https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

Los beneficios de la Vitamina A para el autismo y TDAH






POR DENISE VOIGHT

Fuente: Autism Parenting Magazine | 22/06/2021

Fotografía: Pixabay.com



La vitamina A es una vitamina liposoluble que desempeña un papel importante en varios procesos biológicos


La vitamina A es una vitamina liposoluble que desempeña un papel importante en varios procesos biológicos. Existen dos formas de vitamina A que pueden adquirirse a través de la dieta, denominadas vitamina A preformada y provitamina A [1, 2].


La vitamina A preformada es un término colectivo para un grupo de compuestos activos más conocidos como retinol, retinal y ácido retinoico, así como una forma que se almacena en el hígado, llamada éster de retinilo [2].


El cuerpo convierte el éster de retinilo en ácido retinoico y lo transporta al torrente sanguíneo cuando el cuerpo lo necesita [2].


Alimentos como la carne (especialmente el hígado), los productos lácteos (por ejemplo, el queso, los huevos, la leche) y el pescado son buenas fuentes de vitamina A preformada.


La provitamina A es la forma vegetal inactiva de esta vitamina, siendo el beta-caroteno el tipo biológicamente más importante. Existen enzimas específicas en el organismo que convierten la provitamina A (por ejemplo, el betacaroteno) en la forma activa que el cuerpo puede utilizar [2, 3].


Este tipo de vitamina se encuentra principalmente en el maíz amarillo, las papayas, las zanahorias, las verduras de hoja verde (por ejemplo, las espinacas, el amaranto), los mangos y la calabaza [1]. Para experimentar los beneficios para la salud de las formas activas o inactivas de la vitamina A, deben consumirse con alimentos que contengan aceites y grasas.


Más concretamente, la vitamina A liposoluble se absorbe más fácilmente en los intestinos cuando se combina con alimentos como tostadas con mantequilla, frutos secos, aceite de oliva o un vaso de leche. Es vital consumir diariamente niveles adecuados de vitamina A porque influye en la cognición, así como en la producción y actividad de diversas sustancias químicas en el cerebro.


Las investigaciones también demuestran que algunos niños que presentan retrasos en el desarrollo, como el autismo o el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), tienen deficiencias de vitamina A [4, 5].


El autismo, en particular, parece estar relacionado con anomalías en la actividad de la serotonina, ya que los niños con esta enfermedad tienden a tener niveles de serotonina significativamente más altos que los niños con un desarrollo típico [6]. Esto parece estar relacionado con una deficiencia de vitamina A.


Un estudio muestra que los niños autistas tienen la tasa más alta de deficiencia de vitamina A en comparación con otros nutrientes (por ejemplo, vitamina B9, B12 y D) y que los niveles bajos de vitamina A están asociados con puntuaciones más bajas en la Escala de Calificación del Autismo Infantil (CARS) [7]. Las puntuaciones de la CARS reflejan el rendimiento conductual y mental. En consecuencia, las investigaciones demuestran que la administración de suplementos de vitamina A ayuda a reducir los niveles de serotonina en los niños con autismo y esto mejora posteriormente los síntomas autistas [4].


Del mismo modo, los niveles bajos de vitamina A pueden afectar negativamente a los niños con TDAH, ya que esta vitamina es esencial para la función cognitiva saludable, el desarrollo del comportamiento (por ejemplo, el comportamiento motivacional), el procesamiento sensorial y la maduración progresiva [5]. Por lo tanto, es importante garantizar que los niños con retrasos en el desarrollo reciban diariamente cantidades suficientes de esta vitamina esencial.


Además, las investigaciones sugieren que los niños con autismo y TDAH tienen en realidad mayores necesidades de micronutrientes que los niños con un desarrollo típico, y esto hace que una intervención nutricional constante sea especialmente vital para los niños con necesidades especiales [8, 9].


Sin embargo, la cantidad de vitamina A que se administra debe controlarse cuidadosamente, ya que complementar la dieta con altas concentraciones de vitamina A puede provocar toxicidad, lo que puede empeorar las deficiencias cognitivas, los niveles de agitación y las fluctuaciones del estado de ánimo [5].


Una estrategia que puede ayudar a prevenir este tipo de problemas consiste en medir los niveles de nutrientes del niño antes de tomar una decisión sobre la dosis de vitamina A que se le administrará. Esto revelará si el niño sufre una deficiencia de vitamina A.


Trabajar con un profesional de la salud que pueda medir periódicamente los niveles de nutrientes puede ayudar a garantizar que los niños con TDAH o autismo estén recibiendo la cantidad adecuada de vitamina A. Este nutriente vital mejora drásticamente la calidad de vida de los niños con retrasos en el desarrollo y deben tomarse medidas para proporcionar a sus cuerpos la porción que realmente necesitan.



Referencias


1. Gilbert C. What is vitamin A and why do we need it? Community Eye Health. 2013;26(84):65.

2. O’Byrne SM, Blaner WS. Retinol and retinyl esters: biochemistry and physiology. J Lipid Res. 2013;54(7):1731-43.

3. von Lintig J. Colors with functions: elucidating the biochemical and molecular basis of carotenoid metabolism. Annu Rev Nutr. 2010;30:35-56.

4. Guo M, Zhu J, Yang T, et al. Vitamin A improves the symptoms of autism spectrum disorders and decreases 5-hydroxytryptamine (5-HT): A pilot study. Brain Res Bull. 2018;137:35-40.

5. Mawson AR. Toward a theory of childhood learning disorders, hyperactivity, and aggression. ISRN Psychiatry. 2012;2012:589792.

6. Kolevzon A, Newcorn JH, Kryzak L, et al. Relationship between whole blood serotonin and repetitive behaviors in autism. Psychiatry Res. 2010;175(3):274-6.

7. Liu X, Liu J, et al. Correlation between Nutrition and Symptoms: Nutritional Survey of Children with Autism Spectrum Disorder in Chongqing, China. Nutrients. 2016;8(5). pii: E294.

8. Delgado-Lobete L, Pértega-Díaz S, et al. Sensory processing patterns in developmental coordination disorder, attention deficit hyperactivity disorder and typical development. Res Dev Disabil. 2020;100:103608.

9. Clayton G, Carrera HA, Martin ER, Morrison D, Bawazir AA. A Biomedical Approach Via Telemedicine in the Treatment of a Child With Sensory Processing Disorder Using Diet and High-dose Biotin Intervention: A Case Report. Integr Med (Encinitas). 2018;17(4):52-58.


Este artículo apareció en el número 106 -Mantener un equilibrio saludable con el TEA: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-106-maintaining-a-healthy-balance-with-asd/


https://www.autismparentingmagazine.com/benefits-vitamin-autism-adhd/


113 visualizaciones0 comentarios