Masculino singular




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo / 18/12/2020

Fotografía: Pixabay



Muy buena reflexión de Ignacio Pantoja, que nos invita a tener un pensamiento crítico y único, a pesar de que los medios de comunicación y los políticos nos llaman rebaño y nos callamos.


Hoy, a fecha de dos años de que me intentase suicidar, quiero expresar libremente una opinión, digo libremente porque los seres humanos desde que hemos aparecido en la faz de la tierra hemos dejado muchas muertes por la libertad.


Y la libertad no se trata de insultar, amenazar y vejar por las redes sociales como han hecho ciertas personas conmigo, sino de escribir nuestra opinión de manera razonada, como yo hago.


Quiero decir como el autista de la película “Me llamo Khan” que dijo aquello de: “soy musulmán y no soy un terrorista” que yo, Ignacio Pantoja, “soy un hombre heterosexual y no soy un opresor”.


Y vengo a decir esto porque muchas personas, sobre todo de extrema izquierda, con actitudes totalitarias y violentas me han negado que, por el hecho de ser hombre y heterosexual, haya podido sufrir discriminación.


Ya he contado cientos de veces las humillaciones y torturas a las que he sido sometido en mi colegio, en el colegio concertado al que fuí de adolescente y el aislamiento y marginación sociales que sufrí en la facultad de biología de la universidad autónoma de Madrid.


De ahí mi rabia y mi indignación cuando ciertas personas agresivas y de izquierdas, consumidas en ideologías extremistas, me niegan que yo haya podido ser discriminados o maltratado.


Lo que venga del PSOE, Podemos y los otros partidos de coalición del gobierno que sea favorable a nuestro colectivo, si alguna vez se preocupan por él, yo lo aplaudiré, pero lo que no hagan en mi libertad de expresión lo criticaré como me parezca conveniente.


Estos últimos años, sobre todo del siglo XXI, ha surgido una censura, un sistema de pensamiento único, muy parecido a lo que nos hablaba George Orwell en 1984: que viene a decir que las únicas personas oprimidas pueden ser mujeres o personas del colectivo LGTBI, ninguneando a los demás colectivos que sufrimos opresión, incluido el colectivo TEA.


Y no puedes decir nada, hay un silencio brutal, de gente llena de pánico a que se la insulte o se la amenace por pensar diferente, como me ha sucedido a mí por las redes sociales e incluso con otros supuestos TEActivistas.


Si la gente no sabe lo que es ser autista y la discriminación que conlleva, entonces que no opine desde la ignorancia, que no opine si ser LGTBI sufre mayor discriminación que por ser autista, que no opine que las mujeres sufren más discriminación de la que he sufrido yo, que una mujer por ser autista u otro autista por tener el género X no diga, a pleno pulmón, pisoteándome mi voz que ha sufrido más discriminación que yo por ser del género masculino singular.


Y esta es la hipocresía moral de la izquierda, el decirnos cómo debemos pensar y actuar y obligarnos a asumir quiénes estamos discriminados y quienes no lo estamos.


De repartir carnets de discriminación.


Yo, Ignacio Pantoja, sé por lo que he pasado y lo que he vivido y el miedo que siento, no tienen derecho a insultarme y a amenazarme hasta que intente quitarme la vida por defender que he sido discriminado, por defender mi opinión.


Al final los partidos de izquierdas (esos que siempre salen los días tan señalados, pero que el 2 de abril están callados totalmente) están creando una nueva realidad y un pensamiento único.


Ya explicó George Orwell los conceptos de nuevalengua, blanconegro en su novela 1984, novela que debería leer todo el mundo por lo menos una vez en su vida.


Y es que la opresión, el machaque continuo por las redes sociales, hacen que los que pensamos de manera diferente nos tengamos que callar y vivir bajo las botas de estas personas.


Y es así tristemente, si quieres hablar tienes que pasar por la censura, por la amenaza, no eres libre de decir lo que quieras si no quieres que te agredan verbalmente.


Por eso quiero dar las gracias a autismovivo.org por darme este lugar donde pueda dar mi opinión.


Porque ser hombre heterosexual no te convierte en un opresor, el ser autista ya lleva tal peso de discriminación en este mundo como para que te caiga la del pulpo un millón de veces.


Y lo que voy a luchar desde mi TEActivismo, a riesgo de que me intenten quitar la vida otra vez, es de tener voz propia, de representarme a mí mismo sin que lo hagan los demás, de ser YO, con mi libertad y mi opinión y de que no sean por mí.


De no decir que SÍ cuando es que NO.



Atentamente, Ignacio Pantoja.


Entradas Recientes

Ver todo