Necesitamos mejores estrategias para apoyar a los autistas mientras la crisis de COVID-19 continúa