El miedo al rechazo por ser autista

Actualizado: 9 de sep de 2020




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo

Fotografía: Getty Images

Como he comentado en muchos de mis anteriores artículos, ser autista implica una enorme dificultad en la hora de interacciones con las personas neurotípicas.

No solamente lo he vivido cuando era niño o adolescente que recibí un bullying brutal, sino también en la época de mi primera carrera.

Siempre que quería hacer amigos parece ser que tenía que ir pidiendo perdón por mi condición, con un miedo enorme a que se rieran de mí, a ser rechazado, a ser humillado, etc…

Cuando conseguía encontrar conexión con un grupo y poder sentarme a jugar a las cartas, cuando no era rechazado de entrada y ya se me permitía comer con ellos, entonces intentaba dar el paso siguiente que era quedar con ellos.

Todo esto lo hacía con muchísimo miedo, el miedo a ser agredido por su rechazo.

Por eso cuando les escuchaba hablar de que se lo habían pasado genial sin mí y que “a mí no me hubiera gustado ese plan” sin siquiera preguntármelo, me dolía profundamente el alma.

Y por ello se acentuaron mis dificultades y comorbilidades asociadas al autismo: por el miedo al rechazo de los neurotípicos.

Y qué decir de las mujeres neurotípicas, ahí sí que tengo miedo de verdad, en calidad de hombre heterosexual y como autista, se me dan muy mal las relaciones sociales e interpreto mal ciertas señales, lo que puede hacer que se sientan acosadas por cosas que yo no entiendo y causarme muchísimo daño su rechazo.

Por ello he querido escribir este artículo, centrando únicamente en el rechazo por ser autista, porque todos somos personas y también nosotros queremos tener amigos y estar integrados, “nosotros también queremos estar cerca”… nunca me cansaré de repetirlo.

¿Qué se puede hacer?

Pues bien es cierto que no se puede obligar a nadie a que te conteste al wasap o a que te agregue a faceboock o instagram ni a que salga contigo, por supuesto hay que respetar la libertad y las decisiones personales de cada uno.

Pero hay que ir más allá, pensar como colectivo y en lo que llamamos el TEActivismo, el pensar en que somos rechazados no por ser quienes somos, o sea, siempre va a haber gente que nos rechace como a los neurotípicos y no se puede ser amigo de todo el mundo, sin embargo hay un rechazo generalizado de neurotípicos a TEA y eso es con lo que hay que acabar.

Igual que lo han hecho los LGTBI, debemos de hacerlo los TEA, consiguiendo cada vez más y más visibilidad como por ejemplo, escribiendo en autismovivo.org.

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com