El autismo y los mapas




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo | 11/08/2021

Fotografía: Pixabay



El otro día hablaba del ajedrez, un juego espacial muy adaptado para autistas.


Bien, hoy quería comentar una fijación que también tengo y que me paso horas y horas mirando, hablo de los mapas, ya sea el google maps, el mapa del metro de Madrid, el mapa de Cercanías de Madrid o mapas de Europa o España.


Mi cuarto está lleno de mapas, tengo un gran mapa de Europa, otro de España, otro de Alemania de cuando viajé allí y uno de Portugal que no he podido colgarlo porque ya no me queda espacio.


En la biblioteca de mi casa tengo también un mapa de España, otro de Europa y un mapamundi.


Me encanta ver los países, las fronteras, los colores que dan forma a los países, las capitales, los ríos cómo entran en el continente, al menos en apariencia.


La política de la Unión Europea, qué países están dentro y cuáles no, la zona euro y sus ampliaciones.


Es para mí maravilloso mirar el mapa de Europa extraordinadio, me remite a la Historia, a cómo los pueblos han combatido y generado sus fronteras.


Y el mapa de España, viendo sus diferentes comunidades autónomas, sus diferentes tierras, evocan a diferentes gentes y diferentes culturas, en el sur Andalucía me evoca a sus playas y al sol, el norte al verde y a las montañas, en el Este Valencia y en el Oeste Portugal, país vecino pero que parece parte nuestra.


….


Me resulta fascinante.

Otra cosa que he observado mucho son los mapas del tren de cercanías de Madrid y aprediéndome de memoria sus líneas he viajado por ellas solamente para verlas, por ello disfruto tanto cuando viajo desde Nuevos Ministerios hasta Cercedilla, es una gran pasión, poco a poco me he aprendido los municipios de mi región.


Al igual que podemos decir del metro, ¡qué haría yo sin los mapas de metro!, llevo bebiendo de ellos desde pequeñito, desde que la línea 6 ni era circular, o sea, desde que había dinosaurios por las calles de mi ciudad… tanto me gusta que me he aprendido todos los 21 distritos con todos sus barrios. Pues nada se compara con sus líneas de colores, sus estaciones que evocan diferentes barrios y lo magnífico que es aprendérselos de memoria y recitarlos mentalmente o con mis amigos como Carlos Heredia.





Quizá todo esto resulte anecdótico para el lector, pero para mí y otros autistas y neurotípicos también sabemos lo que se siente al observar horas y horas un mapa y, aunque pueda resultarle a alguien una pérdida de tiempo, a mí me constituye una riqueza de conocimiento y una medicina contra las obsesiones y los malos pensamientos.





Entradas Recientes

Ver todo