La profunda angustia de la carrera de farmacia




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo | 14/11/2021

Fotografía: Pixabay



He querido lanzarme a escribir unas líneas porque desde hace unos meses me siento peor.


Me han aumentado varias veces la medicación, he ido varias veces a urgencias pero no me sirve.


El tema que estoy somatizando es claro: la carrera de farmacia.


Es bien cierto que muchos autistas no tienen carrera y tener carrera es algo ya muy duro para un neurotípico, ahora bien, tener dos carreras de ciencias es algo ya espectacular, mucho más para un TEA, más si son biología y farmacia.


Estoy realmente angustiado con el estudio, es horriblemente duro y difícil y no me siento con fuerzas para continuar.


El tiempo se me acaba y lo he apostado todo a la carrera, he reducido mi TEActivismo a ser redactor en autismovivo.org y no tengo tiempo para dedicarme a defender los derechos humanos de los autistas.



Por ello siento que me falta algo, sé que farmacia en la UCM (Universidad Complutense de Madrid) es una de las carreras más difíciles de España y que muy pocos se la sacan, pero ello tiene un premio, tanto sufrimiento, tanta angustia, al final se consigue entrar en un colectivo en el que no hay paro y hay muchas salidas.


Por ello sigo en pie con la carrera, a pesar de que el lema de la facultad es: “estrés, desgracia, ¡viva farmacia!”


He superado asignaturas enormemente duras, pero, ¿y las que quedan?


A partir de diciembre empezaré los exámenes del primer cuatrimestre y todo depende de cómo vayan las notas para seguir o no con la carrera.


He sacrificado muchísimo tiempo, dinero y lo que más pena me da: poder hacer un trabajo de TEActivista y difundir mi palabra por España y por el mundo ayudando como siempre he querido a los autistas.


Todo ello ha sido un coste muy alto, demasiado esfuerzo, demasiada sangre debería decir. Mucho sufrimiento.


A nivel psicológico estoy muy grave, muy hundido, tomo antidepresivos y ansiolíticos, todo debido a la carrera, pero no me es suficiente.


Ojalá algún día todo esto llegue a su fin.


Me quedan once asignaturas por delante, tres años estimo yo junto a las prácticas tuteladas y el trabajo fin de grado, pero probablemente si llego hasta ahí haya sufrido demasiado y sea demasiado mayor.


Solo le pido a Dios que, en un futuro, ser de los primeros autistas de España o el primero en tener las dos carreras de biología y de farmacia y con ello, no solamente escribir y difundir la palabra del TEActivismo, sino también colaborar en la ciencia y mejorar con ello la vida de los autistas.




102 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo