¡Mi mundo es maravilloso!

Actualizado: 10 de sep de 2020




POR JORDI PERA SEGARRA

Fuente: Autismo en vivo

Fotografía: Bing Images

Barcelona, 04/08/2020

Los Asperger tienen un cerebro diseñado para llevar a cabo tareas intelectuales principalmente, y esto es también lo que más les estimula. No es de extrañar, pues, que la realización de tareas de su interés especial sea lo que más felices les hace.

Recuerdo en uno de los empleos en que más aprendí y disfruté, que me pasaba un montón de horas extra trabajando feliz y apasionadamente. En una ocasión, una compañera del trabajo me dijo que yo estaba siempre en “mi mundo”, y yo pensé que tenía razón, pero es que ¡mi mundo era maravilloso! Poco se podía imaginar aquella chica lo bien que me lo pasaba yo haciendo aquel trabajo.

Durante las primeras semanas mi jefa estaba descontenta conmigo porque iba más lento de lo deseable, por mi carácter perfeccionista, y me sentía amenazado de ser despedido, llegando a pensar no sólo que por favor no me echaran, que por gusto hasta trabajaría gratis o incluso pagando, de lo bien que me lo pasaba… Por suerte, no sólo no me echaron, sino que me promocionaron al poco tiempo.

He conocido otras personas Asperger y he percibido más o menos la misma sensación de felicidad sublime en la realización de su actividad de interés especial, que en bastantes casos coincide con su actividad profesional, por más que a veces se lleva a cabo bajo excesiva presión por lo que desearía el Asperger, más orientado a la perfección que a la eficiencia.

La verdad es que realizar una actividad de interés especial, normalmente de tipo intelectual y en solitario, resulta una fuente de placer constante e inagotable. Como un orgasmo intelectual continuo. Tu cerebro siempre quiere más, casi como una adicción, aunque sólo desde la motivación del placer y no de la necesidad, pero el resto de tu existencia, tus necesidades y compromisos, te limitan inevitablemente.

Recuerdo que llegué a trabajar noches enteras, aprovechando mis horas de máxima lucidez por la noche, también gracias al mayor silencio y tranquilidad que se respira en dichas horas. Hay que decir que al final enfermé de tanto trabajar, con problemas en las tiroides. Llegué a tomar consciencia de que aquel trabajo me gustaba demasiado, pero es que nada me hacía tan feliz…


Con el tiempo uno aprende a dosificar el esfuerzo para evitar problemas de salud, pero la tendencia a escaparse a su mundo es inevitable y es sana en la medida que es una fuente de bienestar emocional insuperable. Uno aprende que el cerebro necesita descansar, respirar y desconectar también de la actividad que más placer le produce, para lo que es conveniente la vida social y las actividades al aire libre, especialmente el deporte, para cargar las pilas y seguir disfrutando del interés especial con energías renovadas.

Una de las soluciones ideales es la mixta, que constaría de una dosis de vida social, deporte u otra actividad de desconexión durante un rato cada día, para poder mantener un rendimiento aceptable cuando se debe o se quiere trabajar sin días de descanso completo.

En cualquier caso, para cualquier persona Asperger, merece la pena buscar actividades que puedan resultarle tan gratificantes. No siempre se encuentran con facilidad, sino que a veces se descubren desde la búsqueda por curiosidad, quizás al cabo de bastante tiempo y después de haber invertido tiempo en formarse para dicha actividad. Sobra decir que no hay inversión mejor que ésta. Es un seguro de vida y de felicidad.

45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com