Pueblos Asperger friendly

Actualizado: jul 12




ALEX GARCIA

Fuente: Autismo en Vivo | 07/07/2021

Fotografía: Pixabay.com



La forma de ser Asperger es incompatible en cierto modo con la de los neuro-típicos. Sin embargo, uno de sus puntos fuertes es su capacidad de generar confianza, gracias a su integridad.


Es conocido que una de las grandes diferencias entre los pueblos y las ciudades es que en los pueblos todo el mundo se conoce y se sabe más o menos lo que se puede esperar de cada cual. La reputación social es clave para socializar, mientras que en las ciudades el anonimato juega más a favor de los neuro-típicos, en la medida que la capacidad de socializar a corto plazo es más importante que la integridad en muchos casos.


Está claro que las reglas de juego son bastante diferentes en uno y otro entorno. En un pueblo es donde un Asperger puede más fácilmente encontrar su zona de confort, también por la mayor tranquilidad del mismo. Más allá de esta distinción, dada la dificultad de inserción laboral de las personas con autismo, sería buena idea desarrollar pueblos específicamente atractivos para personas con autismo, con proyectos de inserción laboral desarrollados para este colectivo.


Esta sería una forma fácil de ganar población, dada la tendencia a la despoblación de las zonas rurales y la consecuente necesidad de repoblación de las mismas. La dimensión del colectivo de personas con autismo no es nada despreciable, siendo alrededor del 1.23% de la población española, suman más de medio millón de personas. Es sin duda una oportunidad que bien merece ser estudiada.


Los proyectos de inserción laboral pueden estar dedicados a temas de programación de software, pero también muchos otros. En este sentido, es conveniente que estén bien comunicados con ciudades en las que haya variedad de oportunidades laborales. A partir de ahí, la tendencia al tele-trabajo juega muy a favor del colectivo Asperger, por lo que no les sería necesario salir del pueblo más que de vez en cuanto.


El punto clave sería que en dicho pueblo se sentirían como uno más, no como el nuevo vecino raro. En este sentido, la Fundación Disgrup está llevando a cabo un proyecto de repoblación aprovechando casas de campo en Cataluña como residencias para personas con distintos tipos de discapacidad, complementando dicha casa con pequeñas viviendas prefabricadas para darle más capacidad. Es un proyecto auto-sostenible y fácilmente replicable, por lo que se espera que puede tener éxito en un plazo de tiempo relativamente corto.

88 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo