médico específico. Esperamos que estos consejos sirvan como punto de partida para encontrar el mejor enfoque para ayudar a un niño con autismo. Consulte siempre a un médico o profesional sanitario si tiene alguna duda o preocupación sobre la salud de un niño. En caso de preocupación urgente o emergencia, llame al 911 o acuda inmediatamente al servicio de urgencias más cercano. Algunos médicos y profesionales sanitarios afiliados del equipo de Children's Healthcare of Atlanta son proveedores independientes y no son nuestros empleados.


https://www.marcus.org/autism-resources/autism-tips-and-resources/tackling-problem-behaviors


Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com