Reflexiones y pensamientos de un TEA




POR ÍÑIGO ZABALLA

Fuente: Autismo en vivo | 13/08/2021

Fotografía: Pixabay



Sinceramente, no entiendo por qué la sociedad nos maltrata y nos repudia a los TEA, que en mi más sincera opinión, somos gente normal pero con una forma diferente de pensar, vivir y sentir diferente.


No creo que seamos tan diferentes al resto, aparte que lo que quiero dejar clarito es que no por el hecho de ser TEA tengamos que ir al psicólogo, porque son profesionales que ayudan a todo tipo de gente y sobre todo son profesionales cuyo trabajo es ayudar a la gente con problemas y no hacerse amigo de ellos; la gente sin TEA tampoco tiene la vida mejor y resuelta como para tener amigos o pareja y en ocasiones van al psicólogo.


Yo en el colegio por el hecho de ser TEA siempre estuve solo y no tuve amigos, a causa de ello los findes era más de estar en casa haciendo deberes y estudiando los exámenes. En aquella época de casa solo salía para ir a la compra con mis padres, ir a reuniones familiares y poco más.


Los profesores del colegio, al igual que los psicólogos, son profesionales que hacen su trabajo y no son ni serán jamás tus amigos por mucho afecto que les tengas; yo pienso que la gente con la que quise salir en mis colegios son gente que mentía para no hacer daño, porque no me creo que, estando en secundaria, la gente esté liada haciendo todo tipo de recados o cosa parecida.


El confinamiento para mí fue claramente un retroceso, igual que cuando iba al colegio: de estar todo el día en casa los fines de semana sin apenas hacer nada, de hecho los findes de confinamiento para mí fueron solo un día más y en los que me hinchaba a comida basura que luego te sienta fatal. Estuve tan mal que llamé al teléfono de asistencia psicológica siete veces, pero solo tuve feeling con una psicóloga en particular, por que básicamente éstos solo eran voluntarios que pusieron a toda prisa y sin una organización adecuada; a pesar de ser TEA durante el confinamiento no salí ni un día hasta que empezamos la desescalada. De hecho en los paseos me encontré a mi primer compañero de trabajo en meses y fue fantástico.


Actualmente ansío que a mi empresa vuelvan más compañeros, porque a mi empresa, además de trabajar voy a socializar con la gente y con muchos me llevo bien. Por eso el teletrabajo lo llevé mal de principio a fin, porque yendo a la empresa es como tengo una organización adecuada y un horario fijo, en casa prefiero descansar cono todo hijo de vecino.


El ir a misa a raíz de una promesa que le hice a un sacerdote con el que me confesé allá por octubre-noviembre es lo que me ha hecho creer y confiar en Dios, porque pienso que me escucha y eso es lo que hace que actualmente el panorama esté mejorando.


Como TEA me saqué una carrera, un máster, me fui ocho meses a Reino Unido y me emancipé; la gente neurotípica no siempre lo tendrá fácil para sacarse títulos y todo eso, y lo digo porque muchos neurotípicos que había en mi segundo colegio eran muy vagos y algunos eran gente desagradable y maleducada. Yo pienso que para sacarse una carrera o lo que sea, hay que estudiar y tomárselo en serio y no pensar que, por ser neurotípico, lo vas a tener todo más fácil.


Que los TEA también tenemos sentimientos a ver si se enteran ya de una vez los neurotípicos, que la mayoría nos repudian y se creen mejores que los TEA, pero si analizan las cosas deberían darse cuenta de que ellos tampoco lo tienen más fácil para tener amigos, pareja, trabajo o un título universitario por que las cosas no funcionan así.


Las chicas son quienes deberían comprender a los TEA que ese es el punto que les falta, si a la postre se pretende una relación de pareja, pero sobre todo, que dejen los neurotípicos de mentirnos de forma descarada para no hacernos daño, que ya está bien, que somos gente con sentimientos y, además, la vida no es todo estar ocupado haciendo recados o ir a jugar con el vecino del quinto.





Entradas Recientes

Ver todo