https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Covid en casa por Navidad




POR GABRIEL MARIA PÉREZ

Fuente: Univers Àgatha | 16/02/2022 / Barcelona

Fotografía: Gabriel Maria Pérez



Y pasó el covid 19 por casa, en formato chica con autismo de veintiún años propagadora del virus a todos los familiares convivientes con ella.


Unos días atrás tuvimos que recogerla y llevarla a casa porque una de las monitoras de su centro de día había dado positivo y, pese a que ella dio negativo, los preceptos normativos (o protocolos, como queráis) indicaban un confinamiento temporal.


Y aparecieron pequeños síntomas en la chica y su mamá, muy sensata siempre ella, luchó por una nueva prueba y consiguió esa nueva prueba que dio positivo.


Hala, más confinamiento y a hacerse pruebas su hermana, su mamá y, cómo no, su papá.


Y mientras los síntomas iban desapareciendo muy rápidamente en la pequeña con autismo, los otros miembros familiares iban dando paulatinos positivos.


¡Ole! Navidades en casa y en familia, ¡Qué mágico!


Y entonces los síntomas se fueron recrudeciendo en todos los positivos, menos en ella:


pequeñas febradas, toses, mocos, dolores de cabeza, somnolencia, dolores musculares o de articulaciones.


Y la chica paseando con sus cucharillas de plástico atadas a su brazo derecho, repiqueteándolas, ojos claros y pasitos tranquilos, mientras que el resto seguíamos tosiendo, encamados, pidiendo la compra por Internet y aguantando estoicamente.


No, no es un simple resfriado, ni la versión Delta, ni la Alfa (¿existe?), ni la... Ómicron.


El Covid no es una broma y tenemos que ser conscientes de los riesgos que podemos correr si no nos protegemos convenientemente, si no llevamos nuestra mascarilla cuando toca, si no utilizamos los geles protectores y si no nos vacunamos, etc., etc.


Y gracias a las vacunas, que segurísimo han servido para que nuestros síntomas hayan sido probablemente más leves que si no nos hubiéramos vacunado convenientemente.


Sí, estoy hablando de muchos tópicos sobre el covid, pero para mí ha sido una realidad.


Y continuarán diciendo que ha sido creado por las farmacéuticas, que si todo es un negocio de éstas.


Quizás pueda ser así, pero no seas cateto, protégete, vacúnate y protege a los demás.


Como he dicho varias veces en mis artículos, una de las cosas que más echábamos en falta de mi hija Àgatha con autismo era que tras su última crisis de varios meses había perdido su sonrisa.


Pues éste ha sido el mejor regalo de nuestro postcovid y de Reyes:


una enorme sonrisa de mejilla a mejilla con pequeñas carcajadas.


¡BRILLANTE!



Gabriel Maria Pérez

https://www.youtube.com/channel/UC99Ie80nUrIBbOcJW6p_tcA/

http://yetibarna.blogspot.com.es/

https://www.facebook.com/gabriel.perez.1257604


202 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page