Asperger: el reto de sufrir en silencio




JORGE DOMINGUEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 30/07/2021

Fotografía: Pixabay.com



La vida Asperger está marcada por la incomprensión propia y ajena, los malos entendidos, el desencaje en el entorno y toda la negatividad que de ello se deriva. Sufrimiento continuo.


Por empezar muchos Asperger crecen sin saber que lo son, y por lo tanto no entender el porqué son diferentes. Ni que decir tiene, que si no lo entienden ellos tampoco lo entienden los demás en la mayoría de los casos. La incomprensión acerca del comportamiento Asperger lleva a calificarse de raro, mal educado, antipático, ingénuo, o simplemente tonto en algunos casos.


Como es fácil imaginar, todo ello conlleva un sufrimiento psicológico continuo, en el mejor de los casos, cuando no hay bullying. La hipersensibilidad Asperger contribuye inevitablemente a incrementar el sufrimiento. La falta de empatía de los demás, junto con la gran memoria por todo lo acontecido sólo hacen que sea más difícil liberar todas las memorias y emociones negativas que se sufren a lo largo de la vida.


El carácter típicamente solitario de los Asperger hace que todo este sufrimiento se lleve por dentro, sin poderlo liberar fácilmente, en silencio. No hace falta explicar que la acumulación de sufrimiento lleva a la depresión, y por ello no es de extrañar el alto índice de suicidios de este colectivo, dadas todas estas circunstancias.


En mi caso, esto me ha llevado a pensar varias veces que lo mejor que me podía pasar era vivir en algún lugar aislado del mundo, sin nadie que me pudiera molestar, puesto que no se podía esperar casi nada bueno de los demás. En contadas ocasiones uno encuentra alguien que le comprenda y por lo tanto tenga la capacidad de hacerle sentir bien. Incluso los que lo desean, simplemente no tienen la inteligencia emocional suficiente para conseguir que te sientas realmente a gusto con ellos.


La experiencia de sentirse emocionalmente querido acaba siendo como unas cuantas gotas de agua que caen en una plancha caliente. Se evaporan rápidamente y apenas queda algo de ellas en tu memoria. Encontrar un entorno que te aporte bienestar emocional no es imposible, pero si un reto mayúsculo. En cualquier caso hay que acostumbrarse a sufrir en silencio hasta conseguirlo.

325 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo