La naturaleza perversa del narcisista




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo / 23/03/2021, Madrid, España

Fotografía: Pixabay



Empezar a comprender la naturaleza del narcisista perverso es una forma de comprender la naturaleza de muchos abusadores que van por la vida destruyendo a los demás sin importar el precio a pagar…

Introducción

Como se ha visto en otros artículos, el narcisista es un ser verdaderamente peligroso, un ser en el cual, su mera presencia implica contaminar todo lo que se tope en su camino. Esto es así porqué su naturaleza es verdaderamente oscura, sea del tipo que sea y sea de la forma que sea.


Lógicamente, no todos tienen la misma intensidad en lo que respecta al grado que tienen del Trastorno de la Personalidad Narcisista, lo que implica que, mientras que unos van a ser como más reservados a llevar a cabo actos de violencia, otros van a ser mucho más devastadores y perversos, pudiendo llegar al nivel de la psicopatía, algo de lo que, por supuesto, por sorprendente que pueda sonar esto, realmente existen de sujetos que, su mera presencia, hace intimidar incluso a las propias autoridades que los vigilan constantemente, pero… aquí no se está hablando de casos muy extremos como lo es el de los asesinos seriales que han llegado a desafiar a la policía hasta el punto de dejar una huella verdaderamente traumática en toda la sociedad.


Aquí de lo que se va a hablar es del narcisista perverso. Un perfil que, guste o no, se está volviendo cada vez más común en la sociedad debido, ya no solo a la ausencia de valores, respeto y educación que hay en la sociedad, sino que también se hace por el sistema que se tiene en la sociedad, un sistema que premia más el estar por encima de los demás que el recordar quienes estuvieron a su lado en sus peores momentos, especialmente cuando estos depredadores, a nivel personal, odian todo eso por motivos que van a mencionarse a continuación.


En este punto, es muy importante que los TEAs que han sido abusados lean esto ya que, la diferencia entre conocer y desconocer esto puede suponer una gran diferencia entre la vida y la muerte, por muy exagerado y extremo que pueda sonar.



Cómo es el narcisista perverso que ronda por ahí en la sociedad

Si hubiera que definir al narcisista, refiriéndose por acá al narcisista perverso, se le definiría como un ser que sus sentimientos y emociones fueron bloqueados por un suceso traumático, ya sea por una negligencia de sus padres, siendo muy especial la presencia de padres narcisistas que se caracterizan por educar a ellos mediante la ausencia y el adoctrinamiento que les implica automatizar al otro para convertirlo en una extensión de ellos mismos, o bien por cuestiones de que no se les pusieron límites a los sujetos cuando eran muy críos.


En cualquiera de los casos, se trata de alguien que, si se le mira de una forma muy objetiva, es considerado como un adolescente no resuelto dado que su psique está estancada en el pasado, pese a que pueda ver el presente como cualquier otra persona. Se le considera así ya que él está atrapado en una especie de trauma que, como mínimo, debe ser una situación lo bastante crítica como para que el desarrollo de su psique sufra un error tremendo que le hace tener unos daños cerebrales lo bastante considerables como para que su cerebro límbico no funcione como es debido.


En consecuencia, el narcisista tiene una inteligencia emocional lo bastante limitada como para ser comparable al de un niño de cinco años en el cual, su mundo solo está limitado para sí mismos… y claro.


Ante esto, la primera característica que se puede decir de ellos es que, en su mundo interno, solo están ellos, solo ellos y solo ellos, y… por muy repetitivo que pueda sonar esto, el hecho de que ellos tengan un mundo tan limitado y pequeño, sin nada más que ellos mismos, incluyendo a su familia que, por mucho que sean sus progenitores y/o que compartan la misma sangre, no estén ahí, hace que estos seres, tengan un vacío emocional muy profundo y doloroso que les hace agonizar y melancolizar de tal forma que, tienen un sentimiento de frustración de la que, en algunos casos, puedan llegar a unos niveles muy elevados, lo que hace que estos sujetos, en general, tengan la siguiente característica, y…


La segunda característica de estos narcisistas perversos es que ellos, a nivel emocional, son inestables. Ahora, el que ellos sean inestables, no quiere decir que ellos sean tan idiotas de estallar de ira y de odio al primero que se tope en su camino ya que se trataría de una situación mucho más extrema y grave que el del narcisista “común”, si es que se le puede decir así. No obstante, el hecho de que ellos tengan una inestabilidad emocional hace que ellos, a nivel personal, puedan tener unas actitudes verdaderamente impredecibles en el sentido de poder llevar a cabo unas reacciones ante las cosas que, ni se le pasaría a una persona que es emocionalmente sana. Cosas como, por ejemplo, el abandonar a alguien a su suerte sin dar explicaciones de ningún tipo, el reaccionar de forma cruel cuando alguien lo está pasando mal o, en el peor de los casos, dedicarse a difamar a alguien con la peor de las intenciones, son una clara señal de que, ni ellos mismos, pueden estar “estables” si no es causando reacciones emocionales a los demás…


Haciendo que la tercera característica de estos seres abusivos sea el de tener una visión distorsionada en el sentido de que ellos se ven como dioses omnipotentes, omniscientes y omnipresentes dado que ellos consideran tanto a todas las personas como a los objetos como extensiones de su voluntad cuyo único propósito de existir es el de servir exclusivamente al mismo narcisista. Todo esto es producto de un reflejo de intentar huir de ese vacío emocional tan aterrador y destructivo que tienen en sus carnes, algo de lo que, por supuesto…


Otra cosa de la que se caracterizan ellos mismos es que, por defecto, tienen una cobardía natural de la que, en algunos casos, recuerda mucho más a los mismos animales que nos podemos topar en la selva que a las personas normales que hay. Y ojo, esto no quiere decir que no puedan existir personas cobardes y empáticas, para nada. Lo que pasa es que el narcisista perverso es alguien que tiene un instinto de conservación de sí mismo de una forma tan enfermiza e insana que, al mínimo peligro que este perciba, no dudará en salir huyendo, especialmente si ese narcisista, por las razones que sean, es perseguido por las autoridades al haber cometido un delito o un crimen, cosa de la que ya ahí estaríamos hablando de un caso mucho más peligroso que el del narcisista “común”.


Pero, las cosas, por sí mismas, no van única y exclusivamente por ahí. Como son seres que solo se tienen a sí mismos, y consideran a todo lo que ven como meros objetos que están para ser usados para así poder saciar al mismo narcisista perverso al considerarse como un dios en el que el centro de atención está en sí mismos, además de ser absolutamente egoístas, son tremendamente hedonistas; tanto son hedonistas que, junto a un egocentrismo y una egolatría que enferma lo irracional, su único propósito en la vida es entusiasmarse de las mil y una formas, y siempre con las ganas de entusiasmarse que, además de ser insanamente intolerantes a la frustración y a los errores, lo que hace que, por sus delirios de grandeza (ver más abajo), consideran que todo es culpa de los demás, suelen ser personas que, dado su vacío emocional de carácter excesivo, están enganchados a algún tipo de adicción, como lo puede ser por ejemplo las redes sociales, los videojuegos, el alcohol, las drogas, el sexo, la pornografía, junto a otras cosas que pueden darse el caso de narcisistas cuya intensidad sea lo bastante peligrosa como para que la policía los busque, es el caso de toparse con contenido de carácter muy oscuro, tales como la pornografía infantil, el gore que llega al contenido snub o, en el peor de los casos, en el asesinato.


Evidentemente, realmente muy pocos narcisistas llegan al extremo de tener estas adicciones ya que, ellos, a nivel personal, saben que, si hacen algo de eso, su imagen pública, algo de lo que para ellos lo es todo, incluyendo algo que está por encima del mismo respirar, quedaría perturbada de por vida, lo que les forzaría a tener una vida completamente anormal en el sentido de tener su vida en la cárcel, algo de lo que, muy rara vez, digo… muy rara vez, van a llegar a adicciones que son ilegales en muchas sociedades cívicas. Si alguno de estos seres llegase a ese nivel, lo más seguro es que se trate de un psicópata por el que, debido a su nivel de narcisismo, sea uno de carácter verdaderamente maligno…


Pero, dejando de lado ese tema, una de las características más importantes es que, los narcisistas perversos, viven exclusivamente de su imagen pública y de su ego, porqué ellos, a nivel personal, solo tienen eso. Consideran su imagen pública y su ego como sus herramientas para poder sostenerse psíquicamente en el mundo debido a que son ellos quienes odian a sí mismos, algo completamente contraproducente en el sentido de que ellos “se aman” a sí mismos en extremo cuando, en realidad, lo que pretenden hacer desde el principio de los principios es amar su fachada de yo grandioso que ellos construyen dado que ellos, sin la fachada, estarían en una situación muy delicada de la que realmente muy pocas personas son testigo de ellos. Una situación en el cual, les haría entrar en un estado de psicosis debido a sus niveles de depresión extremas dado que ya no tienen esos dos elementos que tienen, que son imagen pública y ego… pudiendo llegar a un nivel de locura extrema, que es ahí cuando estos mismos seres se descontrolan por completo, llegando al mismo suicidio.


Si hubiera que seguir hablando de estos seres, estos narcisistas perversos son excesivamente negativos dado que, al tener un vacío emocional del que están huyendo, y… como consecuencia de eso, se crean una fachada de yo grandioso para huir de ello, como la misma vida les hace ver que ellos no son así, hace, en cadena a su exceso de negatividad al odiar la realidad que ven con sus propios ojos, a que estos seres perversos tengan unos niveles de rencor, resentimiento, cólera, ira, odio, rabia, frustración y sed de venganza que son más típicos de los monstruos que de las personas normales, siendo el sentimiento más negativo y notable de todos el de la envidia patológica. Un narcisista, no puede considerarse como tal si no dispone de una envidia patológica a todo el mundo al ser tremendamente conscientes de que ellos, a nivel personal, no pueden ser y tampoco lo pueden alcanzar dado su vacío emocional, causando que ellos, estén en combate con todo el mundo…


La forma en que ellos demuestran estar en combate con toda la humanidad reside en ser verdaderamente mitómanos, lo que, para los TEAs que no sepan lo que es la mitomanía, la mitomanía es la mentira patológica, una mentira de carácter permanente que está en ellos.


Claro, uno puede pensar que nadie sale ganando con mentir a la gente… el problema no es tanto si ellos salen ganando o no en base a mentir a los demás. El problema está en que ellos, están desde que se levantan hasta que se duermen… planeando las artimañas más oscuras, crueles e insensibles que puedan imaginarse, lo que da a lugar a que ellos, primeramente, estudian a los demás como si fueran objetos para que, dependiendo de la situación, ir antes a por una persona o a por otra para luego, acto después, de haber invertido todo su tiempo en destruir a la otra persona, junto a una inquietante experiencia maligna en lo que respecta a manipular y a maquinar a los demás que, salvo que se topen con gente que sepa de esta oscura realidad, salgan desapercibidos de todo el caos y toda la destrucción que estos han causado a su paso.


Como tal, son excesivamente sádicos en el sufrimiento de los demás ya que, además de considerarlo como un acto de justicia dado que ellos se ven como dioses en el que todo daño hecho, ya sea imaginario o real, debe ser pagado con la peor de las humillaciones posibles, disfrutan en extremo de hacer daño a los demás que, para ellos, el orgullo está en destruir, en reírse de los demás y en burlarse de lo ajeno hasta el punto de provocarlos para así poder obtener el combustible del que ellos precisan para así dárselas de dios grandioso ante todo ya que, ellos, solo viven para ser dioses…


Ante todo esto, como se habló antes, ellos suelen ser adictos a una o varias cosas en común ya que ellos son verdaderamente adictos a la adrenalina. La adrenalina se consigue en momentos de conflicto o cuando hay una gran sobredosis de placer que tan solo lo pueden ofrecer esas adicciones a las que están sometidas, lo que hace que ellos tengan una adicción verdadera a la adrenalina ya que eso les permite escapar del vacío emocional que tienen en su interior.


Pero eso no es todo, porqué… como una de las características que tienen es que ellos, a nivel personal, no tienen personalidad (Y sí, si uno conoce a un narcisista, luego los conoce a todos, cosa de la que es cierta, hecho está). Dado a eso, lo que hacen es copiar las características de los demás, incluyendo el hecho de inventarse una historia cuya credibilidad sea enfermizamente verosímil, pero que, en el fondo de su corazón, lo único que ha producido es una estafa emocional a modo de reflejar lo que la otra persona quiere para así poder tenerla enganchada…


Y claro, es posible que uno pueda empezar a preguntar cuál es la relación de reflejar lo que la otra persona quiere al respecto a que solo ellos son imagen pública y ego…


En realidad, la imagen pública y el ego no son más que herramientas que el narcisista perverso tiene para que la gente haga caso ya que él, a nivel personal, es excesivamente dependiente de las reacciones emocionales de los demás para poder sostenerse psíquicamente dada que su fachada de yo grandioso solo se puede mantener mediante las reacciones emocionales de los demás y mediante los eventos del exterior. Si esto no se produce, como se comentó antes, esto los lleva a inestabilizarse hasta el punto de estallar hacia unos niveles de horror y de terror absolutamente indescriptibles, producto de haberse sometido a esa psicosis que luego los puede conducir a una locura extrema.


Debido a todo esto, la siguiente consecuencia es que ellos, a nivel personal, son completamente parásitos de los demás. Es decir, ellos, sin los demás, no son nadie, y… aunque aquí no significa que estos seres tengan que depender de sus padres para poder por ejemplo tener una imposibilidad de vivir su vida de manera independiente, siempre van a encontrarse con víctimas de las que aprovecharse para así poder sostenerse psíquicamente. Y ahí, debido a su naturaleza parásita, les van a sacar, por ejemplo… su estabilidad emocional dado que lo consideran una amenaza para su yo grandioso dado que saben de sobra que ellos son emocionalmente inestables en consecuencia de que ellos no pueden estar en paz por la de conflictos que hay en su interior; sus sueños en la vida porqué, para un narcisista, todo aquello que lo supere es una amenaza para su yo grandioso; su dinero, porqué, debido a sus delirios de grandeza, todo lo que hace está en su derecho dado que son extremadamente libertinos, pero de un nivel de libertinaje completamente carente de límites dado que, para los narcisistas perversos, los límites les implica desafiar a su yo grandioso, cosa de la que pueden llegar a desatar a grandes niveles de ira porqué los límites son considerados por ellos como una forma de provocar su ira; su círculo íntimo, porqué ellos piensan que todo lo de los demás les pertenece a sí mismos dado que viven para ser dioses; y… como caso muy extremo, hasta el causar el suicidio lo consideran un derecho ya que son ellos quienes tienen los hilos de los demás al verse como los maestros titiriteros de todo el plano existencial que hay, pudiendo decidir quien vive y quien muere como si se tratasen de meros juguetes en el que su destino es completamente impredecible…



Este punto es el más importante para los autistas preocupados por la discafobia o capacitismo

Y, por último, para todo narcisista que se considere uno de carácter perverso, todos ellos son intolerantes a todas las opiniones, gustos, ideales y formas de pensar de los demás por considerar a los demás como seres inferiores cuyo único propósito es servir al narcisista como un dios omnipotente en el que ellos son la voluntad de todo lo que hay, y que, el único propósito que tienen los demás no es pensar por sí mismos sino en hacer lo que el narcisista diga, haciendo que ellos, ante cualquier acto de desobediencia, respondan con ira extrema como una forma de asegurarse su poder absoluto en todo el plano existencial…


Y claro, este es un punto por el que quiero resaltar ante todo ya que, un narcisista perverso, un sociópata o un psicópata, cuando se topan con un autista, cuando ven que esa persona no reacciona ni actúa como una persona medianamente normal, su mera presencia le trae una inquina sin igual que le puede traer, si la situación lo permite, una ferocidad animal que les permite poder desatar todo su ser, pudiendo tener acceso a una cantidad de combustible que, como se comentó antes, le puede durar desde días hasta semanas, pudiendo en algunos casos tener un combustible narcisista que le dure de meses a años.


La verdadera explicación a todo esto reside en que, el narcisista perverso, si destruye por completo al autista, pudiendo hasta ser obsesivo con asegurarse su muerte, ya sea en base a causar el suicidio, o… en los casos más extremos, que lo mate directamente, como los narcisistas perversos consideran a los autistas como una proyección de sí mismos, piensan que con destruir esas proyecciones de sí mismos, lo que implicaría para ellos mismos destruir lo poco de humanidad que les queda, teniendo como único elemento de humanidad su aspecto físico de ser humano, es algo que los asciende como lo que ellos quieren verse como los demás, como un dios divino y absoluto en el que lo único que se debe de escuchar a modo de obediencia ciega y fanática es su voluntad.


Ante este caso, sí puede decirse que los narcisistas perversos son verdaderamente discafóbicos o capacitistas, y que ellos, a nivel personal, se han encargado personalmente de incitar el odio a los discapacitados, trayendo consecuencias verdaderamente desastrosas y devastadoras en la vida de ellos, pudiendo tener daños psíquicos, mentales y emocionales permanentes en el cual, puede que lleguen a precisar de alguien que los cuide como su tutor legal debido a los daños a los que fueron sometidos muchos de los autistas en el pasado.


El motivo de todo esa discafobia o capacitismo reside en que los narcisistas perversos, además de ser verdaderamente adictos al poder y al control, algo de lo que también les llena de adrenalina al considerarse como dioses, es que ellos no pueden aceptar ni tolerar que alguien nazca con una discapacidad o, como dicen algunos autistas indignados por considerar el autismo como una discapacidad, una forma distinta de ver la realidad y de procesar la información, debido a que ellos tienen la certeza de que, “el mundo es perfecto porqué ellos son perfectos”, una clara demostración de que, para ellos mismos, todo lo que ven, tocan y sienten, no son más que una extensión de su mente que tiene como propósito llenar ese vacío emocional que tiene en base a lo exterior porqué, si un narcisista considera a un autista como una mera amenaza, no es porqué el autista sea tóxico por naturaleza (Cosa de la que, por supuesto que los hay, pero no siempre se da el caso). Es más que nada porqué ellos consideran a los discapacitados como una gran amenaza a su gran fachada de yo grandioso debido a que ellos, lo que quieren huir ante todo es de la gran carencia que tienen en su interior.



Una conclusión, especialmente para calmar el dolor a los TEAs que han sido abusados

Los verdaderos discapacitados, en ese aspecto, son los mismos narcisistas, seres megatóxicos que tienen una discapacidad emocional absoluta al tener el cerebro límbico completamente devastado… o es tan pequeño que, las emociones que ellos perciben y sienten, son muy limitadas, haciendo que ellos estén todos los días frustrados, tan solo pudiendo calmarse con la destrucción de los demás, cosa de la que, por supuesto, si se topan con un autista, salvo que tengan otros planes para él, no dudarán un instante en desatar todo su odio irracional e inhumano porqué así, en el caso de destruir al autista, consiguen destruir, lo que ellos creen, “esas debilidades” que tienen de sí mismos al tener la enfermiza creencia de que uno es un dios porqué el dios no tiene errores de ningún tipo, lo que hace que ellos, al mínimo error que cometan, van a estallar de ira y de rencor a todo el mundo, incluso a personas meramente inocentes, porqué creen que todo es culpa de ellos porqué ellos, a nivel personal, consideran las responsabilidades como una aberración que les incita a obedecer de forma sumisa, pensando también que obedecer es humillarse, cosa de la que también odian las jerarquías en las que ellos están muy abajo, estando maquinando para estar siempre en lo más alto ya que ellos, ante todo, si luchan contra toda la humanidad, es para incluso imponer a la misma vida su voluntad ante ella ya que ellos tienen un verdadero trastorno de la personalidad (o, en el caso de los psicópatas, desorden de la personalidad, o… en unos casos que se dicen de forma más frecuente, una forma de ser) caracterizado por gozar de hacer el mal a mero placer por considerar el mal como una libertad y el bien como una enfermedad al tener límites morales, éticos y legales que ellos no están dispuestos a hacerlo…


Cosa de la que, un autista, con esfuerzo y dedicación a sí mismo, puede ser mil veces superior en persona a un narcisista perverso, por mucho que él sea poderoso en dinero, seguidores, influencia, bienes materiales y control sobre los demás, elementos que, en el fondo de todo, son meramente de carácter superficial, lo que hace que eso tenga una fecha de caducidad pasado un tiempo…



Entradas Recientes

Ver todo