Claves para gestionar las emociones

Actualizado: hace 4 días



POR ALEX GARCIA

Fuente: Autismo en vivo / 19/12/2020, Barcelona

Fotografía: Pixabay



La gestión de las emociones es uno de los grandes retos en la vida de un Asperger. No sólo porque el entorno les genera más emociones negativas que a un neuro-típico medio, sino que es a menudo una debilidad en si misma de esta condición.


La realidad Asperger es un reto constante a la gestión de las emociones tanto por su hipersensibilidad, la incomprensión y la interpretación equivocada de los códigos sociales, viendo malas intenciones donde no las hay. Es vital aprender a gestionar las emociones para evitar que éstas provoquen reacciones impulsivas indeseables o se queden dentro, con el efecto corrosivo que tienen en nuestro bienestar emocional y salud mental. Este aprendizaje debe ir acompañado del desarrollo de la asertividad, la reacción intermedia entre la pasividad y la agresividad.


Una de las técnicas más interesantes para gestionar las emociones es la de la meditación inmediata. Desarrollada por Vicenç Alujas y explicada en el libro “Meditación inmediata: libera tu mente aquí y ahora”, consiste en hacer meditaciones breves, de menos de 5 minutos, a lo largo del día para desconectar de nuestra mente, nuestros pensamientos y las emociones que estos provocan, observando con perspectiva dichos pensamientos y emociones para des-identificarnos de ellos y ellas, y conectar con nuestra paz interior.


La práctica regular de la meditación inmediata nos hace estar más conscientes, más tranquilos y reaccionar más inteligentemente a los eventos que suceden a nuestro alrededor. En la medida de lo posible, cuando sucede algo que despierta en nosotros emociones negativas, es preciso tomar distancia, observar nuestra mente desde fuera –en lo que consiste la meditación- y decidir conscientemente quien quieres ser tú en esta situación, cual es la reacción o respuesta más inteligente, y así evitar reacciones que agraven la situación o expongan tus debilidades. Es preferible buscar razones para que no te moleste lo que hagan o digan los demás, y si ello no es posible, reaccionar fríamente y poniendo en evidencia al otro, en la medida de lo posible.


Es preciso tener presente que tú decides tu reacción, y que hay varias reacciones posibles, más allá de las más frecuentes o convencionales. Aquí, la creatividad de cada cual es uno de los mejores aliados. Nadie tiene el poder de hacerte sentir mal, sino que depende de cómo tú quieras valorar lo que otros hacen o dicen. Cada cual tiene su historia y sus circunstancias, y no es justo ni conveniente compararse con nadie, de forma que la valoración de alguien que no conoce, no comprende o no está en tu misma situación no tiene valor, pues no sabemos qué haría esta persona en tus circunstancias. Fácil de decir y no tan fácil de llevar a la práctica, quizás. Pero merece la pena reflexionar bien sobre ello.


Los artículos “Estrategias para el bienestar emocional” explican distintas técnicas para limpiar emociones negativas y generar emociones positivas. Es todo un mundo que muchos de los llamados libros de autoayuda o desarrollo personal tratan con más o menos profundidad.


También en Youtube encontramos canales de expertos como Borja Vilaseca y Pablo Gómez, que nos pueden ayudar mucho en este desafío.


¿Qué otras claves habría que destacar para la buena gestión de las emociones?



Entradas Recientes

Ver todo