https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Ezra: una película sobre autismo protagonizada por un chico autista




POR ANNE BORDEN KING

Fuente: thinkingautismguide.com | 16/09/2023

Fotografía: Pixabat y youtube

 


El 31 de mayo se estrena Ezra ¿Está mejorando Hollywood en la representación de los autistas?

 

  

Uno de los momentos más satisfactorios de la nueva película Ezra tiene lugar al principio, cuando su protagonista, mientras se toma un whiz, apunta directamente a la tarjeta de terapia ABA que sus padres pegaron en la pared. "Un niño mea en la palangana", reza la tarjeta, que se humedece a cada segundo.

 

Ezra (William A. Fitzgerald) es un niño autista de 11 años que tiene problemas en el colegio porque se siente incomprendido y abrumado, un problema con el que se sienten identificados la mayoría de los autistas, pero que rara vez se retrata con simpatía en el cine y la televisión. Lo que hace que esta historia sea aún más singular es que el guionista Tony Spiridakis, padre de un niño autista, ha centrado la trama en tres generaciones de autistas de una misma familia. Mientras tratan de resolver los problemas de la vida de Ezra, su abuelo Stan (Robert DeNiro) y su padre Max (Bobby Cannavale) también resuelven los suyos. Aquellos de nosotros con padres o abuelos autistas podríamos reconocer las corrientes emocionales que fluyen de toda una vida de incomprensión, encarnadas en detalle tanto por DeNiro como por Cannavale.





 

Otro aspecto único de la película es su enfoque de la neurodiversidad. Para empezar, el director Tony Goldwyn insistió en que un actor autista interpretara a Ezra. El productor asociado de la película, Alex Plank, también es autista. El objetivo no era sólo hacer una película auténtica, sino crear un plató accesible para los actores y/o el equipo neurodivergente. Todos participaron en una sesión educativa sobre el autismo, dirigida por Plank, que estuvo en el plató durante toda la producción. El equipo se tomó el tiempo necesario para explorar a fondo el terreno desconocido de un plató con Fitzgerald, ya que se trataba de la primera película del joven actor. Se tuvieron en cuenta factores como la ubicación de los remolques de los actores en relación con el ruido, y se gestionó cuidadosamente la imprevisibilidad del calendario de rodaje y otros factores. "Creo que ayudó a todos", me dijo Plank.

 



El resultado no fue sólo un decorado más accesible, sino una producción en la que los actores podían ayudar a dar forma al arco de la historia, desde las líneas y los gestos improvisados hasta el tono general, que me pareció auténtico como espectador autista. Algunos de los momentos más líricos de la película son conjurados por Fitzgerald, un actor de gran talento que aporta una profundidad poética a Ezra, desde sus arrebatos apasionados hasta los sutiles cambios en su semblante, ¡además de una ecolalia increíble! Mientras que otro director podría haber interrumpido la fluidez de las interpretaciones de Fitzgerald y otros actores con el estruendo de una banda sonora, Goldwyn se resistió a ello. No teme al silencio, lo que hace que la película sea mucho más sólida.

 

En la película, el profesor de Ezra dice a sus padres: "Hoy se ha portado muy mal, y tengo otros alumnos que quieren aprender". Muchos padres de niños neurodivergentes han tenido que apretar los dientes en este tipo de reuniones, pero para un padre autista puede suponer un colapso. Después de todo, las escuelas nos han etiquetado mal, nos han malinterpretado y nos han segregado durante toda nuestra vida; ¿cómo no sentir rabia cuando esta misma actitud se dirige hacia uno de nuestros hijos? Cuando las autoridades de trabajo social obligan a Ezra a tomar Risperidona y a asistir a una escuela para niños con necesidades especiales, el abuelo de Ezra, Stan, le dice a su hijo Max, sin rodeos: "Nada de esto es "especial". Todo es mentira".

 

"La palabra autismo viene del griego: 'en tu propio mundo'", dice Max. "No quiero a Ezra en su propio mundo, lo quiero en este mundo". Es precisamente en este mundo en el que Ezra y Max entran, en mitad de la noche a 55 mph, cuando Max anima a Ezra a alejarse del embrutecedor reino de los trabajadores sociales y las órdenes judiciales para adentrarse en el mundo de ensueño de un campamento infantil fuera de temporada en Michigan, dirigido por su mejor amigo Nick (Rainn Wilson). Este es el primero de varios lugares donde Ezra encuentra momentos de conexión tranquila y el espacio seguro para probar cosas nuevas.

 


Sin embargo, la vida en la carretera también tiene momentos muy estresantes y, finalmente, Ezra suplica a su padre que se ocupe de su agitación interior. A saber: Si todo nuestro dolor se filtra a través de la indignación, podemos quedarnos sin energía para las personas que más nos necesitan. Es una mirada interesante al reto de corregularse en un mundo en el que también hay que luchar por la justicia.

 

En cierto sentido, la búsqueda llega a su fin con el tiempo que aún le queda a la película, pero la historia es mucho más que eso. Gira en torno a una elección central a la que se enfrentan muchas familias: Conformarse y formar parte de un sistema de "intervenciones" francamente terribles; abandonar el sistema por completo e intentar encontrar un nuevo camino; o trabajar dentro del sistema existente y lograr el cambio. En última instancia, las familias que hayan recorrido cualquiera de estos caminos (o todos ellos) probablemente vislumbrarán algo de su propia historia en la película. "Ezra sólo necesita que le vean, le escuchen y le aprecien por lo que tiene que ofrecer", dice Max. Los padres asienten con la cabeza.

 

Como persona autista, tengo muchas esperanzas puestas en cada película o serie que veo con un personaje autista. Sin embargo, las representaciones de los medios de comunicación a menudo han sido desgarradoramente desafinadas. En 2017, la serie británica Pablo rompió el molde contratando a guionistas y actores autistas para hacer algo realmente sorprendente. Ezra continúa esta nueva tradición, demostrando que cuando las personas autistas participan de forma creativa, no solo se refuerza la representación, sino también la calidad de la propia película.

 

Artículo original:


 

 

 

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page