Comprendiendo el interior de un TEA que ha sido abusado




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo / 04/01/2021, Madrid, España

Fotografía: Pixabay



Guste o no, un TEA que ha sido abusado, no solo quiere que se le escuche. Quiere que se le comprenda para poder así, de una forma u otra, recibir ayuda para poder salir de todos esos tormentos sin juicios que le invaliden sus sentimientos…


Introducción

Uno de los mayores desafíos que puede toparse tanto la familia de un TEA como el psicólogo que atiende a un TEA, siendo en este caso cuando ese mismo TEA ha sido abusado por un depredador emocional, es el hecho de toparse con todo el abuso emocional que este ha sufrido a lo largo de su vida. Si bien es cierto que no todos los TEA sufren de igual forma, por lo que cada persona es un mundo completamente aparte. No obstante, existen patrones comunes del abuso narcisista o psicopático que se puede ver en la mayoría de los TEA.


No se debe olvidar que, como los depredadores emocionales, en general, son personalidades megatóxicas caracterizados de ser extremadamente dicotómicos, junto a un sentimiento insano y enfermizo de ser el dominante y el soberano de todo lo que se topa en su camino, añadiendo a su vez que, al menos en el país español, la palabra autismo es considerado como un insulto para referirse a alguien que es asocial, huraña y poseedor de una falta de interés de relacionarse con los demás. Cosa de la que, por supuesto, los narcisistas, sociópatas y psicópatas usarán el término autista como uno insultante para provocar intencionadamente a los demás para así hacer ver que él es quien tiene el poder y el control de la situación. Pero bueno, aquí el tema reside en hablar del perfil de un TEA que ha sido abusado para que tanto familiares como terapeutas puedan conectarse emocionalmente mejor con el mismo TEA, y que… por supuesto, pueda evitar consecuencias letales como lo es por ejemplo los intentos de suicidio.



Empezando a comprender al TEA que ha sido abusado


Lo primero que hay que tener en consideración es que la actitud del TEA que ha sido abusada, puede considerarse como una actitud normal en lo que respecta a haber sido abusado emocionalmente por un depredador emocional que ha hecho lo imposible en destruir a la otra persona. Es decir, no es que el TEA sea un ser raro; tampoco es que el TEA sea alguien exigente de cara a la sociedad; nada de eso le pasa al mismo TEA. Lo que sucede es que el TEA, como ha sido abusado por un ser cuya ferocidad desatada al mismo TEA puede ser calificada de ser una ferocidad animal debido a su desprecio extremo a todo lo diferente, considerando que toda la humanidad debe ser completamente unánime y lineal al considerar que la humanidad es perfecta porqué ellos son perfectos, siendo completamente intolerantes a aquellas personas que se muestren diferentes, ya sea de nacimiento (Autismo, TDAH, etc.) o a aquellos que dispongan de unos ideales completamente diferentes. Para las personalidades abusivas, todo tiene que seguir su legado, un legado que ellos lo consideran como carente de errores porqué ellos se ven así, viéndose como los poseedores de tener carta blanca de atentar a cualquiera que ose interferir, según sus distorsionadas cabezas, en ese legado tan maravilloso y divino que tienen ahí adentro. Es por ese mismo motivo por el que estos perversos narcisistas, junto a los sociópatas y psicópatas, atentan con esa misma ferocidad animal a todos los colectivos de neurodivergentes, como lo es el autismo, por cuestiones de que ellos se sienten amenazados en su yo grandioso, dejando unas secuelas del abuso a los TEA en el cual, en algunos casos, puede llegar a requerir de una o varias terapias en el cual, la duración de dichas terapias puede llegar a ser insanamente grandes, especialmente si el TEA en cuestión no ha recibido ayuda de profesionales que saben tratar el abuso narcisista o psicopático.


Dejando de lado eso, una de las características que yo mismo considero clave es su gran dificultad para poder abrirse a los demás.


Miren, yo no digo que los neurotípicos no puedan pasar por algo así, especialmente en la edad adulta, creyendo que la maldad en su estado más puro solo se da en las películas. Sin embargo, la diferencia entre un TEA y un neurotípico que ha sido abusado es que el primero sufre una ferocidad y una agresividad sin límites por parte de estos seres perversos al considerar a los mismos autistas como los causantes de proyectar en su yo grandioso vulnerabilidades y debilidades que estas entidades malignas lo niegan. Lo que pasa, y… en realidad, es que los narcisistas, sociópatas y psicópatas están completamente desconectados de sí mismos. Tan desconectados están de sí mismos que, incluso, aunque el causante de tener a alguien que les haga reflejar lo patéticos y débiles que son ellos mismos son, sorprendentemente, los mismos depredadores, todo ello por unos traumas y paranoias que ellos mismos tienen en su interior, al negar con una ira volcánica esas debilidades, no dudarán un instante en atentar la vida del TEA, ya sea causando, por ejemplo, que este se largue del colegio donde está él para que este no vuelva, o… peor aún, que desate una paliza física que lo hospitalice como una forma de hacerse respetar.


Todo esto puede sonar extremo, y… es cierto. Para la gente que es medianamente normal, lo que se escribe en este artículo puede ser absolutamente aterrador. Sin embargo, el odio que puede tener un narcisista, sociópata o psicópata hacia el autista por haber nacido de diferente forma… créanme, no conoce límites. No conoce límites porqué, para el mismo vampiro emocional, todos tienen que ser de una forma determinada porqué se creen superiores, considerando tanto las opiniones diferentes como las formas de ser diferentes como verdaderas amenazas para su yo grandioso. Esto trae como consecuencia que un TEA que ha sido abusado pueda tener grandes dificultades para poder abrirse ante la gente, pudiendo ser un verdadero reto para los psicólogos tradicionales que tratan a autistas en sus terapias.


Lógicamente, incluso teniendo acceso al conocimiento, todo esto puede resultar verdaderamente difícil ya que el TEA que ha sido abusado, muy probablemente tenga verdaderas dificultades para confiar en los demás, requiriendo de al menos, lo que se dice por ahí más o menos en Internet, un “hombre medicina” que consiste en tener la capacidad de sanar a los demás sin juzgar ni invalidar a la otra persona, algo de lo que, si ese mismo “hombre medicina” puede tratar al TEA que ha sido abusado, no solo el TEA que ha sido abusado será capaz de encontrar la luz que este ansía ante todo; también será capaz de dar el paso que necesita para salir de las garras del abuso. Garras en el cual, estarán traumatizando siempre al TEA que ha sido abusado por la crueldad inhumana al que ha sido sometida en cualquier etapa de su vida.


Otra característica de la que se puede observar en un TEA que ha sido abusado es la fobia social hacia los neurotípicos.


Es perfectamente comprensible que muchos autistas tengan grandes dificultades para conectarse emocionalmente con la gente no autista al creer que ellos mismos los van a abusar. Sin embargo, detrás de esa fobia social, hay un miedo tremendo a ser juzgados e invalidados con la misma (o incluso más) brutalidad a la que fueron sometidos. No se debe olvidar que el TEA que ha sido abusado, lo que quiere es estar en un entorno donde haya una garantía absoluta de que no haya nadie que lo señale ni lo critique por ser TEA. Cosa de la que, por supuesto, todo eso es producido por la necesidad enfermiza del psicópata, sociópata o narcisista maligno de excluirlo y/o destruirlo para así hacer ver que nacer con defectos implica sufrir de forma gratuita toda clase de acoso y de palizas hasta el punto de incluso querer acabar con su vida si así la otra persona lo desea.


Como se comentaba antes, el abuso que sufre un TEA puede ser mucho más demoledor que el que sufre un neurotípico, cosa de la que, por supuesto, puede verse reflejado en su forma de evadir a la gente medianamente normal al pensar que todos ellos son los malos, produciendo en él una ansiedad, una depresión y una seguridad insanas que le impiden poder establecer nuevas relaciones. Todo esto es producido intencionadamente por el depredador emocional para así evitar que pueda juntarse con la gente neurotípica, pensando de esta forma que, excluyendo a todos los que sean diferentes, conseguirán purificar a la humanidad de la debilidad al creer que todo es perfecto porqué ellos lo son, un mensaje muy bien claro de lo extremadamente distorsionados que están estos narcisistas, sociópatas y psicópatas en el mundo real. Así pues, hay que hacer ver al TEA que ha sido abusado que, no solo los otros TEA son gente de fiar, ya que, pensar en que los TEA son seres puros de bondad mientras que los otros son los malos por defecto, además de que es una idea que no ayuda nada al TEA que ha sido abusado, se trata de algo que, a su vez, es extremadamente peligroso para los TEA que han sido abusados ya que pueden existir dentro de las filas de los TEA supuestos autistas que son en realidad depredadores emocionales que han optado por llevar el rol de “pobrecito” o de ”víctima eterna” hasta el punto de que haya hecho creer a los mismos terapeutas de que es un autista.


¿Se imaginan la gran desagradable sorpresa que puede tener un TEA que ha sido abusado de toparse con otro supuesto TEA que, en realidad, es un narcisista maligno o un psicópata integrado que toma ese rol por mera conveniencia? ¿Se imaginan la de consecuencias que implicaría en el TEA que ha sido abusado ser abusado por otro TEA? ¿Se imaginan hasta donde podrían llegar a acentuar las características negativas por ser abusado por ese supuesto TEA?

Por muy radical que pueda saber esto, es muy importante saber que, incluso, pueden existir TEAs que son abusivos, ya sea por presencia de padres maltratadores o porqué se ha visto en un entorno donde el abuso era muy común. Esto no quiere decir necesariamente que esos TEAs sean narcisistas, sociópatas o psicópatas pese a que ellos mismos pueden tener sus rasgos megatóxicos. Simplemente, incluso no teniendo el Trastorno de la Personalidad Narcisista o el Trastorno de la Personalidad Antisocial, pueden ser muy nocivos, incluso para otros TEAs, desatando experiencias excesivamente desagradables en sus vidas.


Pero es no es ni mucho menos lo único que le espera. Pues otra característica que puede observarse en ellos es su gran necesidad de que los demás le sanen.


Si bien es cierto que, a todas las víctimas del abuso emocional, sea de una forma u otra, desean que los demás le sanen todas las heridas emocionales que tienen, algo de lo que, por supuesto, es completamente comprensible al pensar, al menos desde la perspectiva de la víctima del abuso emocional, que es la misma sociedad quien tiene que reponer a ella de todo el abuso que tienen, junto a una necesidad de querer impartir su justicia en la otra persona. El verdadero problema reside en que el TEA que ha sido abusado, como puede llegar a sentirse excluido por cuestiones del autismo, lo que sucede es que puede entrar en un estado de victimismo en el cual, puede incluso llegar a afectar tóxicamente a los demás en su obsesión por querer buscar la sanación en los demás cuando es él quien tiene que dar un paso para poder reestablecer su misma vida.


Como consecuencia de ello, un TEA que ha sido abusado puede, por cuestiones de una gran necesidad interna que provienen de sí mismo a causa del abuso emocional al que ha sido sometido, idealizar a las otras personas, en especial a otros TEA… solo por el hecho de creer que ellos no tienen defectos y que, al no tenerlos, tampoco les va a hacer daño. Esto puede ser verdaderamente peligroso ya que el TEA en cuestión puede desarrollar una dependencia emocional que puede traer la gran amenaza de atraer a otros depredadores a su vida que estarán más que dispuestos a abusar de él… o bien que este consiga ahuyentar a los otros, sin ser necesariamente abusivos, pudiendo acentuar otros elementos que hay en él como víctima del abuso emocional, como lo es por ejemplo la fobia social o su incapacidad de abrirse ante los demás. Todo esto viene relacionado con buscar inmediatamente una forma de apaciguar todos esos tormentos y todas esas paranoias que tiene ya que él mismo le es imposible soportar tales tormentos. Puede que le sea muy complicado expresar tales tormentos debido a la de veces que le han invalidado sus sentimientos, teniendo como resultado a alguien que tiene retenido una cantidad insana de sentimientos negativos en el cual, y… en algunos casos, a la mínima puede explotar, pudiendo reaccionar de una forma mucho más agresiva al poder percibir el miedo por cuestiones del abuso emocional.


Tal vez otra característica que se puede ver en un TEA que ha sido abusado reside en tener imposibilitado concentrarse en base al abuso que ha sufrido en sus carnes.


Aunque es completamente cierto que esto es algo que le pasa a muchas víctimas, un TEA que ha sido abusado de la forma más cruel y vil posible tiene grandes problemas para poder centrarse en todos los ámbitos de su vida. Ya sea trabajo, estudios, familia, amigos… todo le es imposible porqué en su mente solo están las secuelas del abuso. Y sí, todo esto equivale a un vacío emocional que tienen los mismos TEAs a causa del abuso. Un vacío emocional que les hace irritar todos los días sin descanso.


Puede sonar muy exagerado todo esto, pero cuando se trata de ser destruido al instante por personalidades completamente inhumanas y carentes de empatía, lo que puede ser excesivo para la gente normal, no lo es para las víctimas del abuso narcisista y menos para aquellos que saben la oscura realidad de estas entidades megalómanas cuyo único propósito es destruir a todo ser que se topen en su camino al querer imponer una autoridad basada en el poder y en el control, destruyendo todo lo relacionado con la igualdad y con la equidad en lo que respecta a respetar a los demás por lo que son.


Esto les puede hacer que ellos tengan numerosas trabas en lo que respecta a mostrarse en el presente. De hecho, tan difícil puede ser para un TEA que ha sido abusado que, si sus sentimientos y emociones fueron invalidados en todo el mundo, su imposibilidad de hacer cosas que mejorarían es absoluta.


Por ese mismo motivo, antes de juzgar a un TEA que ha sido abusado de no pensar en lo que uno debe hacer, tiene que preguntar los motivos por lo que a él mismo le cuesta centrarse en su tarea. Igual más de uno se sorprendería lo que habría detrás de toda esa imposibilidad que hay para mirar en el presente, cuando miran más en el pasado de una forma bastante indignada y perturbada.


Sin embargo, de todos los elementos mencionados en este artículo, el más importante de todos es el de tener un gran miedo a las reacciones emocionales de la sociedad, siendo en especial a los juicios y a los dedos y manos que señalan de forma arrogante.


Cuando una persona es abusada por una personalidad maliciosa como lo es un narcisista, sociópata o psicópata, lo que le crece a él es la fobia social que tiene hacia la gente, y es principalmente porqué un depredador emocional, cuando atenta a la vida de alguien, no solo lo hará con una ferocidad animal al TEA en cuestión por ser autista al tratarse de seres potencialmente intolerantes a lo diferente… se encargará personalmente de difamar su mera presencia a todo el mundo para que su tortura sea tan absoluta que, tiene como objetivo que se sienta completamente sola hasta el punto de provocar en él el suicidio.


Teniendo muy en consideración que la palabra autista suele ser usada como insulto para menospreciar los conceptos de ser asocial y huraño, estas personalidades abusivas, aún de desmitificar los mitos dañinos del autismo, tergiversarán esa información para procurar que la sociedad sea completamente unánime y lineal en todos los aspectos, tan solo permitiendo la diversidad utilitaria para así poder saciarse de placer constantemente con miles de servicios y/o de bienes para así poder huir del vacío emocional que tienen.


En el caso de un TEA, como el autismo sigue siendo algo mal visto por la sociedad, lo que le sucede es que su fobia hacia los neurotípicos puede ser, en ocasiones, lo bastante notable como para requerir inmediatamente de ayuda profesional para poder superar esa fobia social y no tomar nada como personal el que, por ejemplo, los neurotípicos prefieran escuchar antes al mismo abusador que a la sinceridad del mismo TEA.


Todos esos traumas y paranoias que tienen los TEA a causa del abuso emocional en todas sus formas (bullying, mobbing, etc.) es lo que hace que ellos tengan una gran incapacidad de confiar en los demás debido a que tienen metaprogramas del abuso que les hace dar por hecho de que todos ellos van a abusar y a hacerles daño por el mero hecho de ser autistas.



En conclusión

Un TEA, como se puede ver, puede ser tan abusado como lo es un neurotípico. Sin embargo, la extrema intolerancia de los narcisistas perversos, los sociópatas y psicópatas, llevando a cabo como consecuencia que ellos puedan llevar a cabo una ferocidad animal al abusar de los más débiles como si fueran un alimento del que precisan para vivir, junto a la malicia de considerarlos como los responsables de proyectar en ellos mismos sus mismas vulnerabilidades, hace que los TEA que son abusados por estas personalidades potencialmente malignas tengan grandes dificultades para abrirse. De hecho, la ferocidad y la crueldad con la que pueden llevar a cabo los vampiros emocionales a los TEA les otorga un combustible o suplemento narcisista (Lo que serían las reacciones emocionales de los demás) que les permite poder sustentarse durante días, semanas, meses o incluso años al poder abusado del TEA por cuestiones de que el autismo se trata de algo que sigue siendo mal visto por ser el sinónimo de ser una enfermedad (Al menos según el punto de vista de los ignorantes) que ocasiona que la gente se vuelva asocial y solitaria, siendo esto una gran amenaza para el concepto que ellos tienen del ser humano, cuando en realidad esos mismos ignorantes, son, en una alta posibilidad, manipulados a modo de marionetas por estos seres abusivos para así poder tener el control y el poder en todo su esplendor al creer que una buena autoestima y una supuesta buena felicidad se consigue estando por encima de los demás a modo de monopolizar todo para que vaya dirigido a ellos mismos.


Sin embargo, si se quiere ayudar a un TEA que ha sido abusado de esta forma, cosa de la que puede suceder en cualquier momento, lo primero que hay que hacer es permitir que el TEA se exprese. Pues en muchos casos, es un recipiente de un montón de emociones y de sentimientos que fueron invalidados tanto por los mismos depredadores emocionales como por sus objetos de manipulación, que pueden ser una gran cantidad de neurotípicos que fueron despersonalizados por cuestiones de la sociedad.


Ante eso, lo que hay que hacer es hacer ver al TEA que ha sido abusado que el lugar donde se encuentra no es un lugar donde se le juzgue ni se le señale. De hecho, se le tiene que garantizar que tiene toda la libertad del mundo para expresarse con el propósito de que el TEA que ha sido abusado, alguien que ha sido víctima de una tremendísima devastación emocional, lo haga sin filtros de ningún tipo.


Pero eso mismo, por sí solo, no basta. No basta porqué necesita también de una escucha empática que tenga como propósito poder adentrarse en la letanía agónica que tiene como propósito ser comprendido. El TEA que ha sido abusado, no es tan ciego como para no saber quien lo comprende y quien no. Y esto es lo que le permitirá al mismo TEA poder abrirse para que la gente que sea empática y con ganas de ayudar al TEA que ha sido abusado pueda dar el paso para así poder recuperarse emocionalmente de un abuso lleno de crueldad y de una ira patológica de la que ha tenido como propósito alimentarse de las emociones negativas para poder sobrevivir en una entidad la cual, necesita vampirizar de los demás.


A pesar de que un TEA que ha sido abusado puede requerir de mucho tiempo, nada es imposible, nada. Y esto es lo que tienen que saber todas aquellas personas que tengan a un TEA que ha sido abusado, de alguien que necesita realmente la ayuda de los demás a superar todos esos tormentos para que pueda ser libre, no solo del abuso emocional al que ha sido sometido… también de poder hacer lo que quiera en respecto a cumplir sus sueños sin personalidades abusivas que se interfieran en su deseo de tener una vida fuera de abuso y de toxicidad.


Así pues, no deben quedarse de brazos cruzados al toparse con alguien así. El que un TEA haya sido abusado por un depredador, no es más que la clara señal de que existen depredadores que lo pagarán con otras personas, yendo especialmente a neurotípicos al considerar que todos ellos siguen la unanimidad y monotonía que ellos exigen al pensar que todo es perfecto porque los mismos depredadores se creen perfectos, yendo a delitos muy serios como lo es, por ejemplo, la violencia de género.



Entradas Recientes

Ver todo

Mamá azul