https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Mi hija no habla




POR GABRIEL MARIA PÉREZ

Fuente: Univers Àgatha | 29/05/2022

Fotografía: Pixabay



Una nueva semana laboral, nueva semana de coles para los peques, nueva semana de gimnasio para los musculitos y para los bien concienciados de hacer algo de ejercicio, que es muy bueno para la salud.


Me levanto como cada mañana a la misma hora, me preparo el primer y único café con leche con cafeína del día, voy al baño y tras salir, me tomo un pequeño ágape y me dirijo hacia la entrada.


Ahí está Ivy, mi gatita, un poco demasiado gorda ella, dándome la despedida, como cada día.


Antes de marchar decido volver al comedor, abro sigilosamente la puerta de la habitación de Àgatha i veo con satisfacción que está inmóvil y, por lo tanto, bien dormida.


Atrás ha quedado la última gran crisis a la que sobrevivimos, ahora ya hace unos meses, si bien esta semana ha vuelto a estar muy inquieta y nerviosa.


Hemos tenido que perseguirla para darle las comidas del día, porque se tiraba al suelo o salía corriendo.


Las dificultades con ella, a causa de su no verbalismo son grandes y problemáticas, ya que, como no expresa con palabras lo que le pasa, a los que convivimos con ella se nos hace muy complicado averiguar si tiene algún dolor o simplemente un malestar derivado de sus hormonas en vilo, debido a su adolescencia.


Ella no habla, pero su cuerpo y su mirada denotan algún tipo de avería...


Alrededor de un 25-30% de individuos con autismo son no verbales, o sea, no poseen lenguaje oral, y para establecer algún tipo de terapia de comunicación se utilizan sistemas como los pictogramas, lenguajes de señas y otras alternativas, como agendas digitales e incluso la musicoterapia, que puede estimular o dirigir esa comunicación.


Un pictograma es un tipo de gráfico cuya información se realiza a través de dibujos. Podríamos decir que se trata de un dibujo simple el cual, sin necesidad de acompañarlo con un texto explicativo, es capaz de trasladar un mensaje concreto, como comida, paseo, baño, cama(dormir), etc.


La Agenda digital es un programa informático que emula el comportamiento de las agendas convencionales, de manera que los usuarios pueden completar su programación de actividades y estructurarlas durante su vida diaria. El programa permite crear rápidamente diferentes actividades que conformen la agenda diaria, semanal, etc., y que se puede consultar o bien trabajar con ella sobre el ordenador. Este programa utiliza mayoritariamente los pictogramas.


Con mi hija hemos intentado infinidad de acciones para poder encender esa comunicación, pero ella se pierde, no atiende, se pone nerviosa y abandona o simplemente se escabulle rápidamente.


A pesar de su huida, vas a buscarla, vuelves a probar, pero de nuevo se queda mirando al vacío hasta escabullirse rápidamente.


No creo que sea un deseo de no querer que se la moleste, pienso que sencillamente es un “no entiendo”, y esa incomprensión la estresa y provoca que finalmente bajes la intensidad y prefieras verla calmada y relajada.


Llegados a este punto, dados ya sus veintidós años, hemos optado por no presionarla e intentar darle mucha suavidad y calidez en nuestras acciones con ella.


A su modo lo agradece, en ocasiones con el aleteo de sus cucharillas de juguete al aire, en otras, apoyándose dulcemente contra ti, otras más, con esa reluciente sonrisa que cambia el sentido de todas las malas vibraciones que se desvanecen.


Además, ella ya expresa, a su manera, algunas actitudes en sus hábitos cotidianos que los que pasamos la mayoría de tiempo con ella identificamos, como tener hambre, sueño, quizás dolor, alegría, nervios, sed...


Como digo, identificamos, pero, ¿cuántas veces habremos interpretado algo que realmente no era lo que ella parecía expresar?


Infinidad, seguro.


Insisto en la expresividad luminosa de su sonrisa, esta luminosidad que da a entender que está feliz.


Eso es lo que más deseamos y buscamos cuando pasan demasiados días sin aparecer.


Por eso me voy ahora mimo a su encuentro y le hablaré así de bajito al oído, o le tararearé una pequeña melodía mientras le hago unas caricias, a ver si consigo que me sonría, aunque solo sea un poquito.



253 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page