El juego de la escoba: una forma sencilla de estimular el sistema propioceptivo de su hijo




POR BARBARA SHER

Fuente: Autism Parenting Magazine | 28/07/2020

Fotografía: Pixabay



A los niños con autismo les gusta el tacto profundo, por lo que se recomiendan los "juegos blandos", pero otra manera de estimular y satisfacer el sistema propioceptivo es saltar.


He aprendido un hecho importante al desarrollar mi actividad laboral durante 45 años como terapeuta ocupacional pediátrico a lo largo de 45 años y casi únicamente con niños del espectro en los últimos 20 años, dicho hecho es que a los niños del espectro les gusta el tacto profundo. Esto no es una novedad y es la razón por la que los padres oyen hablar de los beneficios de que un niño lleve un chaleco ajustado, de que juegue con juegos blandos y de que Temple Grandin haya inventado la Máquina de Apretar. Lo que he aprendido es que otra forma de estimular y satisfacer el sistema propioceptivo es saltar.


Llevo cuerdas y bancos para saltar o cualquier objeto innovador que pueda utilizar, como espumas y escaleras, para llevar los saltos al aula. A todos los niños les encanta, pero lo hago porque quiero que el niño con autismo participe directamente, ¡y lo hacen!


Considero necesario que los padres tengan esta conciencia y conozcan este truco. Aunque sé que la mayoría de los padres no tienen cuerda y taburetes o espumas... sí tienen una escoba.


Por lo tanto, aquí está el juego del palo de escoba. Deja que tu hijo salte, pero con delicadeza.


Para estimular el sistema vestibular es conveniente saltar sobre un pie pues estimula el equilibrio. Lo mismo ocurre con los saltos con giro. Saltar hacia atrás y hacia los lados aumenta la coordinación y la conciencia corporal.


Utiliza este juego y todas sus variantes o inventa el tuyo propio. Saltar es importante y también lo es jugar con tu hijo. El juego del palo de la escoba hace ambas cosas.



El juego del palo de la escoba



"¿Quieres jugar al juego de la escoba?"


Como casi nadie conoce el juego del palo de escoba, por lo que una buena forma de empezar este juego es la siguiente. Incluso los jugadores reticentes sentirán curiosidad. Pero sabes que estás a punto de introducir un juego que hará las delicias de los niños, sobre todo de los que se encuentran en el espectro y a los que les gustan los saltos y otras habilidades propioceptivas y vestibulares.


Empiezas el juego poniendo el palo de escoba en el suelo y diciendo:


  • Te reto. ¿Puedes saltar por encima de eso?


Probablemente lo harán con mucha facilidad y se reirán de tu reto, pero al cabo de un rato, sube la apuesta:


  • ¿Puedes saltar hacia atrás?

  • ¿Puedes saltar con un pie?

  • ¿Puedes saltar de pie sobre el otro pie?

  • ¿Y saltar de lado?

  • ¿Puedes saltar de lado, mirando hacia el otro lado?

  • ¿Hacia atrás sobre un pie?

  • ¿Saltar por encima y girar?


Una vez que el jugador haya realizado todos esos movimientos, o haya intentado aproximarse a algunos de ellos (e intentarlo cuenta mucho), puedes desafiarlo aún más:


  • Eleva el palo de escoba un poco y pídele que salte por encima de esta nueva altura. Es importante que sea lo suficientemente alto como para saltar y lo suficientemente bajo como para que no se tropiece.

  • Añade cualquiera de las variaciones o deja que tu hijo o hijos inventen otras nuevas. Luego, tienen que hacer lo que dice ese jugador y ¡sujetan la escoba! (a los niños les encanta).

  • Si juegas con más de un niño, establece la regla de que todos tienen que empezar por el lado izquierdo o derecho de la escoba, no por ambos. Pronto aprenderán por qué. ¡Dos cuerpos que van en direcciones opuestas chocarán!

  • Cambia el juego, cuando sea el momento, y mantén el palo de la escoba en alto. Desafía a tu hijo a pasar por debajo de él SIN que ninguna parte de su cuerpo toque ninguna parte de la escoba. Finge que el palo de escoba está caliente y chisporrotea al tocarlo.


Conforme el juego avanza, el palo de la escoba sigue bajando y bajando y bajando hasta que es el momento de deslizarse con la barriga metida.


Si te uniste al juego de saltos de arriba, eh... puede que quieras dejar de hacer este. Pero apuesto a que la próxima vez que digas: "¿Alguien quiere jugar al juego del palo de la escoba?", ¡tendrás algunos participantes de inmediato!



¿Quieres más ideas de juegos con cosas corrientes?


Ve a Amazon: http://amazon.com/author/barbarasher-gameslady para ver más juegos para niños y echa un vistazo al libro más reciente: Everyday Games for Sensory Processing Disorder: 100 Playful Activities to Empower Children with Sensory Differences.


Barbara Sher es autora de 11 libros y un CD sobre juegos infantiles. Para más detalles o para escuchar sus podcasts, visite http://www.gameslady.com/.


Este artículo apareció en el número 47 - Maternidad - Un amor incondicional: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-47-motherhood-an-unconditional-love/



https://www.autismparentingmagazine.com/broomstick-game-improve-childs-skills/

688 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo