Los falsos amigos y la estafa emocional




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo | 26/10/2021

Fotografía: Pixabay



Voy a hablar de un tema hoy extremadamente sensible.


Los autistas, como otras personas con discapacidad psíquica o intelectual, muchas veces nos sentimos solos, ignorados y sin amigos.


Pasamos mucho tiempo en nuestra casa, solo nos juntamos entre nosotros y no tenemos muchas oportunidades sociales.


Por ello cuando un neurotípico, sobre todo si es mujer, joven y guapa, en el caso de un autista hombre y heterosexual, se nos acerca lo sentimos como un regalo de Dios.


Pero desgraciadamente las cosas no son lo que parecen y con el tiempo se empiezan a escuchar los “ya nos veremos”, “ya te diré”, “es que ahora tengo mucho lío”… en fin, lo que viene siendo darnos largas.


Las personas con discapacidad psíquica o intelectual tenemos grandes carencias de afecto y, por tanto, mucha necesidad.


Necesidad de sentirnos acompañados y queridos.


Por ello, nos duele muchísimo cuando dando el 100% de nuestra amistad al final nos acabamos quedando solos porque la otra persona no quiere.


Porque el regalo de Dios que se nos había aparecido se convierte en un infierno de sufrimiento de que nos sentimos muy solos, como un perro abandonado en medio de la carretera.


Siempre he apostado por hacer amigos neurotípicos, pero la verdad es que nos lo ponen extremadamente difícil.


Y muchas veces somos objeto de la estafa emocional, de ver como una persona neurotípica se nos acerca y luego nos abandona.


Y nuestra alegría se convierte en pensamientos autodestructivos.


Como he contado yo, el año pasado mantuve contacto por wasap con una chica, me emocioné mucho y pensé que era mi amiga y estaba super contento, incluso la regalé mi libro, pero un día me encontré bloqueado de todas las redes sociales y no supe que había hecho mal.


Por ello cada vez tengo menos ganas de relacionarme con neurotípicos, porque me dan muchos palos, desaparecen y eso lo vivo como una estafa emocional, como si al desaparecer de mi vida me arrancasen algo de mí.


Escribo estas líneas muy triste, es normal que muchos autistas o personas con otras discapacidades psíquicas o intelectuales quieran tener amigos o novia, pero cuando les dejan solos, les abandonan, desaparecen… básicamente nos hacen un ghosting se nos quitan mucho las ganas de vivir.


He perdido centenas de amigos neurotípicos y la mayoría no lo he querido, pero no soy su prioridad en su vida y según su criterio tienen mejores cosas que hacer con nosotros.


Estar en un colectivo en el que la mayoría somos hombres hace sentir la soledad y el aislamiento social.


La OMS describe la salud como “el bienestar físico, mental y social del individuo no solo a la falta de enfermedad o dolencia”, por ello creo que por los derechos humanos debemos de mejorar el mundo, usando el TEActivismo y la visibilización, diciendo y escribiendo artículos como éste por más personas autistas.


Pues los artículos de autismo no solo son los que escriben los psiquiatras y los psicólogos, que es la teoría, sino lo que vivimos nosotros en primera persona.


Y el sentimiento de abandono y estafa emocional es uno de los que más nos duelen.




110 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo