https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Actividades con perros y personas con TEA: ¿Terapia o entretenimiento?




POR ISABEL RUEDA

Fuente: SOM Salut Mental 360 | 14/09/2022

Fotografía: SOM Salut Mental 360



Beneficios de las intervenciones con perros en el tratamiento del autismo


Durante los últimos años, las intervenciones o actividades en las que están implicados algún tipo de animal han adquirido mayor protagonismo y relevancia en el área de la salud mental.

Aunque aún no existen suficientes datos científicos para que la intervención asistida con animales en las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) sea reconocida como una terapia principal con evidencia demostrada, los diferentes estudios y casos realizados hasta el momento han demostrado resultados favorables, observándose abundantes beneficios físicos y mentales como para ser considerada una terapia complementaria adecuada dentro de su tratamiento global.


No obstante, es importante tener en cuenta que, aunque en la mayoría de los casos la presencia y la interacción con el animal resulta beneficiosa, existen algunas personas con diagnóstico de TEA que pueden mostrarse intolerantes hacia los estímulos que representa el perro.


Debido a las diferencias en el procesamiento sensorial que pueden presentar, muchas personas con autismo pueden tener hipersensibilidades e inseguridad ante ciertos componentes del animal como su olor, la apariencia, la textura y los sonidos, lo cual puede provocar que se muestren inquietos o molestos ante su simple presencia. En estos casos, el contacto con el animal, en lugar de ser algo beneficioso, implicará un factor de estrés.


El uso de animales en las terapias con TEA se basa en la hipótesis de que los movimientos y comportamientos del animal son más fáciles de interpretar, ya que siguen un patrón más predecible y repetitivo, que no exige tener que descifrar las distintas señales verbales y no verbales que se dan en la interacción entre personas.



Algunos niños con TEA muestran mayor habilidad y disfrute al interactuar con perros que con otros seres humanos


Para una persona con TEA, la inconsistencia entre el lenguaje corporal y los actos de una persona sin este trastorno puede generar dudas e inseguridades y dificultar la interpretación de sus intenciones. A diferencia de los humanos, los animales tienden a mostrar una gran consistencia entre sus intereses y sus actos. Un perro, por ejemplo, tenderá a aproximarse hacia un humano si éste le ofrece comida y se alejará si le agrede.


La consistencia entre estímulo y respuesta que muestran los animales supera claramente la inconsistencia comportamental de los humanos. Un niño con TEA que observa que en ocasiones los niños son amigables con él y que otras veces le evitan o se burlan puede presentar conflictos por no ser capaz de predecir estas respuestas y tratará de evitar la interacción. Esto podría explicar por qué algunos niños con TEA muestran mayor habilidad y disfrute al interactuar con perros que con otros seres humanos.



67 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page