Los ruidos




POR MARIO SEOANE

Fuente: Autismo en vivo / 12/12/20, Pontevedra, España

Fotografía: Pixabay



Quiero hablar en este artículo sobre la dispersión auditiva, o como los ruidos para las personas autistas no solo es demasiado molesto, sino que también nos impide concentrarnos. El otro día, estaba en clase y debido a los protocolos establecidos cuando escribo esto, en diciembre del 2020, es obligatorio tener las ventanas abiertas. Durante un rato de la clase, un operario de jardinería estaba trabajando en un lugar próximo a nuestra clase con una maquinaria que hacía mucho ruido. Es en esto cuando yo no podía seguir la clase de la profesora, ya no solo por lo molesto que es, sino por mis dificultades para distinguir los sonidos. Lo que he descrito es el fenómeno de la dispersión auditiva, lo cual consiste en las dificultades para distinguir los sonidos que nos entran a través de nuestras orejas. Esto muchas veces nos puede provocar muchas dificultades para procesar la información y situaciones que nos pueden sobrepasar.


Esto me pasa muchas ocasiones en las aulas o en clase, donde uno está atendiendo a la clase y escucha cuchicheos. Esto me provoca en muchas ocasiones un sentimiento de desesperación, porque en muchas ocasiones es imposible abstraerse. Pero donde más me suele ocurrir es en el ambiente exterior, donde ya no es la primera vez que, debido a la aparición de ruido de coches, de autobuses urbanos, obras… Lugares que ya no es la primera vez que he tenido malos entendidos con personas. Algunos se quedaron en problemas de comprensión lingüística, pero en otros las cosas han ido a algo más. Es por esto por lo que considero necesario que vayamos a unas ciudades más silenciosas y sin ruido. Esto ya no solo me beneficiará a mí, sino que nos beneficiará a todos y todas de evitar cualquier problema relacionado con migrañas, dolores de cabeza, estrés o ansiedad. También me gustaría que en los centros docentes se mantuviese silencio, ya no solo dentro del aula ya que es una cuestión de respeto, de educación y de moral; sino también en el exterior. Hay otros horarios dónde se pueden hacer todas las actividades de mantenimiento pertinentes de jardinería, obra o cualquier actividad que implique ruido en otro horario que no sea el de clase. No es por nada, pero es desagradable eso de tener que estar en clase aguantando cualquier tipo de ruidos. Ya sin diagnóstico. Y para mí es desagradable por el hecho de tener que seguir una clase escuchando ruidos, al no poder hacerlo de forma cómoda.


Vivimos en una cultura muy ruidosa como es la cultura latina, pero creo que si todos nos damos cuenta de que podemos vivir sin ruido, no solo conseguiremos un beneficio para mí y las personas con trastorno del espectro autista, por las dificultades que nos supone, sino para el resto de los mortales, ya que viviremos con mejor calidad de vida.



Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com